Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La atención a menores migrantes genera 600 empleos y más de 200 proveedores

La Consejería de Derechos Sociales saca del paro a profesionales que trabajan por primera vez en lo que han estudiado y a desempleados de más de cincuenta años

Algunos de los inmigrantes que desembarcaron anoche en el muelle de Arguineguín .

La atención a los menores migrantes llegados en patera y cayucos a Canarias en este año ha generado la creación de 600 puestos de trabajo directos y compras a más de 200 empresas proveedoras. Esta puede ser, quizás, una de las caras amables de esta dolorosa situación en la que adultos y menores se adentran al mar, arriesgando sus vidas, para conseguir un futuro mejor. La Consejería de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias tiene en este año bajo su tutela a 2.362 menores, lo que supone nada menos que un crecimiento superior al 310% con respecto a 2109. Para dar un trato digno a estos niños, que desde que llegan a las costas canarias pasan a ser custodiados por el Gobierno regional, se han habilitado 24 recursos de emergencia -14 en Gran Canaria, ocho en Tenerife y dos en Fuerteventura-.

La situación es de saturación y, por ello, la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana, ha reclamado más solidaridad interterritorial a las comunidades autónomas y al Estado. Cinco regiones se han mostrado dispuestas a acoger a 100 niños, una cifra que ni de lejos solventa el desbordamiento que tiene Canarias.

Derechos Sociales encargó un informe a las ONG que atienden a las niñas y niños migrantes para conocer el trabajo que desarrollan. La organización Quorum Social 77 expone que para dar cobertura a los nuevos recursos han contratado a un total de 235 trabajadores. El perfil de las personas son en su mayoría integradores y educadores sociales y laborales, personal de cocina, de limpieza y de mantenimiento. Ha sido el año de las primeras oportunidades, indican, pues han seleccionado a muchos profesionales que trabajaban por primera vez en lo que habían estudiado, así como personas con discapacidad o trabajadores que habían perdido la esperanza de ser contratados nuevamente porque sobrepasan los cincuenta años, y personas migrantes bilingües muy necesarias para traducir los dialectos africanos y árabe que hablan los chicos. Además, han optado por contar con empresas proveedoras de los municipios más golpeados por la crisis.

La Asociación Coliseo indica que, desde el inicio de la actividad en estos dispositivos de emergencia, la ONG ha contribuido al beneficio de múltiples empresas, priorizando el pequeño comercio local. Tienen centros para menores en El Ortigal, Güímar, La Cañada, Las Galletas y Santa Cruz de Tenerife, todos ellos en Tenerife y, en Gran Canaria, el centro de los Los Pinos, y se han apoyado en un gran número de empresarios. Más de doscientas son las empresas por las que ha pasado la Asociación para atender a estos niños: sociedades de alimentación, de equipamiento informático, mobiliario, electrodomésticos, limpieza de las residencias, además de las compras en las grandes superficies, farmacias o comercios dedicados a otros ámbitos de la salud, como pueden ser ópticas o dentistas; material de oficina, escolar, peluquerías, gimnasios suministros tales como recargas de teléfono, compra de terminales móviles o llamadas en locutorios para comunicarse con sus familiares. Para la gestión de informes técnicos relacionados con las viviendas que lo menores habitan han contado con arquitectos que certifiquen la habitabilidad de las mismas así como empresas para transportar a los menores a los institutos, a visitas médicas o a salidas grupales de ocio para lo que se cuenta con vehículos de alquiler.

Personal con idiomas

Por la apertura de estos recursos de emergencia, esta asociación ha generado muchos puestos de trabajo, especialmente titulados universitarios en Educación Social, Psicología, Trabajo Social, Pedagogía y Magisterio, pero también graduados superiores en Integración Social, Animación Sociocultural y Actividades Físicas y Deportivas. Asimismo, para cocina y limpieza se ha contratado a unas 20 personas. En total son más de 200 trabajadores, incluyendo en la plantilla a personal cualificado con dominio en lengua inglesa, francesa, árabe y dialectos subsaharianos (Bambara y Soninké). Estos empleados fomentan en los menores el aprendizaje de la lengua castellana y, además, facilitan la comunicación entre ellos y el resto del equipo educativo. Entrando un poco en detalles, en Tenerife se crearon alrededor de 160 puestos de trabajo y, en Gran Canaria, cerca de 60 empleos, siempre fomentando, en la medida de lo posible, que dichas contrataciones sean de personas residentes de la zona en la que se encuentran ubicados los dispositivos.

La Asociación Solidaria Mundo Nuevo gestiona cuatro centros, tres en Gran Canaria y uno en Fuerteventura, que albergan a 165 menores. Para atender a estos nuevos recursos han contratado a 142 personas y también cuentan con proveedores de alimentación, vestimenta o alquiler de vehículos.crisis de los cayucos

75 personas en Arguineguín


La embarcación Guardamar Polimnia desembarcó anoche en el muelle de Arguineguín, en Mogán, a un total 75 personas. De ellos, 54 eran subsaharianos que fueron localizados en un cayuco, y 21 magrebíes de una patera, todos en aparente buen estado trasladados. Mientras, una embarcación con 41 inmigrantes llegó ayer al muelle de La Restinga, en El Hierro, todos varones en buen estado de salud y dos de ellos menores de edad. El dispositivo del Servicio de Urgencias Canario los atendió en el muelle y no fue preciso ningún traslado a centros sanitarios, según informó el Centro Coordinador de Emergencias 112. La Cruz Roja indicó que fue alertada en la madrugada de ayer de la llegada de los migrantes y movilizó a diez voluntarios, que asistieron a estas personas dándoles ropa, calzado, mantas, alimentos y efectos para la higiene. En las últimas semanas se ha rebajado considerablemente el número de migrantes, que en el mes de noviembre alcanzó sus máximos. En lo que va de año pueden haber arribado a las costas isleñas en torno a 22.000 personas, una cifra que aún no supera la de la crisis de los cayucos: 2006 se cerró con 31.678 migrantes. El 24 de diciembre la Salvamar Talia rescató a 29 ocupantes de un cayuco. | Agencias


Compartir el artículo

stats