Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria

Sophie Muller: “Europa pide solidaridad pero hacen falta respuestas y recursos por ambas partes”

"La situación es muy preocupante, pero yo sigo diciendo que la situación es manejable para Europa", insiste la representante de Acnur en España

Sophie Muller

Sophie Muller LP/DLP

Hace tan solo unos días visitó los ‘puntos calientes’ de la crisis migratoria en Canarias ¿Qué conclusión extrajo de lo que vio en las Islas?

El Archipiélago está en una situación crítica a todos los niveles: autoridades locales, entidades, abogados, jueces, etc. Todo lo que tenga que ver con llegadas marítimas está desbordado. Nadie veía venir un nivel tan alto de llegadas. Además, todos tienen mucha angustia de cara a las próximas semanas y los próximos meses. Nuestro análisis señalan que el número de pateras no va a disminuir. Nuestra visita pretendía dar luz a esta angustia de las autoridades. La situación es muy preocupante, pero yo sigo diciendo que la situación es manejable para Europa.

¿El plan de acción del Gobierno le parece suficiente?

Me parece bien que haya un plan. Acnur ha estado muy pendiente de esto y sabemos que ha sido muy difícil. La respuesta fácil a esta pregunta sería: el plan llega tarde y mal. Pero hay que matizar. Conozco de primera mano que se han hecho muchos esfuerzos. Ahora que hay un plan sobre la mesa sí exigimos rapidez en la actuación. Lo que sí echo de menos en el plan es un aumento de recursos para la policía, para mejorar el acceso al procedimiento de asilo.

Las autoridades canarias reclaman que se pongan en marcha las derivaciones a la Península, pero el Estado no las contempla ¿Cree que son necesarias?

Se han producido derivaciones, pero de manera discreta. Se hace así para no generar tensiones en el Archipiélago entre los migrantes. Si se hacen de una forma más visibles todos van a querer trasladarse a la Península. También se hace discretamente para poder gestionar la situación en centros de acogida peninsulares. Los recursos allí también son limitados. El traslado es una herramienta de gestión y yo no tengo más opinión sobre eso. Mi trabajo es visibilizar que los solicitantes de asilo tengan libertad de movimiento.

Europa no ha movido ficha para aliviar el flujo migratorio ¿Se utiliza a Canarias de tapón para evitar que las personas en situación irregular lleguen más lejos?

La situación es compleja. Realmente no he visto una respuesta real hasta el momento. La comisaria de Interior viajó a las Islas y nosotros hemos podido compartir nuestras preocupaciones, nuestro análisis de la situación. Pero no hemos obtenido respuesta de su equipo. Las autoridades deben aprovechar la situación para trasladar mensajes importantes y que estos se tengan en cuenta en el contexto de negociación del pacto europeo de migraciones. Lo que ocurre en Canarias es un ejemplo muy claro de una situación que afecta a Europa. No sirve pedir solidaridad sin poner recursos y herramientas para dar respuestas. También hacen falta vías legales migratorias desde los países de origen.

Acnur anunció que trasladaría a Gran Canaria personal para ayudar en la crisis migratoria ¿Cuál será el papel de estas personas en las Islas?

Así es, será a partir del próximo año. Estamos en la selección de dos personas. Una de perfil internacional, que llevará el apoyo institucional del sistema de asilo. Se dedicará a construir relaciones con las autoridades y nos lo trasladará a equipo en Madrid y nosotros a la oficina de asilo y refugio en el Ministerio de Interior. Dará apoyo más técnico, e intentará ser una persona de confianza de las autoridades para también vigilar cuando hayan dificultades y trasladárnoslas. Y la otra persona será un trabajador con un perfil más social. Encargada de vigilar que se cumpla con los derechos sociales y que sirva de apoyo a las entidades de acogida.

Acnur se planteó en julio la posibilidad de establecer una oficina permanente en las Islas ¿Mantienen esta idea?

En Melilla vamos a tener un puesto con una presencia más permanente, lo abriremos en enero también. Pero lo que vamos a hacer en Canarias es distinto, porque requiere un trabajo importante de toma de contacto, de trabajo de conciencia, de relación con todos los factores. Entonces, es mejor empezar de manera suave. No va a haber una oficina con el logo de Acnur, va a haber dos personas con el chaleco de Acnur trabajando en Gran Canaria de manera permanente. Y lo harán hasta que no sea necesario su presencia. Intentaremos que sea antes de principio de año.

De las más de 18.000 migrantes que han llegado en 2020 a las Islas ¿Cuántos estima que pueden acogerse al derecho de asilo?

Esa pregunta es muy difícil. Justamente es difícil. En agosto DE 2019 entre el 30 y 40% hablaban de desplazamiento forzosos por temas de persecución y razones de conflicto. La situación de ahora no la tengo tan definida porque no tenemos los datos de nacionalidades. Hacemos estimaciones. Ahora no es momento de hacer entrevistas, lo que necesitamos es trabajar en el acceso al procedimiento para quien lo necesita. Sabemos que hay necesidades. ´

¿Han tomado medidas para mejorar el acceso de los migrantes al derecho de asilo?

Hemos propuesto al Ministerio del Interior trabajar en un modelo piloto específico para Canarias para agilizar el procedimiento de asilo. Este procedimiento puede convertirse en un efecto llamada solo si se tarda muchísimo tiempo en procesarse, cuando no hay devoluciones. En España parece no haber diferencias entre aquellos que necesitan protección internacional y los que no lo necesitan. Esto es lo que puede provocar el efecto llamada. Por eso queremos trabajar en un procedimiento muy rápido y justo. Hemos hecho la propuesta, estamos esperando una respuesta.

¿Cuáles son las causas del aumento del flujo migratorio? ¿La Covid? ¿El conflicto en el Sáhara Occidental?

El impacto de la Covid es muy fuerte en dos áreas: salud pública y economía. No hay una sola razón que explique el aumento de llegadas, son múltiples las razones. El virus provocó el cierre de fronteras, pero la situación en el Sahel no ha empeorado por el virus. Ahí hay una fuerte inestabilidad y mucho conflicto. Cuando hay crisis económica y sanitaria en los países occidentales suele desencadenar dificultades políticas. Pues en países que tengan dificultades anteriores la situación empeora.

¿Ha cambiado el perfil del migrante?

El año pasado nos pareció que las llegadas eran distintas a las de la crisis de los cayucos. Había muchas mujeres, menores, personas de Costa de Marfil o de Malí. Perfiles que pueden necesitar protección internacional. En esta última visita hemos visto que estos perfiles siguen llegando, pero en proporción distinta. Hay muchas más personas de Senegal y de Marruecos. Muchas mas personas de un perfil más migratorio.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats