Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Un desplazamiento humano desbordante

Interior prepara dos centros militares y una nave para acoger a los migrantes

Torres asegura que Madrid ultima los trámites para aliviar el campamento de Arguineguín | El presidente expone a María Gámez los problemas del SIVE

María Gámez, directora general de la Guardia Civil, entra en la sede de Presidencia de Canarias, junto al general   Juan Miguel Arribas.

María Gámez, directora general de la Guardia Civil, entra en la sede de Presidencia de Canarias, junto al general Juan Miguel Arribas.

El Gobierno de Canarias ha pedido a Madrid que habilite dos espacios militares para alojar a los migrantes que llegan a Gran Canaria, y una instalación más, que ya tramita el Ministerio de Interior, para aliviar la presión que soporta en estos momentos el muelle de Arguineguín, que ayer se saturó con unas 1.000 personas. En esa nueva nave que se busca, además de acoger a los traslados de Arguineguín, según explicó ayer el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, se atenderán a los migrantes en las primeras 72 horas en las que son filiados por la Policía Nacional, y donde debido a la pandemia se les realizan las pruebas del coronavirus.

Tras la reunión que mantuvo con la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, en la sede de la Presidencia, con la que abordó precisamente como está afectando a Canarias esta crisis migratoria, Torres aseguró que desde el Ministerio de Interior se ultiman todas las peticiones formales y los requerimientos para disponer de estos espacios.

El presidente cita hoy al cónsul de Marruecos para hablar de migración

decoration

Aunque el presidente del Ejecutivo canario rehusó especificar donde se localizarán las instalaciones a donde se pretende trasladar en su momento a una parte de los migrantes del muelle de Arguineguín, desde la Delegación de Gobierno han señalado que se está intentando alquilar una nave en el Puerto de La Luz, con capacidad para unas 300 personas, a la que se dotará de camas y duchas. Estos trámites podrían alargarse aún unos quince días.

Canarias cerraba ayer con cerca de otros 300 migrantes llegados a las costas, una cifra que se ha repetido en los últimos cinco días, en los que pese a los traslados, en el muelle de Arguineguín han tenido más entradas que salidas, lo que ha desbordado la capacidad de este campamento de Cruz Roja. Hasta esas instalaciones de Mogán se acercó ayer también la directora general de la Guardia Civil.

El incesante aumento en la entrada de cayucos a las Islas ha hecho que Torres haya estado en permanente contacto telefónico el pasado fin de semana con la ministra de Defensa, Margarita Robles; con el del Interior, Fernando Grande-Marlaska, con quien, según dijo también habló ayer; así como con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; y con el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez.

También aprovechó el presidente la reunión con la directora general de la Guardia Civil para exponerle los problemas que presenta el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) en la detección de las pateras y cayucos, ya que muchas veces se confunden las señales con embarcaciones pesqueras, y le trasladó la necesidad de mejorar la vigilancia. Precisamente ayer arribó una barquilla a Pozo Izquierdo sin ser detectada por este sistema de vigilancia.

La directora de la Guardia Civil se acerca hasta el campamento de Mogán

decoration

Y ante el repunte en la llegada de migrantes marroquíes, la agenda de hoy del presidente canario vuelve a estar marcada por la migración, ya que a la las diez de la mañana está previsto que mantenga una reunión con el cónsul general de Marruecos en Canarias, Ahmed Moussa. Si bien, hasta ahora, entre las llegadas era mayor el número de personas procedentes de países africanos como Mali o Senegal, en los últimos días se ha detectado que ha aumentado el porcentaje de cayucos en las que viajan magrebíes.

Asimismo, dijo que en la reunión del próximo lunes de la Conferencia de Presidentes en el Senado además de hablar de los fondos europeos, también defenderá a la respuesta que necesita por parte de Europa en migración, al tiempo que apelará a la solidaridad de otra regiones.

Si bien reconoció que las circunstancias del flujo migratorio en las Islas se asemejan a las de 2006, remarcó que las de ahora no son del todo iguales. Torres destacó, que ahora, igual que entonces se produce la llegada de miles de personas, que no se solventó en quince días, y se ven imágenes dramáticas, y algunas vergonzantes, y se repiten los ataques políticos, entre instituciones y partidos, pero remarcó que ahora existe una importante diferencia porque “al hambre, las guerras, la crisis climática, que azota a toda África, hay que añadir la pandemia del coronavirus que provoca que no estén abiertos los espacios aéreos para la repatriación o estén cerrados los espacios terrestres entre algunos países”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats