Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria

Román Rodríguez acusa al Estadode elaborar el plan “sin Canarias y contra Canarias”

Advierte con llegar a acuerdos bilaterales con otras comunidades para derivar migrantes

Román Rodríguez.

Román Rodríguez. LP/DLP

El vicepresidente del Ejecutivo regional y presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, acusó ayer al Gobierno de Pedro Sánchez de tratar a las Islas de forma “cuasicolonial” y tildó de “inaceptable” e “insostenible” el plan de instalar campamentos para acoger hasta 7.000 migrantes en las Islas y frenar las derivaciones hacia otras comunidades. “No podemos tolerar la tesis de que se quedan donde llegan”, critica Rodríguez, por lo que advierte que “si el Estado no se implica desde el Gobierno canario exploraremos las derivaciones mediante relación bilateral con distintas comunidades y también todas las vías institucionales, judiciales y sociales”.

El dirigente nacionalista arremete contra la política migratoria del Gobierno central, sobre todo después de la visita el viernes del ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, y del titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, a Marruecos. “Lejos de asumir que se trata de un problema compartido con España y la Unión Europea, dejan sola a Canarias y se inventan una frontera entre las islas y el resto del Estado para que nuestra Comunidad se convierta en lugar de retención, en muro de la vergüenza, en cárcel atlántica de las personas migrantes procedentes de África”, añade. El plan “ha sido elaborado sin Canarias y contra Canarias”, remacha.

Román Rodríguez insiste en que el Gobierno central tiene capacidad y respaldo legal suficiente para realizar derivaciones a otras comunidades del Estado. “Puede y no quiere hacerlas”, puntualiza Rodríguez.

El vicepresidente añade que “si gobernara el PP nos trataría igual porque en el fondo son iguales. Desde Madrid no nos entienden ni quieren entendernos”. Rodríguez advierte que el presidente del PP, Pablo Casado, tampoco ha defendido explícitamente las derivaciones.

Lo sucedido el pasado martes con los 200 migrantes que fueron trasladados desde Arguineguín a la capital grancanaria “supone una vuelta de tuerca en una trayectoria de improvisación, errores y ausencia de política migratoria por parte del Gobierno central y de escasa implicación también de la Unión Europea”.

En relación con los menores, 2.000 ya en Canarias, el presidente de NC plantea al Estado un convenio de colaboración para derivar menores a otras comunidades y articular un fondo específico.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats