La Confederación General del Trabajo (CGT) denunciará ante la Inspección de Trabajo la situación “insostenible” de los trabajadores del Salvamento Marítimo en Canarias por el incremento en la llegada de pateras.

La CGT destaca que las tripulaciones están sometidas a un “gran estrés físico y mental” que repercute en la seguridad y en la eficacia de las labores que vienen realizando desde hace meses a un ritmo “inaceptable”, que se ha visto agravado a partir de septiembre.

El sindicato señala que la situación “no puede mantenerse por más tiempo, tanto por la seguridad de los profesionales del salvamento como por la de quienes se enfrentan a un percance en la mar que ponga en peligro sus vidas”.

La confederación entiende que desde la dirección de esta empresa pública se están llevando a término “graves incumplimientos” en materia laboral en cuanto a los descansos de los trabajadores, lo que afecta a estas personas, cuya integridad física está “constantemente en peligro”.

En concreto, CGT ha hecho hincapié en la carga de trabajo que soportan las tripulaciones de la Guardamar Polimnia, la Guardamar Talia y la Salvamar Menkalinan en pleno repunte de llegadas de personas migrantes a las Islas. Según la CGT, sus jornadas exceden el marco legal y lógico, con concatenaciones de turnos que en algunos casos han superado las 20 horas con unos descansos a posteriori que las tripulaciones, muchas veces, han tenido que interrumpir por otras emergencias.