El Juzgado de Instrucción número 4 de La Laguna, en funciones de guardia, ha ordenado el ingreso en prisión preventiva incondicional y comunicada de 5 migrantes marroquíes detenidos el pasado martes en el campamento de Las Raíces. Se les imputa la comisión de presuntos delitos de lesiones, riña tumultuaria, desórdenes públicos y atentado a agente de la autoridad.

El pasado martes se produjo una nueva reyerta en la que un grupo de magrebíes y otro de subsaharianos se enfrentaron con todo lo que tenían a mano, desde palos y piedras hasta platos o botellas, entre otras cosas. La riña tumultuaria se inició en el exterior del centro, después hubo lanzamiento de objetos entre el interior y el exterior, para después continuar dentro del antiguo acuartelamiento militar. La gravedad del suceso requirió la intervención de integrantes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional una vez más.

Nuevos enfrentamientos en el Campamento de Las Raíces

Para frenar la batalla campal, dichos agentes antidisturbios llegaron a utilizar sus escopetas para el lanzamiento de pelotas de goma, a la vez que intervinieron con escudos, cascos, chalecos y otros elementos de protección. Al final, hubo ocho detenidos en total y un número indeterminado de heridos. Algunos de los lesionados fueron trasladados por voluntarios y otros fueron atendidos y trasladados por ambulancias del Servicio de Urgencias Canario (SUC).