Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Estado niega el 84% de las solicitudes del ingreso mínimo vital en Canarias

El Ministerio ha resuelto 43.322 peticiones en las Islas, de las que ha rechazado 36.406 | El Gobierno regional quiere aprobar la renta de ciudadanía a finales de año

Noemí Santana, en su escaño durante un pleno del Parlamento canario. |

Noemí Santana, en su escaño durante un pleno del Parlamento canario. |

El Estado rechaza el 84% de las solicitudes del ingreso mínimo vital en Canarias. Es decir, 84 de cada cien peticiones cursadas desde las Islas, más de ocho de cada diez, acaban en la carpeta de denegadas.

El IMV ha generado fricciones entre los dos socios en el Gobierno central, PSOE y Podemos, desde antes de ponerse en práctica. En concreto entre el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y el vicepresidente Pablo Iglesias. La presión que el líder podemita ejerció sobre Pedro Sánchez hizo posible la aprobación del ingreso mínimo vital antes de lo que le habría gustado a Escrivá. Tras la irrupción de la crisis del coronavirus, Iglesias reclamó en el Consejo de Ministros una ayuda ciudadana que sirviera de puente hasta la aprobación del IMV. El expresidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) no quería medias tintas y apostaba, en cambio, por terminar de proyectar el ingreso mínimo y ponerlo en marcha en dos o tres meses. La disputa se produjo en abril, con la nación confinada, y terminó con una solución salomónica: no habría ayuda puente pero el IMV tendría que empezar a pagarse antes de lo previsto. El 29 de mayo, un Consejo de Ministros extraordinario aprueba el ingreso mínimo para sacar de la pobreza a 1,6 millones de personas en todo el país. Sin embargo, la ayuda no está funcionando, no al menos como debería. Lo han denunciado desde Unidas Podemos y lo corroboran las cifras de Canarias.

Según los últimos datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, correspondientes al cierre de 2020, en el Archipiélago se han resuelto un total de 43.322 expedientes de solicitudes. Pero solo se han aprobado 6.916, un 16%. O lo que es lo mismo: se han denegado 36.406.

Provincias

En la provincia de Santa Cruz de Tenerife ya se han resuelto 18.178 peticiones, de las que 15.109 han sido rechazadas y 3.069, aprobadas. En la demarcación de Las Palmas, los 25.144 expedientes tramitados se han resuelto con 21.297 solicitudes denegadas por solo 3.847 aprobadas. En las islas de la provincia occidental –Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro–, el Estado tumba así el 83% de las peticiones del ingreso mínimo vital. En las islas orientales –Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura–, el porcentaje de solicitudes denegadas es aún mayor y roza el 85% (84,7).

Lo cierto es que el porcentaje de peticiones que terminan en la carpeta de rechazadas es alto en todo el país, pero en la Comunidad Autónoma lo es mucho más. Los funcionarios del Ministerio dirigido por José Luis Escrivá han resuelto en toda España 626.355 expedientes, siempre de acuerdo con los datos publicados por el propio Departamento. De todas estas solicitudes, 466.873 han sido denegadas y 159.482, aceptadas. Así pues, solamente se ha rechazado un 74,5% de las peticiones en el conjunto del Estado, diez puntos menos de las que se han tumbado en las Islas.

El Ejecutivo central ‘tumba’ un mayor porcentaje de expedientes en las Islas que en el país

decoration

En la región hay otros 17.777 expedientes –7.466 de canarios residentes en la provincia tinerfeña y 10.311 de ciudadanos de la demarcación de Las Palmas– que están en proceso de subsanación, la mayor parte porque los solicitantes no adjuntaron toda la documentación requerida. Si no se subsanan las deficiencias y se presentan los documentos que faltan, también acabarán siendo rechazados.

La tardanza en resolver los expedientes, el bajo porcentaje de peticiones aceptadas y las condiciones a cumplir para cobrar el ingreso mínimo –que se concede a la unidad familiar, al hogar, y no al individuo– han dado lugar a críticas de varios Gobiernos autonómicos, sobre todo de los liderados por el PP, y de los partidos de la oposición. Pero también de Unidas Podemos, que ha registrado una batería de enmiendas en el Congreso y reabierto así la disputa entre los dos partidos que apoyan al Gobierno de Pedro Sánchez, socios también en Canarias. La fuerza política morada ha presentado una docena de enmiendas a la ley que regula el IMV “ante la ausencia de respuesta a sus propuestas de mejora en el seno del Gobierno”, denuncian los podemitas.

En las Islas, mientras, el Ejecutivo regional sigue trabajando en su propio IMV, una renta de ciudadanía que espera tener aprobada a finales de este año, según avanzó en diciembre la consejera autonómica de Derechos Sociales, Noemí Santana, en el Parlamento. Una medida clave en un territorio con 280.000 parados y 83.000 asalariados en el limbo de los ERTE.

–partidos de la oposición en las Cortes Generales–

El ingreso mínimo vital (IMV) está siendo objeto de críticas cada vez más duras. Andalucía, donde gobiernan PP y Ciudadanos

“Atasco” en la tramitación


, fue la primera Comunidad Autónoma en denunciar el “atasco” que se está produciendo en la tramitación de los expedientes. Sin embargo, no solo los Ejecutivos y fuerzas políticas ajenas al Gobierno de Pedro Sánchez se han quejado del mal funcionamiento del IMV, sino que Unidas Podemos, socio del PSOE en el Gabinete estatal, también lo ha hecho. Es más, el partido que lidera el vicepresidente Pablo Iglesias ha reabierto la disputa que el ministro José Luis Escrivá y el propio Iglesias protagonizaron en abril. El grupo parlamentario de los podemitas en el Congreso de los Diputados ha registrado una docena de enmiendas a la ley que regula el ingreso mínimo vital después de meses en los que sus propuestas para mejorar la prestación no han sido escuchadas en el seno del Gobierno. “Como Gobierno progresista no podemos permitir que funcione mal”, explicó el partido para justificar sus enmiendas. “El ingreso mínimo vital está llamado a ser la última red de seguridad para las personas más vulnerables”, aseguró. | M.Á.M.

Compartir el artículo

stats