Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Distintas formaciones políticas visitan los puntos clave en la Isla

Los extremos ideológicos vienen a las Islas a ‘pescar’ en plena crisis migratoria

Abascal participa en una manifestación para desalojar a los inmigrantes de los hoteles y eurodiputados de Bildu y Podemos visitan el centro de Barranco Seco

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

En extremos opuestos del espectro político, pero a tan solo 45 kilómetros de distancia. Así estuvieron ayer representantes nacionales de Vox y eurodiputados de Bildu y de Podemos en Gran Canaria. Ambos partidos, aunque con ideas y planes totalmente opuestos, pisaron las Islas a las puertas de cerrar un año en el que se ha producido un fuerte repunte migratorio (20.000 personas). La dos visitas llegan tras el cierre del campamento de Arguineguín y una vez que ya se han habilitado nuevos espacios de acogida. Y además, coincidieron.

¿Casualidad o contraprogramación? Lo único claro es que mientras Santiago Abascal, líder del partido de ultraderecha, participaba en una manifestación en Puerto Rico (Mogán) a favor del desalojo de los inmigrantes de los hoteles, Pernando Barrena, diputado vasco en el Parlamento Europeo, visitaba el Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE) de Barranco Seco.

La crisis migratoria ha despertado el interés de gran parte de las formaciones políticas representadas en el Congreso de los Diputados. Algunos, en sus visitas, defienden la gestión del Estado y otros, aprovechan el viaje para ejercer una dura oposición y pescar algún que otro voto. Tanto Vox como Bildu, a pesar de sus numerosas diferencias, coincidieron ayer en este último grupo y apostaron por cuestionar las políticas que el Gobierno ha puesto en marcha para atajar la problemática en el Archipiélago.

“La culpa es de los políticos españoles que llaman a los inmigrantes y les prometen un falso paraíso”

Santiago Abascal - Presidente de Vox

decoration

Por un lado, Abascal se unió a la manifestación organizada por la plataforma Salvemos el turismo en Mogán que, por segundo viernes consecutivo, comenzó a las doce de la mañana desde Motor Grande hasta la playa de Puerto Rico. La concentración pide desalojar a los 4.000 inmigrantes ubicados en complejos hoteleros del municipio con el objetivo, según sus palabras, de recuperar el uso turístico de los hoteles. Tanto el Ejecutivo canario como la Delegación del Gobierno criticaron la pasada semana la imposición de un ultimátum a los hoteleros, ya que “se trata de una situación de emergencia” y además, está previsto que los contratos con el Estado finalicen el 31 de diciembre. Por ello, esos complejos quedarán a disposición de los turistas que opten por visitar el Archipiélago.

La plataforma Salvemos el turismo en Mogán quiso recalcar el pasado miércoles en un comunicado su desvinculación con la formación que lidera Abascal, pero la mayoría de los asistentes reconocieron que agradecían la presencia del político y aseguraron estar de acuerdo con las medidas que este plantea. “No me da vergüenza decir que estoy de acuerdo con Vox, ningún otro político se ha acercado a las manifestaciones del municipio”, apuntó ayer Isabel Milán, una de las vecinas que participaron en la concentración.

Utilizar a la Armada para detener a las pateras antes de entrar en aguas españolas y las “deportaciones inmediatas” de todos los que entren ilegalmente en España, fueron las propuestas que expuso ayer el presidente de Vox ante los 800 vecinos que acudieron a la manifestación. Una cifra que se reduce en doscientas personas respecto el pasado viernes, cuando la fuerza política de extrema derecha no participaba en el evento. Abascal afirmó ayer que la culpa de la llegada masiva de inmigrantes la tiene el Gobierno, que ha provocado un “efecto llamada” con sus políticas. “Les hacen jugarse la vida en los mares, les prometen un falso paraíso que no se puede ofrecer”, denunció el líder de extrema derecha.

“El hecho de no dejarnos entrar al campamento nos hace pensar que está en condiciones insalubres”

Pernando Barrena - Eurodiputado de Bildu

decoration

Visita fallida

Los representantes del Bildu escogieron para su visita otro punto clave de la crisis migratoria en Canarias: el CATE de Barranco Seco. Barrena aseguró que el objetivo de su paso por la Isla ha sido conocer las condiciones en las que se encuentran los inmigrantes y, en el caso de que no sean las debidas, “ponerlas sobre la mesa, no sólo para hacer una crítica sino para que éstas se mejoren y estén a la altura de los estándares europeos en cumplimiento de derechos humanos”. Pero este objetivo no pudo cumplirse. Tanto a Barrena, como a sus acompañantes se les negó la entrada. Junto al diputado del Parlamento Europeo viajaron los eurodiputados Miguel Urbán, de Podemos, y Malin Björk, del Vänsterpartiet (Suecia); el diputado de ERC en el Parlamento de Cataluña, Rubén Wagensberg; y el miembro del Congreso Jon Iñarritu, de EH Bildu.

Los representantes vascos abogan por los traslados a la Península y el apoyo de la UE

decoration

Barrena apuntó que las razones que se les dio para prohibirles la entrada fueron “un poco peregrinas, como que el centro todavía no está preparado”. El hecho de que los miembros del Parlamento europeo no pudieran acceder “acrecienta la sensación de que pueden ser ciertas las afirmaciones de que el campamento está en condiciones insalubres, situado en una zona en la que el suelo es tierra, con poca provisión de sanitarios y mucho menos de equipo técnico, tanto intérpretes como juristas que asesoren a estas personas”, declaró molesto Barrena.

A diferencia del discurso de Abascal, que abogó por las repatriaciones masivas, los representante europeos apostaron por las derivaciones a la Península como medida para gestionar la masiva afluencia de llegadas. “Hay que pedir un traslado inmediato de las personas que están aquí para hacer un reparto de forma solidaria en el conjunto de la Península", aclaró Urbán.

Vox propone utilizar a la Armada para detener a las pateras antes de entrar en España

decoration

"No sabemos cuántas personas hay aquí", enfatizó Wagensberg para criticar la política de “bloqueo” en la que está instaurado el Estado y ante la que denunció la necesidad de llevar a cabo los traslados a la Península, “donde hay muchas plazas libres. Además, los representantes comunitarios también reclamaron el apoyo de la UE. La eurodiputada sueca rechazó la idea de que las Islas se conviertan en una prisión y exigió que el problema se aborde “en clave europea”. Con ella coincidió Urbán, quien consideró que la situación se arregla con políticas solidarias a “nivel del Estado español y a nivel europeo" e insistió en que se podrían “estar vulnerando derechos y libertades en Barranco Seco”.

UN PLAN PARA LA INFANCIA

La organización Save The Children exige al Gobierno central, ante la llegada de menores y adolescentes a Canarias en los últimos meses, un plan coordinado de acogida y protección que “garantice” los derechos de la infancia migrante y refugiada. “La infancia no puede ser víctima de la improvisación. España necesita invertir más fondos y dotarse de un plan de atención adecuada y una distribución corresponsable entre comunidades autónomas”, demanda la directora de Sensibilización y Políticas de la Infancia de la entidad, Catalina Perazzo. La organización ha visitado en los últimos días algunos de los centros de acogida de menores y adultos en Canarias. Tras esas visitas, alerta sobre la falta de protocolos y mecanismos de coordinación que garanticen el cumplimiento de los derechos de la infancia. En concreto, señala que no se garantiza a los menores el acceso temprano a asesoramiento jurídico especializado y tampoco se les informa de sus derechos y del procedimiento de asilo. En un comunicado, Save the Children advierte de que también ha detectado deficiencias en los procedimientos de identificación de los menores al desembarcar, lo que provoca que muchos adolescentes terminen en centros de acogida para adultos. Desde la organización señalan que Canarias no tiene capacidad para hacer frente sola a la situación actual y los traslados a la Península se están realizando con cuentagotas. El modelo que se está viendo en las Islas, apuntan, es de una gestión de las llegadas en macrocentros, pervirtiendo la acogida a pequeña escala llevada a cabo anteriormente. | EP

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats