Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Los dramas en el mar

Jóvenes sanos muertos por deshidratación extrema

Las autopsias revelan que la principal causa de muerte de los migrantes, la mayoría subsaharianos, es la carencia de agua y alimentos

Rescate de migrantes el domingo 11 de marzo en El Hierro.

Rescate de migrantes el domingo 11 de marzo en El Hierro.

Son jóvenes, sanos, principalmente subsaharianos porque las rutas en pateras o cayucos para llegar a las costas canarias son más largas que las marroquíes o se pierden en el mar con escasez de agua y de comida, y suelen fallecer de deshidratación por el duro trayecto. Esta es la principal causa de su muerte porque sus efectos son más rápidos que la desnutrición, por la que también perecen en esos largos e inhumanos días que deben soportar en las embarcaciones, donde el sol acelera estos procesos. El pasado domingo se produjo un nuevo ejemplo de las terribles condiciones que sufren estas personas. El cayuco que llegó al puerto de La Restinga, en El Hierro, traía a 19 personas, tres en estado grave, y cuatro muertos, después de llevar 18 días de navegación, perdidos en el mar. La embarcación salió de Nuakchot (Mauritania) el pasado 24 de marzo con entre 56 y 69 personas a bordo por lo que unos 33 o 46 subsaharianos pudieron morir en el viaje antes de que un pesquero hallara el cayuco. Las cifras bailan a en base a los testimonios de los supervivientes.

“La desnutrición es una causa más lenta de muerte porque se puede estar desnutrido y aguantar mucho tiempo pero la muerte por deshidratación es más rápida”, explica la directora del Instituto de Medicina Legal de Las Palmas, María José Meilán. Según estudios médicos, un 65% del cuerpo es agua y en los niños pequeños la proporción del líquido es mayor, de ahí que sean más sensibles a sufrir procesos de deshidratación. Sin agua o con muy poco líquido se puede durar incluso una semana en condiciones benignas; en situaciones extremas la muerte se acelera.

1 Deshidratación

  • La deshidratación por la carencia de agua, el sol, y la falta de comida que contenga líquidos es la principal causa de la muerte de personas que llegan en pateras y cayucos, en su mayoría jóvenes y sanos.

2 Desnutrición

  • La desnutrición se suma a las causas de fallecimiento en las travesías desde África, aunque más lenta que la deshidratación, que afecta a la función renal y cardiaca lo que provoca un fallo multiorgánico.

En el caso de estos cayucos con tanto tiempo vagando en el mar depende, indica María José Meilán, porque suelen traer algo de agua, también influyen las horas de sol, las reservas propias que tengan estas personas, es decir, todos son factores que pueden alargar o no la vida. Muchos son los síntomas de deshidratación: boca seca, fatiga, debilidad, irritabilidad, mareos, náuseas, vómitos, dolores... La deshidratación aumenta los electrolitos -sodio y potasio- en la sangre y afecta a la función renal y cardiaca y se produce un fallo multiorgánico, siendo la causa de la muerte la parada cardiaca, cuenta la forense.

Las necropsias hechas por Medicina Legal denotan que vienen sin otras patologías

decoration

La necesidad de tomar líquido es tal que muchos de los migrantes deciden beber agua de mar que tiene mucho sodio y potasio y es peor, señala. La pequeña de Mali conocida como Nabody, cuyo intento de reanimación de una parada cardiorespiratoria en el mismo muelle de Arguineguín el pasado marzo por parte de Cruz Roja dio la vuelta al mundo, es uno de estos tristes casos. Posteriormente falleció en el hospital por una parada cardiorespiratoria.

Por su experiencia, pues el Instituto de Medicina Legal de Las Palmas ha realizado entre finales del año pasado y principios de este 35 autopsias a migrantes, el 99% son subsaharianos “jóvenes, sanos, y no tienen otras patologías, tienen llagas , heridas pero eso es normal, pero no le vemos ni traumatismos ni ahogamiento ni otras enfermedades”, subraya Meilán. De hecho, no han tenido ni un caso positivo de Covid. Son personas “que no vienen con enfermedades; son lo mejor de cada casa, los más jóvenes y más fuertes”, incide, porque su proyecto es trabajar en Europa.

Los que sobreviven llegan con llagas o ‘pie de patera’ por la orina y vómito en el fondo del barco

decoration

El Instituto ha intentado identificar a personas fallecidas porque Cruz Roja Internacional les ha mandado fotografías que les han hecho llegar muchos familiares que los están buscando y les dicen fechas de su embarcación, y si no están en el Instituto ni en tierra confirma que se han quedado en el mar. “El trayecto es horrible, la primera patera que llegó el año pasado con 11 muertos, sin ningún superviviente -a finales de agosto-, fue impactante porque estaban en un estado esquelético y deshidratados; llevaban unos 12 días muertos”. Eran todos jóvenes, recuerda. Tan horrible que médicos que atienden en tierra a los supervivientes, entre ellos a menores, los tratan de úlceras potentes o quemaduras derivadas por la inmovilidad del trayecto porque les dan un espacio mínimo. Hacen sus necesidades por la borda o si son niños en el fondo del cayuco donde hay una mezcla de vómito, orina y gasolina, que provoca una enfermedad conocida como pie de patera que puede llegar a la amputación.

Dos migrantes de El Hierro siguen en la UCI 

De los 19 migrantes subsaharianos que fueron trasladados a los hospitales de Tenerife el pasado domingo tras llegar en un cayuco a El Hierro con cuatro muertos a bordo, tras una dura travesía que duró 18 días, se mantienen aún dos varones en la UCI en el Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria y en el Hospital Universitario de Canarias al hallarse en estado grave. Ya se han dado de alta a cinco migrantes en el hospital de La Candelaria donde permanecían ayer en planta otros cinco. En el Hospital Universitario de Canarias seguían dos en las dependencias de la unidad de Medicina Interna y otros dos en Urgencias, a los que se puede dar de alta en breve, según la Consejería de Sanidad. El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, ha anunciado que se va a abrir una investigación para determinar cuántas personas pudieron morir en total en el cayuco hallado el pasado domingo a 120 millas al Sur de El Hierro. La embarcación pudo partir de Nuakchot (Mauritania) el 24 de marzo con entre 56 y 69 personas a bordo y solo llegaron 19 supervivientes y cuatro fallecidos, por tanto, de confirmarse, entre una cuarentena de personas pudieron morir en el trayecto y ser arrojadas al mar. | F. M. 

Compartir el artículo

stats