Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torres ‘recompensa’ a Blas Acosta con la Viceconsejería de Economía

El presidente y secretario general del PSOE evita una difícil votación en la Ejecutiva regional | Aprobada la propuesta al Senado de Santiago Pérez sin votos en contra

Ángel Victor Torres valora el nombramiento de Blas Acosta como viceconsejero de Economía Acfi Press

En 24 horas el expresidente del Cabildo de Fuerteventura, el socialista Blas Acosta, pasó de renunciar a su pugna por un puesto en el Senado a ser elegido viceconsejero de Economía del Gobierno regional avalado por el presidente y secretario general del PSOE, Ángel Víctor Torres. De esta forma el líder socialista recompensaba al dirigente majorero y evitaba una votación en la Ejecutiva regional que solo le iba a acarrear problemas y a poner en solfa su liderazgo. El sector tinerfeño del PSOE logró al mismo tiempo mantener el escaño en la Cámara Alta como era su exigencia desde el principio, en este caso con Santiago Pérez, que fue elegido sin votos en contra por el órgano de dirección socialista y posteriormente ratificado por el Comité Regional. Mañana el pleno del Parlamento votará la propuesta del PSOE.

Torres señaló ayer que ha hablado con Acosta “estos días en varias ocasiones y hemos tomado la decisión mutua”, basada en su experiencia y su capacidad de gestión, de que resultará más útil en el Gobierno de Canarias, precisó. “Le he pedido que me acompañe en el Gobierno y agradezco su experiencia para caminar juntos con el mejor resultado posible”, manifestó el presidente del Ejecutivo a los medios en el acto institucional con motivo del Día de la Mujer.

Preguntado si este nombramiento supone una recompensa a su renuncia al Senado, el presidente dijo que Blas Acosta no necesita ningún premio porque lleva más de 34 años como militante del PSOE, ha ganado elecciones y es un referente para la organización. “Blas Acosta va a trabajar por el bien común, el interés de los ciudadanos y la defensa de las Islas porque esta es la manera de concebir la política de los socialistas en Canarias y así lo han valorado los ciudadanos, con un aumento en el apoyo recibido en las elecciones a las que se ha presentado y por su indudable inteligencia para sacar las cosas adelante”, añadió Torres.

Cuando se inició el debate interno en el partido entre Acosta y Pérez ciertos sectores había lanzado la idea de que al secretario insular del PSOE de Fuerteventura se le estaba buscando un puesto en el Ejecutivo autonómico ante la moción de censura que le habían presentado en el Cabildo majorero CC, PP y AMF. La presión ejercida por Acosta y sus defensores propició que se aplazara hace dos semanas la elección del senador autonómico ya que el cierre de filas de Tenerife con la candidatura de Santiago Pérez impedía un consenso, que era lo que perseguía Torres. Con el paso del tiempo Ferraz tampoco veía con buenos ojos la opción de Acosta, con lo que al final Ángel Víctor Torres ha forzado la entrada del dirigente majorero en el Gobierno para llegar a la Ejecutiva y Comité de ayer con único candidato, evitar votaciones y no crispar aún más los ánimos de los socialistas tinerfeños. Eso sí, antes de irse Acosta hizo pública su carta al secretario general para anunciar su renuncia a pugnar por la plaza en el Senado y arremeter contra aquellos sectores del partido que han realizado lo que denomina “campaña de acoso y descrédito”.

Blas Acosta releva a Almudena Estévez al frente de la Viceconsejería de Economía e Internacionalización. Estévez es una técnica de Fuerteventura que forma parte precisamente de la cuota de la isla majorera en el organigrama del Ejecutivo regional, cuyos cargos son propuestos por el partido en la isla a cuyo frente está Acosta. Según confirmó ayer el propio Torres, está previsto que Almudena Estévez continúe vinculada al Ejecutivo como cargo público o como asesora una vez que el dirigente socialista majorero la reemplace al frente de la Viceconsejería de Economía.

El presidente canario y secretario general del PSOE, Ángel Víctor Torres, presidió la comisión ejecutiva regional, celebrada de forma telemática por vez primera . | | LP/DLP

Sin problemas para Pérez

Torres le busca una salida a Acosta en el Gobierno y cumple con su compromiso con Tenerife de que el escaño en la Cámara Alta por designación autonómica sea para el veterano Santiago Pérez, que regresó como militante del PSOE en diciembre después de varios años fuera del partido tras pugnar por su liderazgo contra el exsecretario general y exvicepresidente José Miguel Pérez. Además de concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de La Laguna, Pérez ha logrado en tres meses también alcanzar un escaño en el Senado, un asiento que no es la primera vez que ocupa.

La propuesta de Santiago Pérez fue avalada por los miembros de la Comisión Ejecutiva Regional sin votos en contra y solo con las tres abstenciones de las Juventudes Socialistas. Posteriormente el Comité Regional ratificó la propuesta elevada por el órgano de dirección.

El nombre de Santiago Pérez salió de La Laguna ya que fue otro lagunero, Pedro Ramos, el que tenía el escaño hasta que renunció por motivos de salud. La dirección insular de Tenerife hizo suya la propuesta y así se pactó con Torres. Sin embargo, la irrupción de Blas Acosta postulándose para el Senado cuando ya se daba por hecha la moción de censura en el Cabildo majorero encendió el debate interno en la formación que, según lamentan varios dirigentes socialistas, se ha prolongado en exceso.

La crispación interna llegó hasta tal punto que incluso hubo sectores del partido que pusieron sobre la mesa la opción de una tercera vía para lograr el consenso y no tener que votar en el órgano de dirección. Se barajaron varios nombres de mujeres de Tenerife, entre ellas Teresa Cruz o María del Cristo Dorta. Pero Tenerife se cerró en banda y no se movía de la propuesta de Santiago Pérez, cuya situación judicial está pendiente de lo que decida el juez una vez que analice las acusaciones que ha vertido sobre él Javier Abreu.

La votación en el Parlamento de los senadores autonómicos se decide con el voto afirmativo de los proponentes y no hay votos en contra sino abstenciones de los grupos que no estén a favor.

Compartir el artículo

stats