Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oramas y Podemos se enzarzan

La diputada de CC en el Congreso, Ana Oramas, está protagonizando una campaña de denuncia contra los partidos del Gobierno central, PSOE y Unidas Podemos, por el veto a cientos de enmiendas a los partidos de la oposición en la Comisión de Presupuestos, entre ellas la mayoría de las 109 que finalmente quedaron activas de la propia formación nacionalista tras un primer proceso de anulación de varias de ellas por estar técnicamente mal formuladas. Oramas asegura que el Gobierno está “castigando políticamente y discriminando” a CC por su rechazo a las cuentas estatales vetándole propuestas similares a las que han registrado otros grupos, como NC, que sí han sido admitidas a debate y votación, entre ellas algunas relacionadas con el cumplimiento del REF canario.

Oramas considera que este veto tiene como finalidad evitar que los diputados canarios del PSOE y de Unidas Podemos “no tengan que retratarse” votando contra propuestas que ambos grupos han defendido cuando estaban en la oposición. “No permitir el debate... son unos cobardes porque esto siempre se ha debatido en esta Comisión”, afirmó la diputada en la sesión del lunes. Ayer, Oramas volvió a reclamar en varias de sus intervenciones ese derecho a debatir sus enmiendas y a que puedan ser votas, y pidió “reflexión” a los partidos del Gobierno, aunque en un determinado momento expresó su escepticismo al respecto con un gráfico “¡hagan lo que quieran!!”.

La diputada de CC fue contestada ayer el diputado alicantino de Unidas Podemos, Txema Guijarro. Este, tras reconocer “ciertas contradicciones” en su formación porque “no es lo mismo ver la película desde la oposición que desde el Gobierno y quiero naturalizarlo”, resaltó que “el que nos lo diga la señora Oramas es algo que clama al cielo” porque “esta mujer lleva subida a un cargo público desde 1979”. Acusó a Oramas de “ir a lo largo de su carrera política perfeccionando su técnica actoral a la vez que despegándose de la realidad y por eso creo que tiene una actitud impostada y que cuanto más grita y más se le inyecta la sangre en los ojos, más vacío de contenido está lo que dice”. “No me creo que detrás de esos aspavientos haya algún tipo de honestidad. El personaje se comió ya a la persona”. El , diputado de Unidas Podemos aseguró que “no logro entender cómo la persona que estuvo sustentando al partido que más vetó desde el Gobierno cualquier tipo de iniciativa y que fue amonestado por ello por el Tribunal Constitucional ([en referencia al Gobierno de Rajoy], y ahí bien que se calló, viene aquí a darnos lecciones”. “Lecciones de Oramas, ni ‘mijita’”, concluyó.

Compartir el artículo

stats