Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arriaga: “Ciudadanos solo apoyará al Gobierno propuesta a propuesta”

El coordinador del partido naranja en el Archipiélago circunscribe la reunión con Nueva Canarias al inicio de una ronda de contactos con todas las fuerzas políticas

Ruymán Santana, Román Rodríguez (de espaldas), Carmelo Ramírez y Enrique Arriaga, el lunes tras la reunión en un restaurante de la capital grancanaria. | | ANDRÉS CRUZ

Ruymán Santana, Román Rodríguez (de espaldas), Carmelo Ramírez y Enrique Arriaga, el lunes tras la reunión en un restaurante de la capital grancanaria. | | ANDRÉS CRUZ

El apoyo de Ciudadanos a un eventual Gobierno en minoría de Ángel Víctor Torres se negociaría “propuesta a propuesta”. En el partido naranja no tienen intención de prestar sus dos diputados para tapar las deserciones en los grupos del cuatripartito. Así lo aseguraron ayer tanto el coordinador de Cs en Canarias, Enrique Arriaga, como el vicesecretario primero de la fuerza política, Carlos Cuadrado, tras la reunión que el primero mantuvo el lunes con el líder de NC, Román Rodríguez, en un restaurante de la capital grancanaria. Ambos son conscientes de que sus dos parlamentarios cobran protagonismo con la posible salida de Sandra Domínguez de la bancada de Nueva Canarias (NC), lo que dejaría el apoyo parlamentario al Ejecutivo en 36 diputados, solo uno por encima de la mayoría absoluta. Sin embargo, en Ciudadanos no quieren ni oír hablar de ser la solución de emergencia del Gobierno. Como tampoco de formar parte de una posible mayoría alternativa junto con Coalición, el PP y la Agrupación Socialista Gomera (ASG) de Casimiro Curbelo.

Arriaga reconoció que en el almuerzo con Rodríguez en el restaurante La Gioconda “se habló de todo”. De la situación en municipios como San Bartolomé de Tirajana —donde la alcaldesa ha retirado las competencias a un concejal de Cs para dárselas a otro de NC—, de los gobiernos insulares y también del ámbito autonómico. Y en este último no piensan moverse ni un ápice de su posición por más que las urgencias apremien al cuatripartito. No obstante, eso sí, Arriaga concedió que la salida de Domínguez de la bancada de NC pondría a los dos diputados de Cs —Vidina Espino y Ricardo Fernández de la Puente— en mejor posición para negociar con los grupos que apoyan al Gobierno. “La diferencia es que somos útiles”, apuntó. La presencia de Podemos en el Ejecutivo —los de Pablo Iglesias son junto con Vox las dos líneas rojas de los naranjas— bloquea cualquier posibilidad de que Cs se incorpore a tareas de gobierno, pero no les impide votar junto con estos las iniciativas que consideren. Así que si el cuatripartito necesitara de sus votos —con solo 36 escaños bastaría con que se resfriara un diputado para perder la mayoría en la Cámara—, tendrá que negociar “propuesta a propuesta”.

“Se habló de todo, claro, pero nos mantenemos donde estamos”, aseguran desde Cs

decoration

Desde la cúpula del partido en Madrid secundaron a Arriaga, que circunscribe la reunión con NC al inicio de una ronda de contactos con todas las fuerzas políticas. Carlos Cuadrado, hombre de confianza de Inés Arrimadas, aseguró que la crisis en el grupo parlamentario de NC no va a cambiar la hoja de ruta en Cs: “No vamos a hacer ningún movimiento; nos mantenemos donde estamos”. “Estaremos en la estabilidad y apoyaremos aquello que esté en sintonía con lo que defendemos; valoraremos cada propuesta”, ahondó. En todo caso, Cuadrado precisó que la política de pactos corresponde a la dirección nacional, con lo que la última palabra la tendría Madrid.

En cuanto a la posibilidad de una mayoría alternativa con CC, PP, ASG y el voto de Sandra Domínguez —bastaría con el apoyo de uno de los dos diputados de Cs para que la moción de censura saliera adelante—, en Cs aseguran que no estarán en esa fórmula de ninguna de las maneras. “En todo caso estaremos para dar estabilidad, no para generar inestabilidad en un momento en el que las instituciones han de volcarse para combatir la pandemia”, coincidieron Arriaga y Cuadrado.

Fuerteventura desata los nervios


Fuerteventura ha desatado los nervios en el Gobierno y los partidos que lo apoyan. Más si cabe en NC, al que la política de pactos para ganar presencia más allá de Gran Canaria le ha vuelto a dar problemas. Sandra Domínguez es diputada en el grupo de NC pero su partido es Asambleas Municipales de Fuerteventura (AMF), una de las fuerzas políticas con las que NC pactó de cara a las elecciones de 2019. Pero el acuerdo entre NC y AMF se tambalea y Domínguez es pieza clave para la posible moción de censura contra Blas Acosta en el Cabildo de Fuerteventura. Acosta llegó a la presidencia gracias al pacto entre PSOE y NC secundado por AMF, y ahora AMF puede quitarle el cargo en cuanto Domínguez sustituya a Marcelino Cerdeña en el pleno del Cabildo. Cerdeña ha renunciado a su acta y resulta que Domínguez es la siguiente en la lista. Todo ello está detrás de la intención de NC de blindar el apoyo parlamentario al Gobierno —que se quedaría con solo 36 diputados— con los dos diputados de Cs. | M.Á.M.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats