Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria

Siete migrantes intentan viajar a la Península en un contenedor de plátano

La actuación evitó que arriesgaran su vida por el frío que se genera en el espacio refrigerado

Siete migrantes intentan viajar a la Península en un contenedor de plátano

Un vídeo divulgado en las redes sociales permite apreciar cómo agentes de la Policía Portuaria y de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional interceptan a, al menos, siete hombres de origen marroquí que se hallaban en el interior de un contenedor refrigerado de plátanos para intentar viajar de forma irregular hasta el puerto de Huelva. En base a la información consultada, los hechos ocurrieron el pasado miércoles en el puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Las personas se hallaban ocultas junto a una de las paredes del contenedor cargado de centenares de cajas de dicha fruta comercializadas por Coplaca.

La intervención de los mencionados agentes evitó que los mencionados varones magrebíes arriesgaran su vida, debido al frío que llega a existir en el interior de dicho espacio en el viaje hasta la Península.

Las fuerzas de seguridad advierten de que los citados contenedores disponen de un motor de gasoil para garantizar que la fruta llegue en buen estado a su destino y que los migrantes no van abrigados de forma suficiente para soportar tan bajas temperaturas durante tanto tiempo.

Además, existe otro riesgo, como es que, debido al ruido del mencionado generador y al tipo de paredes de dichos contenedores, no se escuchen sus llamadas de auxilio desde el exterior en caso de que necesiten pedir ayuda.

El pasado miércoles, en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife, las fuerzas de seguridad interceptaron a 69 magrebíes que querían viajar como polizones en uno de los buques que parten hacia Huelva. Ante los importantes obstáculos que estas personas en situación irregular tienen para viajar a la Península, desde hace algo más de un mes tratan de embarcarse de forma furtiva en los buques que cubren rutas regulares con el continente europeo. Ante esta circunstancia, agentes de la Policía Portuaria, policías nacionales y guardias civiles deben extremar las precauciones para que no entren en contenedores o se escondan bajo los camiones.

Compartir el artículo

stats