Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Campamentos de acogida

Migraciones se compromete a realojar a los africanos ‘tirados’ en la calle

La directora general de Inclusión, Maite Pacheco, mantiene un encuentro con la plataforma Somos Red y pacta volver a acoger a los migrantes de “forma excepcional”

Asociaciones sociales de Fuerteventura denuncian las condiciones de los inmigrantes en El Matorral. | | CARLOS DE SAÁ

Asociaciones sociales de Fuerteventura denuncian las condiciones de los inmigrantes en El Matorral. | | CARLOS DE SAÁ

Los migrantes están más cerca de volver a los campamentos. La plataforma ciudadana Somos Red mantuvo ayer una reunión con la directora general de Inclusión y Acción Humanitaria en el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Maite Pacheco, quien se comprometió a readmitir de “forma excepcional” a los migrantes que se encuentran en situación de calle en Canarias. Somos Red calcula que en Gran Canaria podría haber entre 800 y 1.000 personas fuera del sistema de acogida, de los que 300 están siendo atendidos por la plataforma y otros 90 están alojados con familias canarias o en pisos.

Somos Red mostró su preocupación porque la situación de calle de estos chicos podría cronificarse e instaron a Pacheco a que flexibilizara la norma, para que las personas que salieron de los centros entre febrero y marzo sean reingresadas. La directora general aceptó la propuesta, siempre que se trate de algo excepcional. Aunque no fijo una fecha para que sean readmitidos, se comprometió a que sea “lo antes posible”. Por parte de Somos Red acordaron facilitar un listado de las personas que están viviendo en la calle, con el nombre, el NIE y el centro en el que estaban alojadas, para hacer las comprobaciones necesarias para su retorno.

Por otro lado, Pacheco también adquirió el compromiso de crear de forma inmediata un reglamento común de régimen interno para todos los centros de acogida, ya que ahora cada recurso se rige por las normas de la oenegé que lo gestiona. El objetivo es unificar criterios para determinar, entre otras cosas, los motivos por los que se puede expulsar a una persona del campamento.

El Ministerio de Migraciones, adelantó Pacheco en la reunión, está buscando espacios “más amigables” para ofrecer una acogida más integradora a los migrantes. Asimismo, apuntó que la primera fase era responder a la emergencia, para después trabajar en la mejora de los recursos y en la búsqueda de nuevos alojamientos. Desde Somos Red le tendieron la mano para que, tanto ellos como otras organizaciones humanitarias, puedan acceder a los campamentos y trabajar con los migrantes, en aras de hacer más llevadera la estancia de las personas acogidas.

El ministerio aplaude la labor de la plataforma de ayuda a los inmigrantes

decoration

En el encuentro con la directora general, que tuvo lugar en la sede de la Delegación del Gobierno, estuvieron presentes Antonio Santana y Daniel Arencibia, miembros de Somos Red, así como el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, y la subdelegada del Gobierno en Las Palmas, Teresa Mayans. Pacheco entregó una placa a los representantes de Somos Red como reconocimiento y agradecimiento de la labor social que está realizando la plataforma ciudadana en la atención a los migrantes llegados de manera irregular a las costas del Archipiélago.

En los últimos meses, se han registrado conflictos dentro de los establecimientos hoteleros del sur de Gran Canaria y de los macrocampamentos, que han terminado con la expulsión de algunos migrantes. Otros, incluso, han abandonado las instalaciones debido a las malas condiciones en las que se encontraban. Estas personas, que carecen de respaldo sanitario o social alguno por parte de las administraciones, se encuentra ahora malviviendo en barrancos, playas o parques de Las Palmas de Gran Canaria, San Bartolomé de Tirajana y Mogán.

Una de las expulsiones más numerosas fue la que se produjo en el Canarias 50, a finales del mes de febrero, cuando un grupo de 64 migrantes de origen marroquí se vio en la calle y durmiendo en el suelo, frente a la puerta del centro. A estos incidentes se suman el miedo a la deportación y la desesperación que les genera el bloqueo que sufren en los puertos y aeropuertos de Canarias, circunstancias que les empujan a salir de los campamentos de la red humanitaria.

Denuncian carencias en El Matorral


Organiaciones sociales de Fuerteventura denuncian las condiciones en las que viven los migrantes que permanecen en el campamento de El Matorral, donde aseguran que la comida es insuficiente, “no hay personal sanitario permanente y los usuarios solo cuentan con una abogada voluntaria para las gestiones jurídicas”. Asamblea Popular de Fuerteventura, Arenas Marroquí, Acción Social Obrera y Embabia, a través de un portavoz, Cristian Sima, condenan las condiciones de “hambre, frío y hacinamiento” que padecen las personas alojadas en los centros habilitados para ellos. En el caso de El Matorral, añaden la falta de apoyo psicológico y también de conexión a internet, lo que obstaculiza la comunicación con sus familiares en África y exigen la reforma de las instalaciones del antiguo CIE, en régimen abierto, “para que los inmigrantes estén en mejores instalaciones, y no hacinados en carpas”. La organizaciones denuncian la política migratoria del Gobierno de España mque bloquea a los inmigrantes en las Islas y lo señalan como cómplice de la reactivación de los flujos migratorios que cruzan el Atlántico desde finales de 2019 por haber militarizado otras rutas, como la de El Estrecho y Alborán. | Efe

Compartir el artículo

stats