Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“No estamos para choteos”

CC denuncia que el Gobierno despacha con una fotocopia el debate sobre la inmigración en la comisión de seguimiento del Plan Reactiva

“No estamos para choteos” |

Coalición Canaria calificó ayer de “absoluta vergüenza” lo sucedido en la primera reunión de la comisión de seguimiento del Plan Reactiva. Los nacionalistas aseguran que el Gobierno dio más información a los medios de comunicación que a los firmantes del plan y que la crisis migratoria ni siquiera se abordó: el presidente les dio una proposición no de ley del Parlamento, asegura José Miguel Barragán, y les pidió llegar a un acuerdo similar.  

La primera reunión de la comisión de seguimiento del Plan Reactiva comenzó el lunes a la una de la tarde. Pasadas las tres, el encuentro aún no había finalizado. Tiempo no les faltó para analizar los resultados del plan en su primer año de vida (2020), para estudiar el mayor o menor grado de ejecución de cada una de sus muchas acciones o para hacer los ajustes necesarios de cara a 2021. Tareas que cualquiera que escuchara a Ángel Víctor Torres en la rueda de prensa posterior a la reunión –más cerca de las cuatro de la tarde que de las tres– habría dado por descontadas. El presidente del Gobierno de Canarias dio cifras de lo gastado el año pasado en el Reactiva –1.160 millones de euros–, del porcentaje de ejecución del plan –hasta un 96%– y de los millones que vendrán de los fondos de reconstrucción europeos para contribuir a los objetivos del programa. Dio tantas cifras que de hecho dio más de las que los miembros de la comisión de seguimiento pudieron ver en la reunión. Al menos según denunció ayer Coalición Canaria (CC), que es el principal partido de la oposición y, como tal, el que da lustre al pacto que sustenta el Plan Reactiva –el apoyo de las cuatro fuerzas políticas del cuatripartito de las flores se da por descontado y el PP no quiere ni oír hablar de sentarse a la mesa–.

Barragán: “Todo el tiempo se fue en explicar una herramienta; no hubo análisis”

decoration

El enfado en las filas nacionalistas era ayer mayúsculo. En realidad se habían mantenido en ese estado de crispación desde que el lunes terminó la reunión. La mayor parte del mucho tiempo que duró la comisión fue para explicar la aplicación informática que permitirá consultar todo lo relacionado con el Reactiva: el dinero invertido, el destino de la inversión, el responsable político de cada medida... Los firmantes del acuerdo llegaron a la cita para ver el rumbo del plan y acabaron recibiendo una lección sobre las ventajas de la tecnología en el seguimiento de la actuación pública. Hubo algún bostezo, algunas miradas cruzadas y algún vistazo al reloj. Y entre medias el cabreo de Barragán, que él mismo se encargó ayer de dejar muy claro.

El representante de CC aseguró que el Gobierno dio más información a los medios de comunicación en la rueda de prensa que a los firmantes del plan durante la comisión de seguimiento. “Se pone a dar datos que ni siquiera pudimos analizar en la reunión”, afirmó el nacionalista, que calificó el encuentro de “decepcionante” pero que en realidad lo habría querido calificar con alguna palabra de trazo más grueso. “Todo el tiempo se fue en explicar una herramienta de trabajo que se pondrá en marcha en el futuro para que podamos acceder a los datos, no pudimos hacer ningún tipo de análisis”, insistió Barragán.

Sobre los fondos europeos, de los que el Ejecutivo canario aspira a arañar unos 3.600 millones de euros –fundamentales para el éxito del Plan Reactiva–, el portavoz parlamentario aseguró que el Gobierno “no sabe dónde está, esa es nuestra sensación”. Sin embargo, esta crítica se quedó en nada al referirse al tema de la crisis migratoria, que en principio también iba a estar sobre la mesa de la comisión. “Fue lo más grave”, denunció Barragán. “Al hablar de inmigración, el presidente presentó la PNL [Proposición No de Ley] 177, ni siquiera todas las propuestas de resolución, y dijo que a ver si nos poníamos de acuerdo como el Parlamento; ese fue todo el debate, ni siquiera habló de lo que había dicho en el Senado”, aseveró. “Una auténtica vergüenza”, añadió el diputado, que avisó al Gobierno de que prefiere esperar 15 o 20 días más de lo previsto hasta la próxima reunión si eso sirve “para que su equipo se ponga las pilas”. “No estamos para choteos”, sentenció.

Los nacionalistas se quejan de que el Gobierno dio más información a los medios que a ellos

decoration

Barragán aprovechó una serie de preguntas de menor calado durante el pleno para salir al patio del Parlamento y denunciar lo sucedido en la comisión. Pero también hubo críticas dentro. Tanto la presidenta del PP en las Islas, María Australia Navarro, como la diputada de Ciudadanos (Cs) Vidina Espino lamentaron que el Ejecutivo aún no haya hecho efectivas las ayudas directas a pymes y autónomos. “Mire a la cara y a los ojos a las empresas y los autónomos que no pueden más; llevan meses mareando la perdiz con anuncios y más anuncios, el dinero no llega y los negocios siguen cerrando y perdiendo empleo cada día”, se explayó Navarro. “Las ayudas están atrapadas en el tiempo, en una convocatoria eterna para desesperación de empresas y autónomos”, apuntó Espino, una de las diputadas que más referencias literarias o cinematográficas suele emplear. Ayer recordó El día de la marmota –Atrapado en el tiempo en España–, la película de Harold Ramis y Bill Murray que tan bien define la actividad parlamentaria.

Compartir el artículo

stats