El secretario general del Partido Socialista Canario-PSOE, José Miguel Pérez, ha afirmado este sábado que el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, comete una "injusticia" al relacionar la violencia machista con la inmigración.

José Miguel Pérez, en declaraciones a EFE, añadió que es un "discurso injusto" para las personas y, además, "está falto de rigor", porque el último estudio sobre violencia de género en España y en Canarias muestra que gran parte de las víctimas y de los agresores son nacionales.

Al discurso de Paulino Rivero, opinó el también presidente del Cabildo de Gran Canaria, "yo le llamo el síndrome de Berlusconi", ya que con él culpa también al inmigrante y a los de fuera de ser el origen de otros problemas que afectan a la sociedad canaria.

En este sentido, ejemplificó José Miguel Pérez, el presidente del Gobierno canario culpa de los malos resultados de la Educación canaria a la presencia de personas de fuera en las aulas, aboga por el trabajo para los canarios alegando que hay menos trabajo porque lo ocupan los que vienen de fuera, y lo mismo ocurre con las listas de espera de Sanidad.

La Consejera de Igualdad del Cabildo de Gran Canaria, Isabel Guerra, en declaraciones a EFE, dijo que Paulino Rivero está "equivocado" al relacionar la violencia machista con la inmigración, puesto que afirmó que el problema están "en el sistema patriarcal de la sociedad".

Es más, la mayoría de mujeres que se encuentran en casas de acogida en las islas son de origen canario, indicó Guerra, quién incidió en que el Gobierno de Canarias no ha desarrollado la Ley de Igualdad que propuso en su día el PSOE, y además ha suspendido las ayudas a las asociaciones de mujeres, incluyendo la de las víctimas de violencia machista, puesto que, añadió, "en los recortes siempre pagan las políticas de igualdad".