Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Podemos persiste en el ‘no’ a designar a Acosta pese a las quejas del PSOE

Noemí Santana defenderá el rechazo al nombramiento del nuevo viceconsejero de Economía, a propuesta de Ángel Víctor Torres, en el Consejo de Gobierno

La consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana.

La consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana.

Podemos persiste en su rechazo a la designación de Blas Acosta, expresidente del Cabildo de Fuerteventura y dirigente insular de los socialistas en esa Isla, como viceconsejero de Economía del Gobierno canario, pese a las quejas del PSOE sobre la intromisión de la formación morada en la autonomía de los partidos del Ejecutivo para elegir a sus representantes. El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Ángel Víctor Torres, y el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, además de secretario insular del partido en Gran Canaria, Sebastián Franquis, han criticado estos días las injerencias de Podemos en la designación de un cargo en el Gobierno que le corresponde al PSOE. Le recuerdan que ellos no se meten en las nominaciones de los partidos del pacto de las flores, compuesto por el PSOE, Podemos, ASG y NC.

Pese a ello, la formación morada sigue manteniendo que la elección de Acosta no es la correcta: desbanca a una mujer, Almudena Estévez, del mismo partido que Acosta en Fuerteventura, sin motivo aparente, aunque va a seguir vinculada al Gobierno; y, sobre todo, hay causas judiciales abiertas contra Acosta. Podemos recuerda que Blas Acosta está encausado en dos casos de presunta corrupción. Tras conocer el nombramiento el lunes, que se hará efectivo en alguno de los próximos consejos de Gobierno, el órgano de Coordinación de Podemos Canarias aprobó el pasado martes mostrar su absoluto rechazo al nombramiento de Acosta por estar encausado en dos casos de presunta corrupción, y se mandató a la representante de la formación morada en el Gobierno, Noemí Santana, a manifestar su oposición en el seno del Ejecutivo de Torres, responsable directo de la designación.

Para Podemos el nombramiento del expresidente del Cabildo de Fuerteventura es “totalmente inadecuado” tanto en la forma como en el fondo, cuando se trata de un pacto que se denomina a sí mismo “de progreso y cambio”. La formación recuerda que en su código ético y en el programa electoral se rechaza frontalmente que personas que tengan causas judiciales abiertas por corrupción ostenten cargos de responsabilidad pública o política.

No obstante, desde Podemos no creen que sea un motivo de ruptura del pacto de las flores, es decir, por esta situación “la sangre no llegará al río”, pero sí quieren alzar la voz para diferenciarse de decisiones que no ven correctas. “El PSOE puede nombrar a quien quiera, pero Podemos puede decir que no le gusta”, aseveran fuentes de la formación morada. Por tanto, Santana, pese a las quejas de sus compañeros del PSOE en el Ejecutivo, manifestará su oposición en el Consejo de Gobierno, sostienen.

Blas Acosta decidió presentarse a la candidatura al Senado cuando conoció la designación de Santiago Pérez, y porque se lo pidieron compañeros de otras Islas, aseveró en su momento. Así se lo trasladó a Ángel Víctor Torres y a partir de ahí se generó un tsunami porque Santiago Pérez, que abandonó el partido hace nueve años y volvió el pasado diciembre, contaba con el apoyo de los socialistas tinerfeños para ser senador autonómico. Acosta decidió renunciar a la candidatura como senador, no sin críticas hacia el trato que le habían dado en la formación en la que milita desde hace 35 años.

Finalmente Santiago Pérez fue elegido senador autonómico en el Parlamento esta semana a propuesta del PSOE, y Torres hizo equilibrios para apaciguar los ánimos internos en el partido incorporando a Acosta en el Gobierno canario, tras dimitir en el Cabildo majorero antes de que se produjera la moción de censura en su contra, y que ha convertido a Sergio Lloret (AMF) como nuevo regidor insular en la isla majorera.

Pero si bien esta designación ha calmado al PSOE, ha abierto una brecha en el seno del pacto cuatripartito.

El pacto de las flores sigue su camino, por ahora, aunque Podemos lo someterá a consulta interna en julio, cuando se cumple la mitad de la legislatura, como estaba previsto al inicio del mandato, y donde votarán solo los inscritos/militantes.

Compartir el artículo

stats