Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Nuevo encontronazo con el Estado

Interior niega información sobre el SIVE por ser materia de seguridad y “secreto”

En una respuesta escrita a Clavijo, el ministerio de Marlaska achaca su mutismo sobre el sistema de vigilancia a que el Gobierno del PP le otorgó esa calificación en 2014

Interior niega información sobre el  SIVE por ser materia de seguridad y “secreto”

Interior niega información sobre el SIVE por ser materia de seguridad y “secreto”

El Ministerio del Interior se ha negado formalmente a dar información sobre el despliegue y funcionamiento del SIVE (Servicio Integral de Vigilancia Exterior) en Canarias al considerar que los datos que se pudieran derivar de la misma podría afectar a la lucha contra el crimen organizado y a ámbitos de la seguridad pública clasificados como ‘secreto’. En una respuesta parlamentaria escrita al senador autonómico de CC, Fernando Clavijo, el departamento que dirige el ministro Fernando Grande-Marlaska señala que esa calificación fue decidida por el Consejo de Ministros en junio de 2014, por tanto durante el primer Gobierno de Mariano Rajoy (PP) y siendo titular de la cartera de Interior Jorge Fernández Díaz.

La respuesta a Clavijo contrasta con el hecho de que el propio Marlaska ha asegurado en distintas ocasiones que su departamento está tratando de ampliar la capacidad del SIVE en Canarias y en concreto las instalaciones de este servicio en Lanzarote tras reconocer que el mismo no estaba funcionando en toda su capacidad teórica desde hacía algunos años.

La pregunta por escrito de Fernando Clavijo a Marlaska

La pregunta por escrito de Fernando Clavijo a Marlaska

El cuestionamiento sobre el funcionamiento del SIVE en el Archipiéalgo se empezó a poner en el debate público durante los meses de mayor oleada de llegada de pateras a Canarias a finales del año pasado, tras constatarse que muchas de ellas no eran detectadas por sus radares y que los migrantes que las ocupaban alcanzaban sin problema las costas y sin que hubiera saltado la alerta.

A raíz de esta situación, el Senado aprobó una moción el 7 de octubre en la que se instaba al Ejecutivo a seguir desplegando una política de recuperación de efectivos, modernización de equipamientos, medios e infraestructuras del SIVE y reforzamiento del control de fronteras y vigilancia de las costas canarias, y que en un plazo no superior a seis meses quedara instalado el sistema electrónico de vigilancia en Lanzarote, cuya ubicación estaba aún por determinar. Tras una primera pregunta de Clavijo sobre esta materia en la que la contestación del Ministerio no respondía a su petición concreta de información, el senador nacionalista insistía a finales del año pasado con la misma pregunta. La sorprendente respuesta acaba de llegar a la Cámara alta.

El pasado día 2, en la última contestación ministerial, además de remitir a una comparecencia de Marlaska en el Senado el 1 de diciembre –donde desgranó todas las medidas que se iban a adoptar para hacer frente a la llegada masiva de inmigración ilegal a las costas canarias– se asegura que “los datos solicitados en relación con el SIVE guardan relación con los medios y procedimientos concretos que forman parte de los ámbitos de Seguridad Pública a los que el Consejo de Ministros otorgó, con carácter genérico, la clasificación de ‘Secreto’ en su reunión del 6 de junio de 2014”. Esa decisión del Gobierno se toma al amparo de la Ley de Secretos Oficiales de 1968 modificada en octubre de 1978.

La respuesta en la que, en el último párrafo, se informa de carácter ‘secreto’ de los datos del SIVE.

La respuesta en la que, en el último párrafo, se informa de carácter ‘secreto’ de los datos del SIVE.

En su intervención en el Senado a la que remite Interior en la respuesta a Clavijo, el ministro Marlaska aseguró que los servicios marítimos de la Guardia Civil habían interceptado el 41 % de las pateras salían hacia España, “salvando la vida de muchas personas”. Ese ministerio ha sostenido siempre que el sistema electrónico de fronteras en Lanzarote no está funcionando en toda su operatividad porque el anterior Gobierno del PP dejó que venciera su contrato de mantenimiento, tal como explicó Marlaska en su momento.

El ministro anunció hace más de dos años, en enero de 2019, mucho antes de la actual crisis migratoria, que se había puesto ya en marcha un expediente para ampliar la capacidad de ese sistema de vigilancia en la Isla con nuevas estaciones, pero que se estaba retrasando por cuestiones administrativas, y que los planes iniciales tuvieron que reformarse después de que el Cabildo informara en contra, por razones de impacto medioambiental, de una de las ubicaciones elegidas.

Compartir el artículo

stats