Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Menos nacimientos y más inmigrantes

El Archipiélago seguirá ganando población en los próximos 15 años gracias a las oledas de inmigrantes extranjeros | Los nacimiemtos no lograrán superar las muertes

Panorámica de la calle de la Carrera de La Laguna con la presencia de una gran cantidad de peatones.

Panorámica de la calle de la Carrera de La Laguna con la presencia de una gran cantidad de peatones.

Según las proyecciones de población para 2020-2070 dadas a conocer este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el saldo vegetativo de Canarias caerá y el crecimiento estimado para los próximos 15 años irá íntimamente ligado a la llegada de inmigrantes extranjeros. Los datos absolutos y relativos del INE, hechos públicos en medio de la crisis abierta por el coronavirus, indican que Canarias ganará población, pero está lejos de ser un aluvión.

El Archipiélago registraría en 2035 un saldo vegetativo (diferencia entre nacimientos y defunciones) negativo, de 7.371 personas (-34,3%). La evolución a la baja del saldo vegetativo en las Islas es continuada en el tiempo. En 2019 perdió 1.546 personas y la previsión para 2024 es de -4.434 y para 2029 de -6.066.

Eso sí, Canarias encabezaría el saldo ligado a la llegada de inmigrantes extranjeros entre 2020 y 2034, en términos relativos a su tamaño, con 111,9 por cada 1.000 habitantes. Este apartado, el saldo migratorio exterior, sería positivo en todas las autonomías, con Canarias a la cabeza, seguida de Baleares (104,2 por cada mil habitantes).

La evolución del saldo migratorio proyectado con el extranjero en Canarias pasaría de las 31.489 personas de 2019 a 23.239 en 2034.

Por lo que al saldo migratorio interautonómico respecta se prevé un ligero descenso, de la cifra de 556 en 2019 a 549 en 2034.

Para estas proyecciones se ha tenido en cuenta, a escala nacional, la sobremortalidad observada hasta el mes de julio de 2020, así como la disminución experimentada en los últimos meses en la inmigración y en la emigración.

En nueve comunidades la despoblación avanza, con Asturias y Castilla y León en cabeza

decoration

De las proyecciones de población para 2020-2070 del INE se desprende que la población de las Islas aumentará en 188.272 personas en los próximos 15 años, hasta alcanzar un total de 2.425.581, un 8,4% más, frente a los 2.237.309 que registró el 1 de enero de 2020. Baleares (14,9%) lideraría el ranking de mayores subidas relativas, cuya segunda plaza la ocuparía Madrid (9,1%).

Los descensos más acusados, por el contrario, se registrarían en Asturias (-10,0%), Castilla y León (-10,0%) y Extremadura (-8,3%). En datos absolutos, en este periodo, nueve autonomías perderían población y ocho la ganarían, la tercera de este ranking, Canarias, con 88.272. Las primeras plazas las ocupan Madrid, con 614.049 habitantes, y Cataluña, con 414.961.

A escala nacional, el progresivo e ininterrumpido aumento de las defunciones, siempre superior al número de nacimientos, daría lugar a un saldo vegetativo negativo durante todo el periodo proyectado, que sería superado por el saldo migratorio positivo, lo que provocaría una subida de población durante todos los años del periodo proyectado. “El aumento de población”, explica el INE, “se debería por tanto, exclusivamente, a la migración internacional", lo que produciría que la población nacida en España disminuiría y pasaría de representar el 85,2% del total a un 66,8% dentro de 50 años.

Según estas proyecciones, en los 15 próximos años España ganaría 954.497 habitantes (un 2,0%), hasta superar los 48 millones de personas en 2035. En 2070 la población alcanzaría los 50,6 millones, con un incremento de 3,2 millones de personas. Esto produciría que la población nacida en España siempre disminuiría y pasaría de significar el 85,2% del total en la actualidad, a representar el 66,8% dentro de 50 años. En los últimos años de la proyección se daría un cierto rejuvenecimiento poblacional conforme se vayan extinguiendo las generaciones de nacidos en los años 70 del siglo XX, de mayor fecundidad.

El Instituto Nacional de Estadística detalla en este informe que las proyecciones de población muestran la evolución que seguiría la población de España en el caso de mantenerse las tendencias demográficas actuales.

El Covid-19 deja su impronta en las nuevas proyecciones


  • Baja la esperanza de vida entre los mayores. La esperanza de vida bajará este año a 80,01 años entre los hombres y a los 85,44 años entre las mujeres desde los 80,87 años y los 86,22 , respectivamente. Esta tendencia responde al impacto que está teniendo la pandemia del Covid-19 en la mortalidad de las personas mayores.


  • Proceso de envejecimiento de la población residente en España. La proyección muestra también el proceso de envejecimiento de la población residente en España ya que, de mantenerse la tendencia demográfica actual el grupo de edad más numeroso a 1 de enero de 2020, que son los nacidos en los años 1970-1979 ( las personas entre 40 y 49 años), lo seguiría siendo en 2050 (con edades entre 70 y 79 años).


  • La población de 65 y más años supondría el 26,5% del total en 2035. El 26,5% de la población española tendría 65 o más años en 2035, según el INE. Este porcentaje de población, que actualmente se sitúa en el 19,6% del total de la población, alcanzaría unmáximo del 31,4% en torno a 2050. A partir de entonces empezaría a descender.


  • La esperanza de vida de los pensionistas subirá tres años en 2069. La esperanza de vida para los pensionistas subirá tres años en 2069 , si el Covid-19 no altera la actual tendencia, y alcanzará los 22,5 años para los hombres y los 26,3 para las mujeres, lo que conllevará un elevado sobrecoste para la Seguridad Social a hora de a frontar el pago de las pensiones.


Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats