Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Espadas en alto en la carrera por el control de Podemos en Canarias

Nervios en el Gobierno ante el giro que pueda dar Meri Pita si gana la Secretaría General | Laura Fuentes cuenta con el apoyo de Pablo Iglesias y Alberto Rodríguez

De izquierda a derecha Victoria Rosell, Meri Pita y Noemí Santana, tras las elecciones generales de noviembre de 2019. R. ACOSTA

La candidatura de Meri Pita para volver a convertirse en secretaria general de Podemos Canarias resucita las disputas internas en la formación morada, una inestabilidad que puede influir en la acción del Gobierno regional y que preocupa al resto de socios del Ejecutivo que preside Ángel Víctor Torres. Las críticas de los últimos días de la corriente que lidera Pita a la labor de Noemí Santana en el Gobierno es el último capítulo de los desencuentros que han tenido las dos dirigentes desde que la ahora diputada nacional dejó la dirección de la formación en 2017.

Pita ha estado en los tres últimos años en un lugar secundario en la vida del partido en las Islas, pero sus afines se han presentado a las primarias internas cada vez que se han convocado –en 2017 y 2018– y han protagonizado serios enfrentamientos con el sector de Santana como el del año pasado, horas antes de cerrarse el plazo para la presentación de las listas a las elecciones autonómicas y que casi deja a Podemos fuera del Parlamento regional.

Laura Fuentes

Laura Fuentes, candidata avalada por Noemí Santana, tendrá que emplearse a fondo para medirse ante la veterana dirigente y así lo reconocen los afines de la consejera de Derechos Sociales del Ejecutivo regional. Fuentes personifica la renovación y un nuevo impulso a la formación morada en las Islas, mientras que Pita representa la veteranía y muchos años en la actividad política y sindical. Cuando queda menos de un mes para la votación telemática de los inscritos –del 10 al 15 de octubre– el sector de Noemí Santana admite que en la campaña tendrá que poner toda la carne en el asador y hacer valer el respaldo que tiene la candidatura de Fuentes del líder nacional del partido, Pablo Iglesias, y del secretario de Organización, Alberto Rodríguez.

La última pugna entre los afines de Pita y Santana fue en las elecciones autonómicas

decoration

Las espadas están en todo lo alto porque Meri Pita conoce bien los entresijos del partido que ayudó a fundar en Canarias y tiene destacados apoyos entre cualificados dirigentes de la formación en varias islas. Tanto el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, como la consejera de Podemos en el Cabildo de Gran Canaria, Conchi Monzón, apoyan a Pita y ganaron las primarias que se celebraron a finales de 2018 para elegir a los cabezas de lista en los comicios autonómicos y municipales de mayo de 2019. En esta contienda Santana ganó la candidatura para encabezar la lista al Parlamento frente a la plancha de los afines de Pita y se hizo fuerte en la Cámara, pero los principales cabildos y ayuntamientos quedaron en manos de la corriente afín a Pita. Fue en la elaboración de las listas al Parlamento cuando pocas horas antes del cierre del plazo hasta 15 miembros de las planchas dieron la espantada, dejando a Podemos en un tris de quedarse fuera de la Cámara. A día de hoy la comisión de garantías estatal de Podemos aún no ha dictaminado sobre estos militantes, pero la expulsión es la decisión que se da por descontado.

Pero más allá de las disputas internas en Podemos después de un tiempo de calma dentro del partido, lo que más preocupa es que se cuestione el papel e influencia de la formación morada en el Gobierno regional. Inquieta que la corriente que lidera Pita no cuestione a Doreste o Monzón, que también cogobiernan con el PSOE y Nueva Canarias, sino que el centro de las críticas sea Noemí Santana y el papel que juega Podemos en el cuatripartito, que para esta corriente está desdibujado y debilitado pese a tener la responsabilidad de las políticas sociales de la Comunidad Autónoma.

Desde que Noemí Santana hizo oficial que no se presentaría para seguir al frente del partido y se dio a conocer la conformación de una plancha alternativa, algunos dirigentes ya barruntaban la opción del regreso de Pita. En 2017 la diputada nacional dejó la Secretaría General de la formación en las Islas porque era incompatible con el cargo que le dio Iglesias en el máximo órgano de la dirección nacional de Podemos. Pero ahora, tres años después, Pita ya no tiene la misma cercanía con el vicepresidente segundo del Gobierno central y ha perdido influencia en la cúpula del partido. Noemí Santana ha movido ficha antes de dejar la dirección para colocar a Laura Fuentes, actual directora general de Juventud del Ejecutivo regional, y contar con el respaldo del secretario de Organización y diputado por Tenerife, Alberto Rodríguez, y del líder nacional no sólo para mantener el control sobre la organización, sino para evitar que la inestabilidad interna pueda afectar al cuatripartito ya que si Pita alcanza el liderazgo de la formación puede marcarle el rumbo a Santana en el Gobierno y poner en jaque el papel y la gestión de la consejera de Derechos Sociales.

La diputada regresa a Canarias tras perder influencia en la cúpula del partido

decoration

“Debemos reflexionar si Podemos tiene que volver a dinámicas anteriores, donde se hablaba más de los problemas internos del partido que de ser una herramienta útil para la actividad política en las Islas y convertirse en una palanca de cambio”, advierten fuentes de la organización morada, que consideran que las críticas de la corriente de Pita a la gestión del partido en el Gobierno es más por cuestiones internas y de afinidad que por motivos estrictamente políticos.

La candidatura En Canarias Podemos enmienda la plana a la actual dirección del partido tanto por su labor orgánica como por su gestión en el Ejecutivo autonómico. Según los promotores de la plancha, se han recogido 1.200 firmas para avalar a Meri Pita como candidata a la dirección de la formación frente a Laura Fuentes. En opinión de la candidatura, ni el papel del partido en el Gobierno ha supuesto un cambio en el modelo político, económico o social de las Islas ni, a nivel organizativo, ha dado un protagonismo diferente a su militancia respecto a cualquier otro partido, “cayendo en el hiperliderazgo en torno a la figura de la secretaría general”. Es por eso que, “tras un proceso de reflexión y autocrítica”, esta candidatura alternativa cree “imprescindible” un cambio de rumbo.

EL PROCESO CULMINA EL 16 DE OCTUBRE

El proceso para renovar la dirección de Podemos Canarias comienza el próximo lunes 21 de septiembre y culminará el 16 de octubre con la proclamación de los resultados. Las candidaturas tendrán de plazo para presentarse del 21 al 25 de septiembre, lo que significa que la próxima semana se presentarán oficialmente las dos planchas que pugnarán por liderar la formación morada en las Islas. Hasta el 29 de septiembre tienen de plazo para inscribirse aquellas personas que quieren participar en el proceso y votar por las candidaturas que concurren al mismo. Entre el 7 y el 15 de octubre tendrá lugar la campaña interna. Por el momento hay dos planchas que han anunciado que se presentan, las encabezadas por Laura Fuentes y Meri Pita, y no se descarta que pueda presentarse alguna más. | R.A.D.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats