Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria

Unanimidad en la condena a la xenofobia tras los incidentes racistas

Torres reclama a Partido Popular y Ciudadanos ser contundentes en la defensa de las derivaciones de migrantes al territorio peninsular

Migrantes en Arguineguín, en una imagen de archivo

Migrantes en Arguineguín, en una imagen de archivo

El Parlamento de Canarias aprobó ayer por unanimidad una declaración institucional en la que condena los actos de racismo y xenofobia que empiezan a aparecer en las Islas, especialmente a raíz de la crisis migratoria de este año, con casi 20.000 migrantes llegados al Archipiélago. El presidente, Gustavo Matos, defendió el “compromiso” de la Cámara por difundir los valores de la tolerancia y la buena convivencia y hecho un “llamamiento” al resto de instituciones para que se sumen a esta posición, que incluye también aumentar la “labor didáctica” y “combatir los bulos” que afectan a la población migrante.

Así, comentó que los actos racistas y xenófobos aún son “hechos aislados” en Canarias pero entiende que no se pueden “ignorar las señales” que aparecen en algunos puntos del Archipiélago, como el episodio vivido recientemente en Mogán en el que un grupo de ciudadanos increpó a los menores alojados en un complejo hotelero. Matos advirtió que este tipo de actos pueden “extenderse peligrosamente” al calor de la crisis económica y social derivada de la pandemia.

En esa línea, ha comentado que Canarias “ha sido siempre lugar de tolerancia y convivencia”, con un pueblo migrante “hasta no hace mucho”, con generaciones de padres y abuelos que “dejaron atrás su hogar” huyendo de la pobreza y las persecuciones políticas, tal y como ocurre ahora con muchos migrantes africanos.

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, pidió a cargos de PP y Cs que sean “contundentes” en la defensa de Canarias, la “solidaridad” y las derivaciones de migrantes a la Península con un “solo discurso” y “lo mismo aquí que allí”.

En respuesta a una pregunta del Grupo Socialista en la sesión de control, insistió en que Canarias “no puede ser ni muro ni cárcel” para los migrantes y a diferencia de lo que han hecho los socialistas canarios, reclamó a ambas fuerzas políticas que no “escondan la cabeza” cuando algunos compañeros de partido “dejan en mal lugar” a los canarios.

Torres, que valoró que la portavoz del PP, Australia Navarro, haya defendido las derivaciones a otras comunidades, reclamó que el presidente del PP, Pablo Casado, defienda la “solidaridad” en todo el país, y señalado que hay migrantes que viajan desde Canarias porque son personas “libres” y siempre que tengan problemas con la documentación.

Nira Fierro (PSOE) dijo que hay que “tener cuidado” con las declaraciones que hacen los dirigentes políticos sobre determinados temas, como la inmigración, porque activa “imágenes, gestos y actitudes” que en “nada” se corresponden con la “Canarias solidaria”.

Compartir el artículo

stats