Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Foro Canario de la Inmigración

El Estado busca a marcha forzada centros propios que acallen el clamor en las Islas

Carmen Calvo organiza una cumbre de ministros para abordar la crisis migratoria en Canarias - Hana Jalloul presume de haber creado 700 plazas en complejos turísticos

Reunión del Foro Canario de la Inmigración. . ANDRÉS CRUZ

El Estado busca a marchas forzadas espacios propios para albergar a los migrantes que duermen en el muelle de Arguineguín, residencias escolares, pabellones deportivos o que están siendo trasladados a establecimientos hoteleros ante la falta de infraestructuras estables. El malestar del Gobierno de Canarias, ONG, Policía Nacional, partidos políticos y agentes sociales y empresariales de las Islas ante la inacción del Estado en el repunte de migrantes ha provocado que el Gobierno de España convoque hoy una cumbre entre ministerios, ante una situación que se ha desbordado y que está generando serios problemas dentro del propio PSOE. Significados dirigentes canarios socialistas, entre ellos el presidente Ángel Víctor Torres, la alcaldesa de San Bartolomé de Tirajana, Conchi Narváez o el regidor del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, han alzado la voz al Ejecutivo de España en demanda de espacios dignos y permanentes, y no trasladar a migrantes a hoteles, una decisión de la Delegación del Gobierno que ha generado numerosas críticas

La gota que ha colmado el vaso ha sido que el ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, decidiera posponer su visita a Canarias prevista para hoy y que fue anunciada por el presidente canario, así como la respuesta que dio el dirigente estatal posteriormente de que nunca había confirmado la fecha de su traslado a las Islas, dejando en entredicho a Torres.

El presidente canario prefiere no polemizar con el ministro de su partido, pero recuerda que el 5 de agosto hubo una reunión donde se produjo un compromiso de que Escrivá visitaría Canarias la primera semana de septiembre. El día 13 de agosto se trasladó desde el Ministerio que la visita sería el 2 y el 3 de septiembre. Cuando se acercó la fecha dijeron que no podía: se pasaba al 7. Luego manifestaron que el 7 tampoco podía ser porque coincidía con el Pacto de Toledo y se trasladó al 10 y el 11. Y el día 7, lunes, -con numerosas pateras llegadas el fin de semana- vuelven a manifestar que no puede venir y verán si puede ser sobre el 20 de este mes. Ante este baile de fechas, sin tener en cuenta la dura presión migratoria que sufre Canarias, el pasado lunes, cuando supo que no venía Escrivá, Torres explotó y mostró su profundo malestar ante este plantón, levantó el teléfono y llamó a la vicepresidenta Carmen Calvo. Ante el clamor de Canarias porque los migrantes duerman en condiciones duras de insolación y sobre el suelo en el muelle de Arguineguín, entre otros lugares, y, como solución transitoria, se les esté derivando a hoteles, el Gobierno de Pedro Sánchez se está empezado a poner las pilas. Sobre la marcha, Calvo ha convocado para hoy una reunión interministerial para abordar el problema de la ruta migratoria que afecta a Canarias. Esto se produce siete meses después de que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, viajara a las Islas en febrero por el repunte migratorio y dijera que estaba controlado.

En un receso del Foro Canario de la Inmigración, convocado por la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, Torres indicó ayer que en la reunión de hoy en Madrid intervendrán los ministerios de Migraciones, Interior y Asuntos Exteriores, y recalcó que la primera solución que se exige al Estado es que los espacios de titularidad pública para inmigrantes se ocupen con urgencia. Al Foro de Inmigración acudió por vía telemática la numero dos del Ministerio de Migraciones, la secretaria de Estado, Hana Jalloul, y aunque se invitó a la Comisaria de Interior de la UE, Ylva Johansson, el Gobierno canario recibió sus excusas por su apretada agenda y contestó que en su lugar mandaría a un técnico, que tampoco acudió al encuentro. Por tanto, en nombre de la UE vino solo el eurodiputado canario del PSOE, Juan Fernando López Aguilar, presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento europeo. Al foro asistieron representantes del Gobierno canario de distintas áreas, miembros de ONG, de la Federación Canaria de Municipios, y el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, como representante de la Federación Canaria de Islas (Fecai), ademas de empresarios, sindicatos y asociaciones vecinales.

La relación entre los ministerios de Migraciones y de Interior con Canarias está al rojo vivo. Ayer en el foro se percibió esa tensión después de que la secretaria de Estado defendiera la gestión del Gobierno de España tras una duras palabras de Morales y dijera que Escrivá no había dado plantón a las Islas, ante lo que el propio Torres le replicó que eso sí se había producido, detallando las citadas fechas, además de relatarle a Hana Jalloul paso por paso lo que está ocurriendo en las Islas.

Tras el encuentro, Jalloul insistió en un comunicado que nunca se ha anulado esa visita de Escrivá y afirmó que el Gobierno de España responde "y no lo hace de forma espontánea ni improvisada", como se le achaca desde Canarias. Dice que hay un plan de choque en marcha y ya se ha habilitado un centro de migraciones propio en Tenerife, y se está trabajando en otros dos espacios de gestión estatal en distintas islas en Canarias, en cuya búsqueda e instalación llevan "desde hace varios meses".

La secretaria de Estado presume ademas de que se han creado 700 plazas, se supone que las turísticas, en las dos últimas semanas, y afirma que Canarias es "una prioridad" para el Gobierno de Pedro Sánchez, pese a que el repunte migratorio empezó con fuerza hace un año y desde entonces se están buscando recursos para cobijar a los migrantes y se han tenido, al final, que derivar a complejos de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, lo que ha levantado polémica entre los dirigentes de estas islas que no creen que sea la solución idónea, entre empresarios y en las redes sociales.

El presidente canario lanzó ayer un mensaje para evitar que esta situación derive en brotes de xenofobia. Lo mismo hizo Jalloul, que lamenta que "algunas minorías, con fines partidistas, llenen las redes sociales de bulos e imágenes falsas que no hacen más que atizar el odio hacia los migrantes".

La secretaria de Estado de Migraciones defendió también la gestión del delegado del Gobierno en las Islas, Anselmo Pestana, después de que partidos como el PP y Ciudadanos hayan pedido su cese por la improvisación con la que se ha actuado en albergar a los migrantes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats