La Comisión Europea asegura que el Gobierno de España es el responsable exclusivo de velar por la gestión de la crisis migratoria en Canarias y le corresponden las competencias sobre las derivaciones y las ayudas a las Islas. La comisaria europea de Interior, la sueca Ylva Johansson, respondió en esta línea a una pregunta parlamentaria sobre la presión migratoria que vive el Archipiélago, realizada por la eurodiputada Izaskun Bilbao, del Partido Nacionalista Vasco (PNV), formación junto a la que concurrió Coalición Canaria (CC) en las elecciones al Parlamento Europeo de 2019. Bilbao destaca que la comisaria invita a España a que “haga una correcta planificación y defina su estrategia” para hacer frente a la crisis migratoria, algo para lo que puede hacer uso de “herramientas y recursos” europeos como el nuevo Fondo de Asilo, Migración e Integración y el Fondo de Seguridad Interior. Además, señala que las regiones ultraperiféricas tienen un tratamiento diferenciado por sus características especiales y que ahora las Islas, además, “afrontan una problemática distinta a la que tienen los Estados miembros o la Península”.

En la misiva, Johansson subraya que “los efectos de la migración se dejan sentir principalmente a nivel local, y las regiones serán socios clave en la aplicación del Pacto sobre Migración y Asilo”. La Comisión Europea empieza a mostrar su interés por contar con las autoridades locales y regionales para buscar una solución conjunta al fenómeno migratorio, ya que son las que se ven presionadas, las que tienen que dar respuestas y las que ofrecen prestaciones como la sanidad, la educación o la asistencia social a las personas que llegan desde otros países de manera irregular. “Ya no solo se tendrá en cuenta a las instituciones europeas y a los Estados miembros, quieren escuchar a quienes están más cerca del problema para adoptar las medidas y las estrategias adecuadas”, apunta la representante jeltzale.

“Canarias necesita solidaridad y recursos”, apunta la eurodiputada Izaskun Bilbao

La Comisión Europea, revela Johansson en su contestación, está a la espera de la puesta en marcha de una operación conjunta por parte de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) y España. “Se han comprometido a activar una operación del Frontex y estaremos atentos para que nos expliquen los detalles de esa misión y comprobar si se está abordando el problema de la presión migratoria a través de la ruta atlántica”, reseña Bilbao.

Además del control de fronteras, una de las vías para abordar la crisis migratoria es el trabajo diplomático con los países de origen y la lucha contra las causas profundas de la migración. Sobre este aspecto, la comisaria sueca apunta que la Unión Europea (UE) presta un apoyo sustancial a Marruecos, Mauritania, Senegal y Gambia para mejorar sus capacidades en la prevención de la migración irregular, la gestión de las fronteras, la lucha contra el tráfico ilícito de personas y la protección y asistencia a los migrantes. En su respuesta a la pregunta planteada sobre las vías de diálogo abiertas con los países de salida, Johansson detalla que el comisario de Interior visitó Mauritania en septiembre de 2020 para “mejorar la cooperación en la lucha contra el tráfico de migrantes y salvar vidas en el mar”, y regresó al país africano los días 1 y 2 de diciembre para “debatir sobre los esfuerzos destinados a prevenir las salidas irregulares hacia Canarias”.

Bilbao lamenta que no se esté aplicando correctamente el derecho de asilo y que se vulneren los derechos fundamentales de las personas que quieren acogerse a ese derecho internacional. “Hay que hacer un control exhaustivo de quienes entran en Europa, pero respetando los valores humanitarios y los valores europeos”, asegura la portavoz jeltzale y señala que la solución al fenómeno migratorio pasa por “desarrollar el talento y las posibilidades en los países de origen”, porque quienes ven la necesidad de abandonar su hogar y su familia es porque buscan mejores condiciones de vida.

Europa está a la espera del inicio de una operación conjunta del Frontex y España

“Canarias necesita solidaridad, recursos y propuestas”, defiende Bilbao. Quien además apela a la “olvidada solidaridad europea”, porque hay muchos países que considera que la migración es una preocupación del sur, cuando en realidad “es un problema del continente”. La eurodiputada vasca sostiene que hay mucha desconfianza entre los Estados miembros, ya que creen que la llegada de personas migrantes podría alterar su equilibrio social. Por esto, Bilbao recuerda que en reiteradas ocasiones han propuesto políticas que apuestan por la reubicación y el reparto de las personas que llegan a zonas fronterizas, como es el caso de Canarias.

El presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres, comparecerá el 1 de marzo ante la Comisión de Derechos Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo para reclamar una respuesta de la UE. El objetivo de Torres es disipar así las voces en Bruselas que obstaculizan que los migrantes alcancen el destino que anhelan o bien sean repatriados.

Marugán pide explicaciones por el bloqueo en Canarias 

El Defensor del Pueblo reclama a la Policía que le informe sobre si se respeta el derecho de los inmigrantes a moverse por todo el territorio nacional, aunque hayan entrado en España de manera irregular, ante las denuncias de colectivos porque los están bloqueando en Canarias. Desde diciembre, varias ONG y letrados que trabajan con inmigrantes llegados en patera vienen denunciando que la Policía ha cerrado en la práctica el acceso a los puertos y aeropuertos de Canarias a los irregulares, a los que se impide, dicen, tomar vuelos y barcos a la Península, aunque estén identificados con pasaporte. La Delegación del Gobierno niega tal “bloqueo”. Asegura que la Policía vela por que se cumplan las restricciones de entrada establecidas por algunas comunidades a causa de la pandemia. En una carta enviada el jueves y dirigida a una de la ong que se han quejado del ‘bloqueo’, la Coordinadora de Barrios de Madrid, Francisco Fernández Marugán explica que se ha dirigido a la Dirección General de la Policía y puesto en contacto con el Ministerio de Inclusión Social y Migraciones para exponerle su “preocupación” sobre “las condiciones de las instalaciones de acogida y atención humanitaria” en Canarias, y sobre la necesidad de “valorar traslados a la Península”.| Efe