Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria

Podemos se ‘desdobla’ para presionar a Moncloa

Torres anuncia una visita de Sánchez | La formación morada traslada sus críticas al seno del Ejecutivo por la gestión en inmigración

Podemos se ‘desdobla’ para presionar a Moncloa

Podemos se desdobla. Los dirigentes de Podemos Canarias lanzan críticas a la gestión del Gobierno central por la crisis migratoria que se vive en las Islas y presionan en el seno del propio gabinete de Pedro Sánchez e incluso en los debates del Consejo de Ministros, pero no consideran una contradicción que unas y otras se hagan desde un partido que forma parte de la coalición de gobierno en el Estado. La formación pone como ejemplo que el propio presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, también está reconociendo que “las cosas que pueden hacer mejor” y que él también está trasladando a Pedro Sánchez y al conjunto de los ministros responsables la necesidad de mejorar la coordinación y de tomar medidas urgentes.

Precisamente ayer, el jefe del Ejecutivo regional insistía en ese mensaje: la llegada de migrantes sobrepasa ya de manera insoportable la capacidad de acogida; se impone una reacción urgente y global por parte del Estado. Torres afirmó ayer que en materia migratoria el Ejecutivo central “debe hacerlo mejor” y anunció la visita a Canarias de Sánchez, aunque aún sin fecha definida.

Iglesias se suma a los políticos que quieren conocer de primera mano Arguineguín

decoration

Distintas fuentes gubernamentales consultadas señalaron no obstante que, aunque es evidente que el jefe del Ejecutivo dará especial relevancia a este viaje a Archipiélago por la situación que se está viviendo, el mismo se enmarca en la ronda de visitas anunciada al conjunto de comunidades autónomas lanzar el plan de reconstrucción.

Ayer el presidente canario alertó de que la situación es ya “semejante a la de 2006”, en referencia a la llamada crisis de los cayucos, y que las instituciones españolas deben “dar la respuesta adecuada” para evitar cualquier riesgo de aumento de xenofobia, racismo y “de lo peor de la condición humana”. Comentó que habla “a menudo” con Sánchez y que “indudablemente” está preocupado con el asunto: “Lo está él, lo estoy yo, lo estamos todos porque se trata de un volumen de llegadas a la que es imposible dar respuesta con los medios que tenemos”, comentó el mandatario regional.

Por ello, insistió en pedir la “colaboración internacional” en Europa y con “los países de origen” y que la propuesta de norma comunitaria sobre asilo que prepara la Unión Europea no vaya en la línea de lo que defienden las “fuerzas de ultraderecha, de que la inmigración debe quedarse donde llega”, que lo que haría sería “condenar a Canarias a ser una cárcel”.

En este contexto, los dirigente de Podemos en Canarias recalcaron ayer que las críticas a la gestión por parte del Estado es compartida por la organización en el ámbito estatal y por sus representantes en el Ejecutivo, incluido el vicepresidente segundo y líder de la formación, Pablo Iglesias.

La consejera de Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, recordó en este sentido que ninguno de los ministros de Unidas Podemos tiene competencias en materia de control de la inmigración, pero que la preocupación se está trasladando incluso al marco del Consejo de Ministros. Santana afirma que ella misma ha hablado “en varias ocasiones con el vicepresidente segundo y él es conocedor de nuestra preocupación”. De hecho, Iglesias ha trasladado a la consejera canaria su intención de visitar Canarias para “conocer de primera mano la situación en el muelle de Arguineguín y en general de lo que está suponiendo esta crisis humanitaria en las Islas”, una visita que estaba prevista para estas fechas pero que su viaje oficial a Bolivia junto al Rey la ha trastocado.

“Creo que cuando se gobierna hay que lidiar con ciertas contradicciones, pero nosotros no renunciamos a lo que nos ha llevado a las instituciones, y cuando vemos que no se está actuando bien, como es el caso, lo exponemos y lo hacemos ver”, afirma la consejera y exlíder de Podemos en las Islas. “Debería ser natural poder expresar las cosas con las que no se está de acuerdo o donde vemos un problema de gestión e intentar solucionarlas”, resalta. Añade que “en el Gobierno de Canarias se es muy consciente de cual es la situación real sobre la crisis migratoria y es una evidencia que el presidente ha trasladado al Gobierno central la necesidad de reconfigurar el tratamiento que se le está dando, y yo misma lo hago con los compañeros que están en el Consejo de Ministros”. Asegura que “también desde Podemos en el ámbito estatal se está alzando la voz en este sentido”.

Los ‘morados’ no ven contradicción en criticar a la coalición de la que forman parte

decoration

En el mismo sentido se expresa la recién elegida coordinadora general de Podemos Canarias, Laura Fuentes, quien asegura tener “la sensación de que cuando nos callamos, parece que seamos cómplices y que admitimos errores en los diferentes gobiernos, y cuando somos críticos y alzamos la voz, nos acusan de tensionar los pactos o de no ser autocríticos”. “Hay un problema social y nuestra responsabilidad es poner el foco donde sea y ante quien sea, tanto si afecta a nuestros ministros, como a los del PSOE”, afirma antes de resaltar que “no hay ningún problema en el funcionamientos de los gobiernos, pero creemos que no está habiendo la suficiente empatía sobre la situación en Canarias”.

Apunta en este sentido tanto hacia la comisaria europea de Interior, Yiva Johansson, como al ministro el Interior, Fernando Grande Marlaska, por lo que consideran “nula respuesta” durante su visita la pasada semana a Canarias, o por la del ministro de Migraciones, José Luis Escrivá varias atrás. “Vinieron, se hicieron la foto y nosotros nos quedamos como estábamos”, resalta Fuentes.

4

Visita del ministro Grande-Marlaska al puesto de Cruz Roja en el Muelle de Arguineguín Cruz Roja Las Palmas

La máxima dirigente regional de la formación morada y directora general de Juventud del Ejecutivo regional recuerda que también están presionando al propio ministerio de Pablo Iglesias, el de Derechos Sociales, y a su secretario de Estado, Ignacio Álvarez Peralta, para que se impliquen más a fondo en el problema de los menores no acompañados, “la única competencia del Gobierno regional en la cuestión migratoria, pero que incumbe también al Gobierno central y a nuestros compañeros en el Gobierno”, resalta Fuentes. Asegura que “hace meses nos dijeron que era un problema y encontramos cierta sensibilidad, pero los recursos económicos siguen sin llegar. Ahora hemos pasado de 400 a 1.500 menores no acompañados y llegamos a fin de año hasta el cuello, y el año que viene no sabemos qué va a pasar”, insiste.

“La solidaridad interterritorial en este tema es básica, pero no hay mucha”, se lamenta.

Compartir el artículo

stats