Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carolina Darias asume Sanidad en el peor momento de la pandemia

Otros nombres como el de la exministra María Luisa Carcedo se plantea desde el PSOE

Carolina Darias –segunda por la derecha– ayer junto al presidente Pedro Sánchez y al ministro Salvador Illa en una visita a la Agencia Española de Medicamentos .

Salvador Illa deja el Ministerio de Sanidad cuando la tercera ola de la pandemia se encuentra en plena expansión. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desvelará hoy el nombre de su sustituto, en este caso sustituta porque el nombre de la canaria Carolina Darias es el primero en todas las quinielas de la Villa y Corte, en los cenáculos del PSOE y los medios de comunicación nacionales lo dan por seguro citando fuentes de Moncloa. Darias se ha convertido en los últimos meses en la sombra de Illa en la coordinación con las comunidades autónomas, en la planificación de la vacunación y en la estrategia a seguir por el Gabinete para hacer frente a la pandemia.

Desde que en diciembre el PSC designó a Salvador Illa como candidato a la presidencia de la Generalitat en las elecciones del 14 de febrero comenzó la cuenta atrás para su salida del Ministerio y ya desde entonces todos los ojos se fijaron en Carolina Darias, la ministra de Política Territorial que poco a poco iba ganando protagonismo en la gestión de la pandemia acompañando al ministro en los consejos interterritoriales de Salud y en las comparecencias parlamentarias y ante los medios. El posible cambio de fecha para las elecciones catalanas dejó el recambio en Sanidad en el aire y en los últimos días se aceleraron las cosas ante la decisión de la Justicia de mantener provisionalmente la fecha del 14 de febrero.

Sea lo que sea lo que decidan finalmente los tribunales, el paso está dado e Illa deja Sanidad para centrarse en las elecciones catalanes y deja el testigo de un desafío igual o peor que cuando empezó la pandemia en marzo de 2020: los contagios disparados, un incremento de los fallecidos y un proceso de vacunación en plena marcha. Darias sigue siendo la más nombrada por todos para asumir este reto, lo que sin duda supondrá para la dirigente grancanaria ponerse en el foco permanente de la actualidad tanto desde el punto de vista político como mediático.

Otros nombres han salido a relucir en los últimos días como candidatables para asumir el Ministerio de Sanidad, entre ellos el de la exministra de Sanidad María Luisa Carcedo, que ocupó la cartera antes que Illa, lleva los asuntos sanitarios en la cúpula del PSOE y defendió recientemente la ley de eutanasia en el Congreso. Hay sectores del partido, incluso en Canarias, que apuestan más por el perfil de Carcedo ante un escenario muy complejo y difícil en una crisis sanitaria sin precedentes desde que se inició la pandemia. También han salido a relucir otros nombres de un perfil más técnico como el de Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública.

Ayer mismo médicos y enfermeras señalaron que, ahora más que nunca, en lo peor de la tercera ola, urge que un profesional sanitario “de trinchera”, a ser posible con “experiencia a pie de obra” de la pandemia, asuma las riendas del Ministerio de Sanidad. Por ello, desde la Organización Médico Colegial (OMC) no ven con buenos ojos que el sustituto de Illa pueda ser la ministra Carolina Darias, pese a que su presencia en los últimos meses en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud la hagan “conocedora de la situación y de la gestión” de la pandemia.

Después de poco más de un año en el Gobierno de Pedro Sánchez, Darias es uno de los miembros del Ejecutivo que ha pasado con más discreción en este periodo. Frente a Salvador Illa, Pablo Iglesias, María Jesús Montero o José Luis Escrivá, la dirigente canaria ha tenido un perfil más bajo y no ha estado en la primera línea política hasta que comenzó a prodigarse junto al ministro catalán en la gestión de la pandemia. Fue la decisión de Miquel Iceta de echarse a un lado y dar paso a Illa en las elecciones catalanas lo que puso a Darias en el disparadero como favorita para relevar al ministro que se ha echado la pandemia a la espalda.

Si finalmente Darias jura mañana el nuevo cargo ante el Rey tiene ante sí un nuevo Consejo Interterritorial de Salud con las autonomía tomando medidas drásticas para frenar los contagios y una comparecencia pendiente en el Congreso, por la que ayer salieron en bloque los partidos a criticar a Illa por no ir a la Cámara antes de dejar el cargo. Por ello todos dan por hecho que la socialista grancanaria dejará intacto el núcleo central del equipo de Sanidad, con Fernando Simón a la cabeza, para dar continuidad a la gestión desarrollada por su compañero.

Compartir el artículo

stats