Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una juez de Tenerife frena el envío al CIE de 31 migrantes y les permite solicitar asilo

Es la primera vez en Canarias que un juzgado de instrucción aplica la doctrina Luxemburgo

El Juzgado de Instrucción número 4 de Santa Cruz de Tenerife denegó el pasado viernes la petición de la Delegación de Gobierno para enviar al Centro de Internamiento de Emigrantes (CIE) de Hoya Fría a 31 migrantes subsaharianos en situación irregular que pasaron a disposición judicial tras llegar a Tenerife el miércoles. Todos los ocupantes del cayuco localizado frente al Valle de Güímar la pasada semana solicitaron protección internacional como refugiados en huida de un país en guerra (Mali). Por ese motivo, en lugar de ser internados en el CIE una vez se reabierto por Interior, junto con el de Barranco Seco, en Gran Canaria, y activadas las deportaciones, los citados africanos fueron derivados a un centro de acogida humanitaria en régimen abierto, gestionado por Cruz Roja, en tanto se estudia su petición de asilo.

La magistrada, María de los Ángeles Lorenzo-Cáceres Farizo, tomó esta decisión tras escuchar las alegaciones de cada uno de los inmigrantes. La instructora les ofreció la posibilidad de solicitar protección internacional, de acuerdo con las nuevas competencias que atribuye a los jueces españoles la llamada ‘doctrina Luxemburgo, una resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (con sede esa ciudad), que el pasado 20 de junio respondió a una cuestión prejudicial planteada por un magistrado del partido judicial de San Bartolomé de Tirajana y legitimó a los jueces de instrucción para ofrecer protección internacional en los supuestos previstos por la ley de asilo. Hasta que Luxemburgo no se pronunció, los jueces no podían hacer esta oferta, sólo la fuerza policial y el Ministerio Fiscal. Se trata de la primera vez que la resolución se aplica en el Archipiélago esta doctrina.

En base a las peticiones de asilo formuladas por cada uno de los 31 pasajeros de la patera, la magistrada instructora dispuso “no autorizar el internamiento” de los inmigrantes en el CIE. Tras esta decisión las dependencias de Hoya Fría continúan vacías.

El portavoz en Canarias de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Txema Santana, calificó de “magnífica noticia” la decisión judicial. La posibilidad de que un juzgado pueda frenar un ingreso en un CIE, en base a la solicitud de protección internacional, “es una reivindicación histórica que hemos hecho desde la CEAR”, apunta. Para Santana resulta fundamental “la detección temprana de las necesidades específicas de cada persona y dar cumplimiento así a la directiva de acogida de la Unión Europea y a nuestra propia ley de asilo”.

“Por tanto, si en este nuevo escenario se respetan ambas normativas, nos preguntamos también qué pasaba antes con todas las personas a las que no se pudo proteger de esta forma”, manifestó Santana.

Mogán reclama medidas urgentes

El pleno del Ayuntamiento de Mogán aprobó ayer una moción institucional para instar a las administraciones a tomar medidas urgentes ante la situación creada en el muelle de Arguineguín, donde han llegado a concentrarse más de 400 inmigrantes en condiciones infrahumanas. Además, se reclama a la Delegación del Gobierno en Canarias la retirada inmediata de las pateras y cayucos del citado muelle. El portavoz del PP, Maicol Santana, defendió que los datos demuestran que la vía migratoria hacia Canarias está más activa que en los últimos años, por lo que es previsible que los naufragios de pateras se hayan intensificado, y remarcó que la situación es “dramática” en Mogán. En la moción, presentada por el PP, se exige una acción conjunta de la Unión Europea, los gobiernos de España y Canarias, los cabildos y ayuntamientos. | LP/DLP

Compartir el artículo

stats