Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria Críticas a las instituciones

El ayuntamiento de Agüimes y el Cabildo, en el centro de las críticas

"Los de la cooperación desde la lejanía son los que se opusieron a que se montara una carpa en Agüimes", acusa el socialista Diouf

Imagen de uno de los migrantes que esperaba ayer en el muelle de Arguineguín a ser realojado. JUAN CARLOS CASTRO

PP y PSOE pusieron ayer al Cabildo de Gran Canaria y al Ayuntamiento de Agüimes en el centro de las críticas sobre la situación que se vive en el muelle de Arguineguín (Mogán), convertido desde hace 16 días en un campamento de inmigrantes. Desde el PP se acusa al presidente insular, Antonio Morales, de "despreocupación" por el repunte en la llegada de pateras que sólo en lo que va de semana ha dejado en la Isla más de medio millar de personas; desde el PSOE, el diputado Luc André Diouf señala a los que bloquearon el centro que Cruz Roja había montado en la zona industrial de Arinaga como los culpables de la actual situación. "De estar ahora en funcionamiento el campamento de Arinaga no estaríamos hablando de emigración", subrayó ayer el diputado socialista a Cope Canarias.

"Los de la cooperación desde la lejanía son los que se opusieron a que se montara una carpa en Agüimes con todo lo que pudieron alegar", señaló Diouf en referencia a la oposición de la corporación local, presidida por Nueva Canarias, que hace gala de su programa de ayudas internacionales y que presionó, apoyada por los empresarios de a zona, hasta que Cruz Roja tuvo que dar marcha atrás y enviar todo el material para la instalación a otro centro en Murcia.

"De la misma forma", señaló el socialista, "que hay instituciones que no han colaborado ni con el Gobierno de Canarias ni con la Delegación del Gobierno de España en la cesión de instalaciones", han mirado para otro lado, insistió.

"Frente al esfuerzo realizado por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria o el de Arucas con los menores", hay otros a lo que no se les ha visto. "No sé que está pasando, estamos hablando de personas que huyen para mejorar su vida", subrayó Diouf.

En el mismo sentido, el Grupo Popular en el Cabildo de Gran Canaria ha criticado "el desinterés" de Antonio Morales por la crisis migratoria.

Los populares denuncian que Morales -anuncia para hoy un visita al muelle de Arguineguín, un día después que el presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres, y cuando hay intención de empezar a desmontarlo- ha retraso todo lo posible el Pleno extraordinario que se solicitó en agosto por los grupos políticos del Partido Popular y Unidos por Gran Canaria-CC "a fin de abordar la situación de emergencia que vive la Isla ante el incremento de la inmigración irregular y la falta de recursos alojativos para su acogida".

"Como el presidente del Cabildo estuvo todo el mes de agosto de vacaciones, en pleno repunte de la llegada de pateras y cayucos a nuestra costa, tuvimos que ser los grupos de la oposición quienes tomáramos la iniciativa para aportar soluciones urgentes a este drama humanitario", explica el portavoz del PP, Marco Aurelio Pérez, en un comunicado.

Sin embargo, la opción de Morales ha sido llevar hasta el máximo los plazos permitidos por el reglamento para la convocatoria, de manera que el pleno no será antes del viernes 25 a las 17:00horas, después de la celebración del ordinario del mes, "con la única intención de restarle trascendencia al debate y esconder así su inacción y su pasividad a la hora de gestionar esta dura realidad migratoria". señala el consejero popular.

El PP considera que el Cabildo no puede mantenerse al margen de la situación actual, "y como gobierno de la Isla debe liderar una respuesta rápida y coordinada con las administraciones competentes a fin de evitar más muertes, luchar contra las mafias que trafican con seres humanos y garantizar una acogida digna a todas las personas que consiguen llegar a Gran Canaria".

Desde el punto de vista del PP, "la gestión de la crisis migratoria está siendo nefasta por la falta de previsión, los desplantes y la improvisación del Gobierno de Pedro Sánchez, con la connivencia del Gobierno de Canarias, pero la gestión de Morales ante tal despropósito no se puede limitar a un tuit o un artículo en los periódicos para aparentar que está haciendo algo".

Pérez recuerda "que fue el propio presidente insular quien, pese al desbordamiento de los escasos recursos disponibles para acoger a las personas llegadas a Gran Canaria, se opuso de manera frontal, al igual que el Ayuntamiento de Agüimes, a la instalación del campamento que Cruz Roja Española pretendía levantar en el Polígono de Arinaga con capacidad para 1.000 plazas".

"Para justificar su rechazo a la instalación de esta infraestructura provisional, Morales puso como excusa que no era el lugar más idóneo para albergar a los inmigrantes por su ubicación y las duras condiciones climatológicas de la zona, aun sabiendo que la alternativa era, como se ha visto, que cientos de personas permanezcan hacinadas durante varios días bajo un sol de justicia en el muelle de Arguineguín o en una nave industrial en condiciones infrahumanas", denuncia el PP.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats