El muelle de Arguineguín, al suroeste de Gran Canaria, donde Salvamento Marítimo desembarca a los inmigrantes que rescata cerca de esta isla, vuelve a albergar, semana y media después de su desalojo, a 229 personas que esperan por el resultado de sus PCR y por sus filiaciones.

Esta es la cifra que ha aportado este miércoles Cruz Roja, ONG que se encarga de prestar acogida humanitaria a estas personas, a las que refugia del sol y el calor bajo unas carpas que ha instalado en este muelle, donde el trasiego de inmigrantes, personal de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, efectivos de Salvamento Marítimo y trabajadores y voluntarios de esta organización humanitaria no cesa por el repunte que registra la ruta migratoria canaria.

El Gobierno central y el Ejecutivo canario comenzaron el pasado 11 de septiembre a realojar en hoteles y complejos de apartamentos ahora sin actividad por la covid-19 a todos los inmigrantes que pernoctaban en el campamento montado por Cruz Roja en el muelle de Arguineguín, donde ese día llegó a haber 400 personas.

Torres acude al operativo para los migrantes en el muelle de Arguineguín

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, ambos del PSOE, anunciaron delante de ese campamento que el objetivo era que esta instalación de emergencia quedara vacía al día siguiente.

Esa mañana había 400 inmigrantes subsaharianos y magrebíes en el puerto de Arguineguín, de los que 177 fueron evacuados a establecimientos turísticos que los acogieron con carácter transitorio, mientras que el resto fueron trasladados en las horas siguientes, conforme se fueron conociendo los resultados de sus pruebas PCR.

Sin embargo, la llegada de pateras a la isla ha sido incesante desde entonces. Según los últimos datos publicados por el Ministerio del Interior, correspondientes al 15 septiembre, hasta esa fecha habían llegado a Canarias 5.121 inmigrantes en 190 embarcaciones, seis veces más que en el mismo período de 2019 (836).

En las últimas semanas, la Secretaria de Estado de Migraciones ha ido ampliando la red de primera acogida de Canarias con plazas en apartamentos y complejos turísticos que se encontraban cerrados debido a la crisis que atraviesa el sector por la pandemia.

Te puede interesar:

Hasta la semana pasada, se habían habilitado seis establecimientos turísticos sin actividad de Gran Canaria (4), Lanzarote (1) y Fuerteventura (1), que elevaron las plazas disponibles a 3.000.

Solo ayer, martes, 155 inmigrantes fueron socorridos en aguas cercanas a Gran Canaria por Salvamento Marítimo y trasladados a Arguineguín, tras el rescate de siete pateras, según han informado a Efe fuentes de ese servicio público y el 112.