Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambios en el tablero político de Canarias | Repercusiones en los partidos

NC asiste con recelo a las nuevas alianzas políticas tras la crisis majorera

Los contactos que se celebran a tres bandas en Fuerteventura dejan fuera a la formación | Los nacionalistas no tienen garantías de que Domínguez deje el escaño

El expresidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, tras dimitir de su cargo el jueves. | | LP/DLP

El expresidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, tras dimitir de su cargo el jueves. | | LP/DLP

El nuevo escenario de alianzas políticas abierto tras la dimisión de Blas Acosta como presidente del Cabildo de Fuerteventura deja a Nueva Canarias (NC) fuera de la ecuación. Las conversaciones y contactos a tres bandas que se desarrollan entre AMF, PP y CC –cuyo acuerdo para la Corporación majorera fue presentado ayer– y, por otro lado, entre PSOE, CC y PP no benefician a la formación nacionalista que, de ser determinante para desalojar a Coalición de la presidencia del Cabildo, se queda en la oposición y sin asegurarse aún el escaño en el Parlamento que ocupa Sandra Domínguez (AMF), que se presentó a las elecciones bajo las siglas de NC.

En los últimos días se han vivido momentos de tensión en la formación que preside Román Rodríguez debido a la crisis política majorera. Desde que AMF pidió la dimisión de Alejandro Jorge para posibilitar la censura en el Cabildo –a cambio de no pasar Domínguez a los no adscritos en el Parlamento– hasta ahora, NC se ha visto en la tesitura de mantenerse leal al PSOE por reciprocidad al ser socios en el Gobierno regional. Las presiones ejercidas desde la dirección del partido sobre su consejero en el Cabildo no habían llegado a buen puerto hasta que la renuncia de Acosta ha desactivado la censura y Jorge ha decidido echarse a un lado pero, a la vez, dimitir de su cargo orgánico.

De promover el desalojo de Coalición, NC se va a la oposición y dimite su líder

decoration

Sin embargo, la desconfianza anida entre todos los protagonistas de la crisis majorera, lo que también repercute en el ámbito político autonómico. NC sigue sin fiarse totalmente de que Domínguez deje el escaño incluso si dentro de dos semanas prospera el tripartito promotor de la moción de censura. Los nacionalistas tienen apalabrado el acuerdo y espera que AMF lo respete. Pero es que tampoco Sandra Domínguez se fía de lo que pueda hacer Alejandro Jorge en el pleno que se celebrará el 11 de marzo si se echa para atrás en la renuncia a ser candidato a presidente.

En este lío político NC sale perdiendo tanto en los contactos políticos existentes como en su afán por ser alternativa a Coalición. Ambas formaciones pugnan en el espacio nacionalista y en Fuerteventura NC logró avanzar tras las elecciones de 2019 con la vicepresidencia primera del Cabildo y un escaño en el Parlamento tras su acuerdo electoral con AMF. En menos de dos años pasa a la oposición en la Corporación insular majorera, su presidente insular dimite y el escaño en la Cámara no está garantizado que continúe bajo su control.

Desde NC se reprocha a la formación de Sandra Domínguez que haya incumplido tanto el pacto insular en el Cabildo de Fuerteventura como la alianza electoral de las elecciones autonómicas. La única baza que le queda a la formación nacionalista es que la dirigente majorera finalmente deje el escaño si gobierna en la Corporación insular.

La actitud de la diputada de AMF y la renuncia de Alejandro Jorge tensan al partido

decoration

Este KO en el que han quedado los nacionalistas puede verse agravado en el caso de que fructifiquen los contactos paralelos existentes al pacto oficial presentado ayer. El PSOE majorero se reunirá la próxima semana para determinar su estrategia, pero las conversaciones a varias bandas ya se están desarrollando en un marco en el que las direcciones regionales de los partidos están aún a verlas venir en función de cómo se vayan desarrollando los acontecimientos. Tras la decisión de Alejandro Jorge de dejar la presidencia de NC en Fuerteventura, ahora NC se tendrá que recomponer de forma rápida si quiere evitar quedarse fuera de todas las quinielas. En cualquier caso el objetivo inicial de desalojar a CC de la principal institución majorera para convertirse en una alternativa al nacionalismo imperante hasta ahora ha fracasado porque en las dos fórmulas políticas que se abren Coalición Canaria forma parte de ambas.

La tensión interna vivida por la decisión de Jorge de dimitir de su cargo orgánico deja también a la dirección del partido sin poder controlar al consejero como hasta ahora, ya que si en el pleno que se celebra en dos semanas se echa para atrás se quedaría definitivamente sin el quinto escaño en el Parlamento. El cuatripartito autonómico conserva su mayoría absoluta pese a la salida de Domínguez, pero se queda ajustada a los 36 diputados. El enfado por la actitud de la parlamentaria majorera ha aumentado por su negativa a irse a la misma vez que la renuncia de Alejandro Jorge.

Compartir el artículo

stats