Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal se planta: exige al Estado desalojar a los migrantes de los hoteles

La FEHT reclama al Gobierno central agilidad para reubicar en recintos públicos a las personas llegadas en pateras y que promueva la recuperación del sector turístico

La patronal se planta: exige al Estado desalojar a los migrantes de los hoteles

La patronal se planta: exige al Estado desalojar a los migrantes de los hoteles

La patronal turística se planta. Exige al Estado que lidere la crisis migratoria en Canarias con diligencia y reubique a “la totalidad” de los migrantes que están ocupando plazas hoteleras, en torno a 6.000 personas, en las instalaciones públicas no utilizadas, como los recintos militares en desuso. Y además, reclama que el Gobierno español lo haga de forma inmediata porque el objetivo del sector alojativo es recuperar la zona turística para su destino natural: el turismo. Pese a que la ministra canaria de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, anunció junto al presidente Ángel Víctor Torres, el pasado viernes, que se iban a destinar más infraestructuras para acoger a las personas llegadas en pateras y cayucos, lo cierto es que hoy por hoy solo se está acondicionando a marcha forzada el polvorín de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria, con 23 carpas y capacidad para 800 migrantes, lo que significa que 5.200 personas, más las que llegan cada día, van a tener que seguir usando los establecimientos hoteleros hasta que se acondicionen otros recintos, y se desconoce cuánto tardarán.

Según la ministra, el colegio León, que ha cedido al Ministerio de Migraciones el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, albergará a migrantes “inminentemente” para ofrecer un espacio digno de acogida, aunque todavía se desconoce la fecha concreta. El Ministerio de Defensa también ha traspasado a Migraciones las instalaciones militares de El Matorral, en Fuerteventura, de forma definitiva; y temporalmente ha cedido el cuartel de Las Raíces, en Tenerife, que ya fue usado para alojar a migrantes en 2006, que se suma a las instalaciones del acuartelamiento de Las Canteras, en La Laguna. Todas estas infraestructuras requieren obras de acondicionamiento que pueden tardar meses.

Ante estas inconcreciones, la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT) demanda al Gobierno de Pedro Sánchez que active todos estos recintos en un corto espacio de tiempo, “publicando e informando” a toda la sociedad canaria con “un calendario real" de sus actuaciones. La patronal recuerda que han pasado ya tres meses desde que, a principios de septiembre, los empresarios del sector mostraron su “solidaridad” poniendo a disposición de la Delegación de Gobierno espacios alojativos , y ya entonces puntualizaron que estos hoteles o apartamentos debían usarse de “manera temporal, breve y nunca con carácter estructural”, mientras se habilitaban las infraestructuras públicas no utilizadas. La Federación accedió a que de usasen los establecimientos, cerrados por la carencia de turistas por el Covid, ante la evidencia de una crisis humanitaria, y “por la ausencia de una respuesta adecuada por parte de la Administración del Estado, y su incapacidad para la puesta a disposición de los migrantes de infraestructuras y espacios públicos ya existentes”.

Para la FEHT es necesario un Gobierno de la Nación capaz de dar una respuesta “digna" a los migrantes que llegan a las islas, y que reactive la recuperación económica, es decir, que sea “capaz de conjugar ambas cosas”. Demanda un Ejecutivo que responda con “capacidad y eficacia” porque “hasta ahora no ha dado muestras de ello ni a la sociedad canaria ni a las personas que lo contemplan”.

La patronal turística pide también que se derive a los migrantes a la Península, de manera que se distribuyan de forma solidaria entre las comunidades autónomas y “no agravando la crisis económica ni colaborando por omisión en la aparición de una crisis social, ni dejando a Gran Canaria ni a Canarias como frontera sur de Europa, destino final de los migrantes".

La patronal se planta: exige al Estado desalojar a los migrantes de los hoteles

Ayer también volvió a alzar su voz el Colegio de Abogados de Las Palmas , por la situación lamentable en la que tienen que dar cobertura jurídica a los migrantes en el muelle de Arguineguín. Aunque la ministra Darias ha prometido que se va a cerrar de forma inmediata este campamento, conocido como el de la vergüenza por el hacinamiento de personas, ayer seguían allí 1.500 migrantes, sin contar los que fueron arribando a lo largo del día, 377 al muelle de Arguineguín al cierre de esta edición. Canarias registró una nueva jornada de llegada continua de pateras, un total de 17 con al menos 445 migrantes, entre ellos dos mujeres embarazadas y un bebé, y la mayoría fue trasladada al muelle de Arguineguín. Las embarcaciones de Salvamento que tienen su base en Arguineguín no pararon. Salieron desde la madrugada en auxilio de 377 magrebíes y subsaharianos que llegaban en 15 pateras al sur de Gran Canaria y desembarcaron en este muelle. El resto de migrantes fueron socorridos en aguas cercanas a Fuerteventura y Tenerife, islas a las que fueron trasladadas 41 personas a la primera, y 26, a la segunda.

La Delegación del Gobierno esperaba derivar a hoteles en torno a 300 personas ayer para aliviar el número de migrantes que se concentraba en el muelle, pero al llegar más de 300, la cifra de personas que están bajo estas carpas sigue igual, en torno a 1.500. Según la Delegación del Gobierno, el polvorín de Barranco Seco se podrá utilizar en estos días, quizás hoy, pero no dará cobertura a todas las personas que se encuentran en Arguineguín. Además, nace supuestamente con vocación de ser un Centro de Atención Temporal para las primeras 72 horas de los migrantes, con el fin de realizarles las pruebas del Covid y la filiación en condiciones dignas y no en un muelle. Por tanto, estos migrantes deberán o ser reubicados a espacios fijos, repatriados o derivados a la Península. La información por parte de la Delegación del Gobierno es escasa.

El colegio de Abogados indica que estas 1.500 personas se encuentran hacinadas y privadas de los más elementales servicios de sanidad e higiene, algunas durante semanas. Denuncian que en Arguineguín no existe ningún lugar mínimamente habilitado para realizar las entrevistas con los migrantes con cierta privacidad, donde poder conocer su situación, que en ciertos casos podrían justificar las solicitudes de asilo, y, además, no hay suficientes traductores para atender a tantas personas en este servicio gratuito. Los abogados se entrevistan con los migrantes, después de esperas de más de cinco horas, de pie, y sin garantías de que no estén contagiados del Covid. Piden espacios resguardados, mesas y sillas.

Canarias registró ayer, al cierre de esta edición, la llegada de 17 embarcaciones con al menos 445 migrantes, entre ellos dos mujeres embarazadas y un bebé. La mayoría fue trasladada al muelle de Arguineguín que vuelve a albergar a 1.500 personas, pese a que ayer se trasladaron a 300 a hoteles.

Compartir el artículo

stats