Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primeras cuentas del Gobierno de Sánchez | Repercusión en Canarias

El desplome de las transferencias a las Islas diezma la ficha canaria en el presupuesto

Las eliminación de las partidas del PIEC educativo y de los convenios de aguas y otras infraestructuras no compensa la mayor inversión estatal directa

El desplome de las transferencias a las Islas diezma la ficha canaria en el presupuesto

El desplome de las transferencias a las Islas diezma la ficha canaria en el presupuesto

Canarias no sólo no verá mejorada su ficha financiera en los Presupuestos del Estado de 2021 que acaban de registrarse en el Congreso, sino que pierde una parte importante de sus inversiones totales respecto a las que obtuvo en 2018. Pese al crecimiento de los fondos que gastan directamente los ministerios y organismo autónomos estatales, la eliminación de partidas claves que tradicionalmente se transfieren a la comunidad autónoma en programas reconocidos en el REF, o en convenios de infraestructuras, entre otras, diezma de manera determinante el resultado final de la nuevas cuentas públicas. El aumento de las actuaciones directas del Estado desde los 291 millones de 2018 hasta los 3361,7 consignados en 2021, sobre todo por el incremento de las inversiones en los aeropuertos isleños (154 millones), no compensa ni de largo la pérdida de otras inversiones a ejecutar por la comunidad autónomas, sobre todo en materia de infraestructuras.

Una lectura detallada de las cuentas estatales más expansivas de toda la historia reciente deja en evidencia que la eliminación de muchas de las partidas de capítulo VII de los Presupuestos, como el PIEC educativo (42 millones), y las vinculadas a convenios como los de aguas , de infraestructuras turísticas, o la reducción de la anualidad en carreteras, así como la disminución o desaparición de otros fondos del capítulo IV referente a subvenciones estatales por el REF, supera con mucho la parte extra que le corresponde a las Islas por el aumento generalizado del sector público estatal. El maná de los Presupuestos de 2021 con el que se trata de dar respuesta a la crisis provocada por la Covid 19 (383.542 millones de gasto total y un crecimiento del 33 % ) no llega a Canarias en los términos que se reclamaba para afrontar su propia emergencia económica y social.

Este desajuste entre el desplome de las partidas transferidas a Canarias y el mayor esfuerzo inversor del Estado de manera directa tampoco se compensa con el crecimiento de las subvenciones al transporte de pasajeros en aplicación del 75 % de descuento en el billete en vigor desde julio de 2018. Entre otras cosas porque estas partidas se nutren en 2021 de la elevada cifra que estaba consignada para este año pero que no se ha llegado a gastar por la caída de la movilidad como consecuencia de la crisis sanitaria. Tampoco es esperable que se pueda llegar a dar uso en su totalidad en 2021 por que, al menos en los primeros meses del año, esa situación se va a seguir dando.

El nuevo Presupuesto estatal contiene, en todo caso, decenas de programas destinados a la recuperación, muchos de ellos procedentes de los fondos europeos, y que están contenidos en partidas globales que tendrán efecto sobre todos los territorios. Son fondos destinados a políticas de vivienda, de empleo, turismo sostenible, medio ambiente o digitalización que se trasladarán a las comunidades autónomas en función de los programas que presenten para optar a los fondos europeos. También hay un fuerte componente social que se expresa por ejemplo en el Ingreso Mínimo Vital con el que podría tratar de compensarse la pérdida el fondo de 30 millones para la pobreza en las Islas. Asimismo hay una partida territorializada de 18.000 millones con una preasignación de 243 millones para Canarias. Pero todas estas partidas, aunque serán útiles para la lucha contra la emergencia económica y social del Archipiélago por la crisis del turismo, no inciden en la afectación de las cuentas del Gobierno central sobre el REF, que no queda ni de lejos reflejado y reconocido en ellas.

Solo Navarra con 135 euros por habitante se queda por debajo de Canarias

decoration

Una de los preceptos del fuero isleño es que Canarias tiene que alcanzar la inversión media respecto al conjunto del Estado, algo que en estos Presupuestos no se logra tanto si se toma la inversión directa del Estado, como si a ella se suman las inversiones reales totales incluidas las transferencias del capítulo VII. En el primer caso, los 361,7 millones colocan a las Islas como la segunda comunidad autónoma con menor inversión por habitante, 168 euros, frente a una media estatal de 258 euros. Sólo Navarra, con 135 euros, queda por debajo. La diferencia con la mejor financiada en los Presupuestos, Murcia, con 419 euros, es nada menos que de 251 euros. Esta situación se da justo en el año en que las cuentas estatales deberían incorporar nuevas dotaciones a Canarias derivadas de la reforma y actualización del REF y del Estatuto de noviembre de 2018.

El cuadro en detalle de las partidas canarias en los nuevos presupuestos, cuyo debate de totalidad se producirá los días 11 y 12 de noviembre, refleja una pérdida de casi 300 millones (de 565 en 2018 a 274 en 2021) en el capítulo de transferencias a la comunidad autónoma por la desaparición de las partidas de infraestructuras educativas (42 millones), hidráulicas (41,8 millones) y otras actuaciones en esta materia, y rehabilitación de espacios turísticos, que se expresaba distintas partidas no solo del convenio, sino en actuaciones puntuales en numerosos municipios de todo el Archipiélago. Lo mismo podría decirse de las inversiones en materia de vivienda, uno de los emblemas del Presupuestos estatal por la inversión récord que contempla (2.253 millones) pero que comporta la desaparición de la mayor parte de las actuaciones específicas en las Islas, que quedan así subsumidas.

Compartir el artículo

stats