Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Vendetta' teñida de homofobia

Las declaraciones en el caso ‘reparos’ provoca un ataque homófobo de Viciana, hombre de confianza de Santiago Pérez, a Javier Abreu

Javier Abreu en los juzgados el pasado abril.

Javier Abreu en los juzgados el pasado abril.

La Laguna se ha convertido en el escenario de una dantesca bronca judicial y política. Ha llegado incluso a ataques homófobos de Juan Ignacio Viciana, consejero delegado de la Sociedad Municipal de Viviendas de La Laguna (Muvisa), y hombre de confianza del concejal de Urbanismo y senador autonómico del PSOE, Santiago Pérez, contra Javier Abreu, después de que éste declarara en el caso ‘reparos’. Presiones, mafia o pánico son términos que han saltado a la luz.

Que la realidad supera a la ficción es tan cierto como que nadie se podía imaginar los estragos que está causando en el mundo el Covid-19. En este caso, esta historia enrevesada se centra en un municipio, La laguna, y tiene distintos protagonistas que fueron amigos y compañeros de partido, del PSOE, abogados, funcionarios, adversarios políticos de otras formaciones y un caso judicial por medio. El consejero delegado de la Sociedad Municipal de Viviendas de La Laguna (Muvisa), Juan Ignacio Viciana -hombre de confianza del concejal de Urbanismo de La Laguna por Avante y recuperado por el PSOE hace cuatro meses para ser designado senador autonómico, Santiago Pérez,- vertió comentarios homófobos contra el exprimer teniente de alcalde lagunero Javier Abreu, otro histórico socialista, ya expolítico.

“Un silencio sepulcral inundó la sala en espera de una voz que no terminaba de llegar desde el más allá. Tres, dos, uno… Pero no fue una voz la que apareció sino un pene de gigantescas dimensiones, que ocupaba la pantalla casi completa, con una chica de muy buen ver al fondo”, escribió en un artículo novelado el responsable de la empresa pública dependiente del Ayuntamiento, antes periodista.

Las alusiones homófobas de Viciana se produjeron después de que Abreu declarase como testigo ante el juez César Romero Pamparacuatro, del Juzgado de Instrucción número 1 de La Laguna, tras afirmar en una comparecencia anterior, que dio un giro inesperado a esta historia, que Santiago Pérez -denunciante del caso reparos contra Fernando Clavijo y José Alberto Díaz, de CC- intentó condicionar su declaración en ese procedimiento.

En una pieza separada del caso reparos, Pamparacuatro quiere determinar si Santiago Pérez cometió un presunto delito de obstrucción a la justicia, y preguntó a Javier Abreu si había grabado alguna de esas conversaciones en las que señala que Pérez y su abogada, Sandra Rodríguez, portavoz de la Comisión de Ética del PSOE canario, trataron de influir en su declaración, a lo que Abreu contestó que sí y que estaba buscando el pendrive para entregárselo.

El que fuera teniente de alcalde denuncia que Pérez y su abogada le presionaron

decoration

El objetivo de las presiones, siempre según Abreu, fue que reforzara la denuncia que Santiago Pérez presentó contra los anteriores alcaldes de La Laguna nacionalistas Fernando Clavijo, actual senador autonómico, y José Alberto Díaz, por levantar reparos del interventor municipal para la prórroga de contratos desde 2013 a 2017 de servicios públicos, una práctica legal. Pero Santiago Pérez también incluyó en esta denuncia a Javier Abreu, que fue alcalde accidental durante la época de Clavijo y Díaz, y levantó varios reparos del interventor, según él, primando el bien municipal. Esta denuncia le molestó y decidió hablar de las presiones de los que fueron sus compañeros.

Precisamente al citar el pendrive, Viciana tuvo el dudoso gusto en su artículo de hacer un burla relativa a que podría verse un pene. Javier Abreu ha presentado ya ante el juez el registro de llamadas donde asegura que lo presionaron. Las alusiones al pene, con connotaciones sobre la orientación sexual de Javier Abreu, han sentado mal viniendo además de representantes de partidos progresistas y del hombre de confianza del flamante senador del PSOE.

Llama la atención que siendo un gestor de una importante institución municipal, Viciana haga chanza sobre Abreu por sus llamativas declaraciones contra Pérez en este proceso. Abreu siempre ha sido un hombre con una lengua afilada pero llevaba tiempo retirado. Su comparecencia en la pieza separada de este caso ha vuelto que sea el epicentro de las miradas y que haya desentrañado una especie de telaraña tejida para atacar a CC y, en especial, a Clavijo. Ya lo hizo con el caso grúas que fue desestimado.

Javier Abreu dijo ante el juez que: “Al principio tuve una sensación de agobio, de cierto miedo. Con posterioridad a mi declaración judicial, esa sensación se convirtió en pánico” sobre las presuntas presiones de Santiago Pérez y de Sandra Rodríguez, así como de un alto funcionario del Ayuntamiento.

Viciana escribió en otro artículo tras el revuelo causado por el primero: “Le tengo cariño a Javier Abreu, más allá de todas las que me ha hecho. Jamás me burlaría de su condición sexual ni he hablado nunca de ella. Y le pido disculpas públicamente si en algún momento se sintió ofendido por la parodia”, pero en el pleno municipal de la semana pasada no se disculpó.

Apareció “un pene de gigantescas dimensiones”, escribió Viciana sobre un pendrive

decoration

El último episodio de esta docuserie fue en esa sesión plenaria donde se iba a debatir la reprobación de Viciana a instancias de mociones presentadas por el PP y CC por su actitud homófoba. Fue rocambolesco, por determinarlo de alguna manera, porque las mociones del pleno para reprobar a Viciana fueron retiradas por distintos motivos, pero Santiago Pérez forzó aún así que se debatiera y fue aceptado por el alcalde socialista Luis Yeray Gutiérrez, lo que acabó con graves acusaciones de Pérez contra los ediles de CC, de quienes dijo que “son la mafia”, para luego cargar contra el expresidente del Cabildo, Carlos Alonso –hermano del edil firmante de la moción, Sergio Alonso–, llegando a asegurar que va a acabar en la cárcel de Tenerife II. Al final se aprobó una enmienda neutra donde se reprueba cualquier tipo de ofensa, ataque o insinuación machista o xenófoba.

Compartir el artículo

stats