El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha reconocido este martes la "responsabilidad máxima" del Ejecutivo y apelado a realizar una óptima ejecución presupuestaria en 2021 con el fin de que "ningún euro deje de llegar a la sociedad".

En respuesta a preguntas del PSOE y ASG en la sesión de control, se ha referido, por ejemplo, al nuevo plan de vivienda, que se aprueba esta semana en el Parlamento por unanimidad de todas las fuerzas políticas y que a partir de ahora, con una ficha financiera de 664 millones y más de 28.000 actuaciones, se tiene que "ejecutar bien" porque en Canarias "urge" que se cumpla el derecho constitucional de acceso a una vivienda digna.

Además, ante la llegada de fondos europeos extraordinarios el próximo año, ha apuntado que su ejecución "es un gran reto" y para ello, su Gobierno ha aprobado un decreto ley que cambia la declaración responsable por la licencia y también el Gobierno central ultima otro con el fin de agilizar la gestión.

Por ejemplo, ha valorado que quien recibe subvenciones y va a repetir ya no tiene que volver a presentar la documentación y se trabaja en la creación de estructuras individualizadas en las consejerías para impulsar las licitaciones y hacer un seguimiento de todas las actuaciones.

"Queremos culminar en 2021 todos los fondos de Canarias pero cumpliendo los parabienes técnicos y medioambientales", ha señalado, subrayando también que las crisis abren "oportunidades" pero se deben "cambiar" los mecanismo de licitación y modernizar procesos.

Nira Fierro, presidenta del Grupo Socialista, ha destacado que Vivienda "ha pasado de ser un área oscura" del Gobierno a "uno de los principales pilares" pues Canarias sufre un "retraso considerable", con 17.000 demandantes.

Ha valorado que la aprobación del Plan Canario de Vivienda "es importante" pero "urge" sobre todo que se ponga en marcha. "Hay mucho trabajo por hacer", ha señalado.

Casimiro Curbelo, portavoz de ASG, ha indicado que las administraciones tienen que "ser firmes" para iniciar la recuperación económica y ha esgrimido una "gran preocupación" que pasa por sistemas poco ágiles donde se generan "muchos cuellos de botella" que impiden desarrollar correctamente las inversiones.

En ese sentido, y ante una inversión prevista en Canarias de unos 1.185 millones el próximo año, ha defendido que "hace falta personal cualificado" en todos los departamentos del Gobierno.