Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva Junta de RTVC se compromete a dejar atrás la conflictividad en el ente

Los candidatos instan al Parlamento a definir el futuro modelo de la televisión | Podemos vota en contra del único aspirante que se decanta por una gestión pública

Francisco Moreno, candidato a director general de RTVC, ayer durante su comparecencia en el Parlamento. | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Los candidatos a la Dirección General y Junta de Control de Radiotelevisión Canaria (RTVC) pasaron ayer el filtro de la comisión de del Parlamento que evaluó su idoneidad. Los grupos votaron a favor o se abstuvieron para dar el plácet a los aspirantes y el único voto en contra fue el de Podemos al candidato propuesto por CC Francisco Pomares. Todos los intervinientes ayer en el Parlamento coincidieron en la necesidad de dejar atrás la conflictividad y la polémica que han rodeado al ente público desde hace años y que impere la transparencia, la legalidad, la vocación de servicio público y el rigor en la gestión.

El administrador único de RTVC, Francisco Moreno, compareció como candidato a director general, puesto que ya ocupó entre 2001 y 2005 y que él mismo recordó como ejemplo del trabajo coordinado que se puede hacer entre los órganos colegiados del ente público con entendimiento, cohesión e independencia de criterios. Moreno cosechó el respaldo de los cuatro grupos que respaldan al Ejecutivo y sí escuchó algunos reproches por parte de la oposición, entre ellos el del diputado de CC, José Alberto Estébanez, el cual aseguró que, de momento, “Francisco Moreno es el candidato del pacto de la flores y no del Parlamento si los grupos que apoyan al Gobierno se empeñan en usar el modelo del rodillo”. La portavoz del grupo Mixto, Vidina Espino, reiteró sus críticas a la gestión de Moreno pero, no obstante, dijo que el ente se encuentra en un “punto de inflexión”, por lo que “ahora tiene la oportunidad de volver a empezar, no desaproveche la oportunidad”.

El todavía administrador único aseveró que siempre ha intentado estar fuera de cualquier órbita que suponga enfrentamiento político o mediático, y reiteró que sus logros siempre han sido fruto del trabajo en equipo y que el servicio público requiere de compromisos colectivos. En relación con las incompatibilidades que marca la ley, Moreno se comprometió a que en el futuro, cuando ya no esté vinculado a RTVC, no trabajará con productoras que tengan contratos o encargos con el ente. Sobre las instalaciones y equipo abogó por una solución “transitoria” con concurrencia que no condicione el modelo que decida la Cámara regional.

Tanto Moreno como la gran mayoría de los candidatos a la Junta de Control señalaron al Parlamento como responsable de la aprobación del nuevo mandato marco que vislumbre el modelo de gestión de la RTVC y si los servicios informativos siguen rigiéndose por un modelo mixto como hasta ahora o pasan íntegramente a manos públicas. Solo Francisco Pomares se decantó personalmente por la gestión pública de los informativos, aunque recalcó que en última instancia es responsabilidad del Parlamento. De este modelo dependen varios asuntos que están pendientes como la situación de la plantilla, el convenio colectivo o la continuidad o no en el futuro de los actuales equipos e instalaciones, que ya se han quedado obsoletos para las necesidades de RTVC.

Jorge Rodríguez, Francisco Pomares, Cristina Vera, Rosi Morera, Alfonso Campoamor, Luz Belinda Giraldo y Carmen Medina confirmaron que ninguno de ellos tiene vínculos ni profesionales ni accionariales con productoras o empresas que tengan relación con RTVC. Carmen Medina y Jorge Rodríguez recalcaron su visión como juristas como elemento determinante para una mejor gestión del ente público con el fin de encauzar los problemas administrativos y de contratación que tiene el grupo. Francisco Pomares, Luz Belinda Giraldo y Rosi Morera hicieron hincapié en sus trayectorias de muchos años vinculada a los medios de comunicación como aval para entrar como miembros de la Junta de Control. Cristina Vera, funcionaria de la Administración autonómica, hizo valer su conocimiento de los procedimientos administrativos para hacerlos más ágiles y efectivos, mientras que Alfonso Campoamor destacó su experiencia en control del gasto público y ha trabajado en puestos como jefe del Servicio Económico de TVE en Canarias, así como en televisiones privadas.

Los grupos políticos mantuvieron unas intervenciones mayoritariamente moderadas con todos los candidatos propuestos y recalcaron la necesidad de abrir una nueva etapa en la RTVC ante los múltiples asuntos y problemas pendientes que arrastra tras 18 meses con un administrador único provisional y sin órgano de control desde la legislatura pasada. Todos los grupos preguntaron a los candidatos si eran conocedores de los retos a los que se enfrenta el ente público, una vez que la Junta de Control comience a funcionar y que se han ido aplazando por la provisionalidad en la que se encuentra. Pero también tanto Francisco Moreno como varios de los candidatos a la Junta puntualizaron que el Parlamento debe cumplir con su labor y que no es otra que aprobar un mandato marco para saber por dónde va a caminar RTVC en los próximos años. Francisco Pomares dijo que “están tardando demasiado” y la jurista Carmen Medina calificó la situación del ente de “compleja” debido a la “falta de control interno”, tal y como ha reflejado la Audiencia de Cuentas en sus informes.

Una vez superada la comisión de idoneidad, el próximo pleno del Parlamento del 11 y 12 de mayo votará a los ocho candidatos en dos votaciones diferentes, una para el director general y otra para los candidatos propuestos a la Junta de Control. En las dos sesiones se requerirá tres quintos en la primera votación y mayoría absoluta en la segunda, por lo que, salvo sorpresas de última hora, la Cámara dará su visto bueno al nuevo órgano de gobierno.

Compartir el artículo

stats