Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Canarias reajusta su plan de urgencias ante Sánchez tras un agosto crítico

Torres reclamará de nuevo el viernes en la Conferencia de Presidentes la necesidad de medidas específicas para evitar una situación de emergencia social en las Islas

Canarias reajusta su plan de urgencias ante Sánchez tras un agosto crítico

Canarias reajusta su plan de urgencias ante Sánchez tras un agosto crítico

Agosto ha sido un mes crítico para Canarias y todo apunta a que la situación no cambiará a corto plazo. Durante las últimas semanas no han cesado de producirse malas noticias en el Archipiélago, especialmente por la preocupante escalada de rebrotes del coronavirus en todas las Islas, sobre todo en sus capitales, y por la incesante llegada de pateras a sus costas. La confirmación de que la temporada turística de verano ha sido un desastre y de que no mejoran las perspectivas para los meses de otoño e invierno se ve ahora agravada por la escalada de la Covid 19, y por la incapacidad del Gobierno central de asumir la gestión de la cuestión migratoria. Estos dos elementos marcan la nueva etapa política y la agenda de las relaciones entre Canarias y el Estado, en la que el Gobierno regional trata ahora de ajustar sus prioridades en los días previos a la celebración, el viernes, de una nueva Conferencia de Presidentes, esta vez telemática.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, participará en esa nueva cumbre en un contexto muy distinto al de la celebrada el 31 de julio en La Rioja. Si en aquel momento Torres puso el énfasis en la búsqueda de medidas que ayudaran a mantener un corredor turístico para Canarias que limitara la crisis del sector, así como en el reparto de los fondos europeos de reconstrucción que asumiera la singularidad canaria en este sentido, ahora, sin perder de vista estos mismo asuntos, se verá obligado a incidir en el espectacular incremento de llegada de pateras al Archipiélago y en la necesidad de que el Gobierno central mejores los sistemas de detección, y que asuma la atención a los migrantes.

El presidente regional ya expuso este problema en la conferencia de julio, pero sin la urgencia a la que ahora se ve obligado, agravado además por su posible incidencia en la situación sanitaria como consecuencia del preocupante repunte de la pandemia. Aunque este asunto no está en el orden del día de la cumbre de presidentes, parece evidente que tendrá que abordarse paralelamente a la de la propia coordinación entre el Estado y las comunidades para hacer frente a la propagación de los contagios.

En teoría, el principal asunto que abordará la reunión es el reparto de los fondos europeos de reconstrucción, sobre el que Torres ya reclamó una atención singular para Canarias por ser la comunidad más afectada por la crisis económica y a su condición de región ultraperiférica. La evidencia de que el sector turístico no se recuperará a tiempo para levantar la temporada alta canaria dará argumentos al presidente regional para insistir en sus reclamaciones. Incidirá en la necesidad de implantar PCR en origen en los países emisores de turistas, así como en su propuesta de crear una tasa aeroportuaria de ámbito europeo para financiarlos, que Madrid no ha traslado de momento a los socios comunitarios. En todo caso, el Gobierno regional busca a través de los fondos de reconstrucción la implantación de medidas de recuperación del sector turístico y quiere presentar antes de final de año los proyectos a los que parte de estos fondos están sujetos.

Más allá de los objetivos y urgencias que Torres plantee en la Conferencia de Presidentes del viernes, Canarias afronta los próximos meses como el último plazo para evitar que la actual crisis sanitaria y económica se convierta en un desastre social. Para ello necesita que algunas de las otras cuestiones fundamentales de la agenda estatal se vayan despejando. La primera es la prórroga de los ERTE, que debe garantizar que se aplica en el caso canario no solo al sector hotelero, sino a todas las empresas que dependen del turismo.

El otro gran elemento sobre el que Canarias pondrá el foco son los Presupuestos Generales del Estado para 2021, para cuyo apoyo el Gobierno central busca acuerdos parlamentarios y mañana emprende una ronda de negociaciones. Las nuevas cuentas estatales no sólo deben garantizar mejores inversiones en las Islas en cumplimiento del REF y el Estatuto, sino dar cobertura a las urgencias sobrevenidas por la pandemia y sus brutales consecuencias. Los Presupuestos serán la verdadera piedra de toque sobre la disposición del Gobierno de Sánchez de asumir medidas específicas para paliar la situación de emergencia social en las Islas.

Presupuestos de emergencia

En el ámbito político, todo depende ahora de que el intento de Sánchez de pactar los Presupuestos con Cs no se vea sometido al veto de su socio de gobierno, Unidas Podemos, como ha amenazado. En este contexto, está por ver qué papel pueden jugar las dos formaciones nacionalistas canarias, CC y NC, para incorporar mejoras al proyecto presupuestario, aunque de entrada no podrían condicionar su aprobación al no ser imprescindibles para ello, según la mayoría con la que trabaja el Gobierno -los 176 escaños que sumarían PSOE, UP, Cs, PNV, Más Madrid, PRC y Teruel Existe-.

Previamente a este debate, otro asunto sobre el que Canarias mantiene vigilancia es el decreto para el uso del superávit por parte de cabildos y ayuntamientos. El acuerdo alcanzado por el Ministerio de Hacienda con la FEMP no tiene ni de lejos el apoyo parlamentario necesario y tampoco de la mayaría de ayuntamientos y cabildos canarios.

Sobre todas estas materias plenea la posibilidad de una estretegia compartida de los parlamentarios canarios en Madrid a través de un 'frente común', propuesta por los empresarios turísticos, y ante la que el PSOE de las Islas tiene dudas. Mientras algunos, vinculados a la Ejecutiva regional, lo rechazan por considerarlo hostil contra Sánchez, otros, especialmente los propios diputados y senadores, creen que deben implicarse en él a fondo para no ser vistos como más fieles a las consignas de partido que a los intereses de Canarias.

Compartir el artículo

stats