Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria

Un millar de personas protesta contra la “pésima” gestión de la crisis migratoria

La concentración defiende el desalojo de los inmigrantes de los hoteles canarios | Se vivieron algunos momentos de tensión frente a la sede de Delegación del Gobierno

Manifestación para desalojar a los inmigrantes de los hoteles frente a la sede de Presidencia del Gobierno en la capital grancanaria.

Manifestación para desalojar a los inmigrantes de los hoteles frente a la sede de Presidencia del Gobierno en la capital grancanaria.

“Sánchez dimisión” o “Torres deja de mentir”, fueron solo algunas de las frases que más se pronunciaron ayer por los megáfonos de la manifestación celebrada en la capital grancanaria para exigir el desalojo de los inmigrantes que están acogidos en complejos turísticos. Una concentración, convocada por la plataforma Únete por Canarias, en la que se juntaron unas mil personas y que pretende, según sus palabras, facilitar la reactivación del sector económico. Los participantes lanzaron dardos en todas direcciones y calificaron de “pésima” la gestión de la crisis en todos los niveles. No se salvó ni el Gobierno central, ni el Ejecutivo regional. Tampoco se libraron los inmigrantes que se juegan la vida en el mar a pesar de no ser responsables de la gestión de la crisis. Aunque muchos lo negaron, la mayoría de los discursos tuvieron tintes racistas y muy cercanos a los ideales que defiende la extrema derecha.

Aunque la lluvia mojó desde el principio la mayoría de los carteles, los mensajes de desacuerdo con la clase política llegaron a los asistentes a través de los portavoces de las distintas agrupaciones que se unieron ayer a la convocatoria de la plataforma. José Antonio Martín, presidente de un grupo de mayores y miembro del Movimiento Vecinal de la Isleta, acudió a la concentración para reclamar al Gobierno canario que “defienda” los intereses de las Islas. “El presidente autonómico está cagado porque pertenece al mismo partido que Sánchez”, apuntó Martín, quién reclamó a las autoridades “tomar medidas más contundentes” para acabar con la inmigración ilegal.

12

Concentración de la Plataforma Únete por Canarias ante la crisis migratoria EFE

Españoles en elecciones

“Parece que los canarios solo somos españoles cuando llegan las elecciones, después nadie se acuerda de nosotros”, declaró ayer Fátima Hernández, una de las primeras personas en acudir a la Plaza de la Feria, lugar donde comenzaba la manifestación que terminó en la sede de Presidencia. Esta vecina de la capital grancanaria se mostró totalmente contraria a la inmigración irregular y reclamó “los mismos derechos para todos”. Hernández aseguró que la situación de los llegados en patera “le preocupa”, pero aún más, la “economía de sus familiares en ERTE”. La vecina defiende orgullosa su discurso a pesar de que este contenga tendencia xenófobas. “Si para la gente estas ideas son racistas, soy la presidenta de los racistas”, aclaró entre risas.

Por el contrario, Antonio Vélez, portavoz de la plataforma Únete por Canarias, quiso recalcar ayer que la convocatoria “no pretende ir contra los inmigrantes”. Aseguró que los integrantes de la iniciativa, que tan solo lleva dos meses en marcha, defienden que la administración les busque a estas personas una ubicación digna fuera de los hoteles. Vélez subrayó, además, la desvinculación con todas las formaciones políticas. Ninguna acudió ayer.

A pesar de ello, muchos de los asistentes reconocieron compartir las ideas que expuso el viernes el presidente de Vox, Santiago Abascal, durante su visita al sur de la Isla. “Sacar a la Armada” o “Viva Vox” fueron algunos de los mensajes aplaudidos por los participantes. Incluso, al finalizar la manifestación junto a la sede de Presidencia, la plataforma Acción Canaria Anticomunista se hizo con el micrófono principal para leer un manifiesto para los partidos políticos, y la única palabra que utilizó el portavoz para dirigirse al partido de extrema derecha fue “gracias”. Para el resto de formaciones, todo fueron críticas y reproches.

Vélez quiso restar importancia a este tipo de mensajes y aseguró que lo esencial es defender otro de los objetivos de la manifestación: el apoyo a las pequeñas y medianas empresas de Canarias. Aunque de esto poco se dijo ayer, ni pancartas, ni mensajes en altavoz. Solo el portavoz de la plataforma exigió que se hagan realidad las ayudas que las instituciones conceden a las pymes, pues, según aseguró, “no llegan y se quedan en promesas vacías”.

Durante la jornada también se vivieron algunos momentos de tensión, justo al principio de la concentración, frente a la sede de Delegación del Gobierno. En el inicio, coincidiendo con un momento de mucha lluvia, las plataformas participantes no supieron organizarse, y algunos grupos se dispersaron sin rumbo. Uno de ellos se acercó a las puertas de la institución y se encaró e insultó a los agentes de las fuerzas de seguridad que la custodiaban. El incidente se saldó sin consecuencias después de que los manifestantes retrocedieran sin mayores incidentes y continuaran la marcha.

Compartir el artículo

stats