Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Despejados los obstáculos para el nombramiento de Blas Acosta como viceconsejero

El presidente Torres asegura que se trata de un “asunto cerrado” pese a las críticas de Podemos

Blas Acosta

El obstáculo legal que había hasta ahora para el nombramiento del expresidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta, como viceconsejero de Economía del Gobierno regional se terminó de despejar el pasado viernes cuando el pleno de la Corporación majorera tomó conocimiento e hizo efectiva la renuncia de Acosta a su acta de consejero. Desde Presidencia del Gobierno se había alegado que un informe jurídico impedía que el dirigente majorero accediera al cargo autonómico hasta que el pleno no aprobara la renuncia.

Una vez que Acosta se ha desligado del todo del Cabildo de Fuerteventura todo apunta a que en el Consejo de Gobierno que se celebra hoy se le designe definitivamente como viceconsejero, tal y como propuso el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Ángel Víctor Torres. Esta iniciativa del líder socialista levantó ampollas en Podemos, cuya dirección autonómica se ha mostrado en desacuerdo con el nombramiento al menos hasta que se aclare la situación judicial de Acosta, envuelto en dos casos de presunta corrupción, uno de ellos con propuesta de apertura de juicio oral.

Torres aseguró ayer en una entrevista radiofónica que la designación del secretario insular del PSOE de Fuerteventura es un “asunto cerrado”, pese a las reticencias de la formación morada que el presidente y los socialistas se han encargado de enfriar argumentando que cada partido del cuatripartito tiene autonomía para nombrar a sus cargos en el Ejecutivo. Torres reiteró que Acosta cumple con el código ético del PSOE y por eso puede ser nombrado para un cargo público en la Administración autonómica.

Compartir el artículo

stats