Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Tensión con el Estado

El plan de derivaciones sigue adelante pese al intento de bloqueo de Marlaska

Cada día salen vuelos desde Canarias hacia la Península con decenas de migrantes irregulares | Los traslados no se difunden para evitar crispación de otras regiones

Un cayuco con 58 migrantes subsaharianos llegó ayer a La Restinga, El Hierro. EFE

El plan de derivaciones anunciado esta semana por el Gobierno de España continúa adelante, pese al amago de bloqueo por parte del ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, quien aseguró el martes en el Senado que “ni organiza, ni gestiona ningún tipo de viajes o traslados a la Península” y que las derivaciones se limitan a las personas vulnerables y a las beneficiarias de asilo. El compromiso del Ejecutivo central pasaba por trasladar a la Península a 3.500 migrantes irregulares llegados en patera a las costas canarias. Fuentes del Gobierno regional aseguran que la orden del Ministerio de Migraciones sigue en marcha y que cada día salen vuelos desde las Islas hacia diferentes puntos de la España peninsular con decenas de migrantes, entre los que hay adultos que no están englobados en las condiciones de vulnerabilidad y asilo. Según datos de la Cadena SER, en febrero han salido ya 2.600 migrantes irregulares desde las Islas hacia la Península, por lo que en el Archipiélago solo quedarían 6.000 personas en hoteles, apartamentos y centros de acogida, la mayoría marroquíes y senegaleses.

Los desvíos se completan con las deportaciones a Senegal, Marruecos y Mauritania

decoration

La autorización de Migraciones llegó después de que el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, interviniera en el Senado para alertar sobre la difícil situación por la que atraviesa el Archipiélago al vivir una crisis migratoria, a la vez que se atiende la pandemia de la Covid-19 y sus consecuencias económicas.

Desde el inicio de la emergencia migratoria Marlaska ha negado la existencia de las derivaciones. Estas operaciones nunca se han difundido oficialmente con el objetivo de evitar críticas políticas procedentes de las regiones a las que trasladan a los migrantes. Además, el Ejecutivo considera que ocultando esta información se evita el “efecto llamada” en los países de origen de la migración irregular.

El Gobierno central se comprometió a trasladar a 3.500 migrantes a la Península

decoration

Las derivaciones a la Península autorizadas por el ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, se completan con repatriaciones a Mauritania, Marruecos y Senegal. El martes estaba previsto un primer vuelo con repatriados hacia Dakar, que debía salir desde el aeropuerto de Tenerife Norte, pero finalmente fue cancelado. En diciembre, se reactivaron las devoluciones a Marruecos, con un cupo máximo de 80 personas a la semana, que se reparten en cuatro vuelos. España mantiene desde 2003 un acuerdo con Mauritania por el que este país acepta que se le entregue a cualquier migrante llegado a Canarias, con independencia de su nacionalidad, si ha salido de sus costas o simplemente ha transitado por su territorio.

Llega un cayuco a La Restinga

Un cayuco con 58 inmigrantes subsaharianos a bordo, todos ellos varones, llegó ayer por sus propios medios al puerto de La Restinga, en el sur de El Hierro. Cinco de ellos fueron derivados a centros de salud: dos con fiebre y tres con hipotermia. La embarcación fue detectada muy cerca de la isla, por lo que la Salvamar Adhara se limitó a acompañar a sus ocupantes hasta el muelle, para asegurarse de que no sufrían ningún accidente. Los inmigrantes desembarcaron sobre las 10.45 horas en La Restinga, donde recibieron las primeras asistencias por parte de Cruz Roja y el Servicio Canario de Salud. La primera impresión de los servicios de emergencia apuntaba a que alguno de los varones parecía menor de edad, pero al 112 no le consta por el momento que haya jóvenes de menos de 18 años. | Efe

Compartir el artículo

stats