Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gobierno y sindicatos pugnan por elegir al nuevo presidente del CES

Los nombres de Carlos Sierra y Vicente Marrero están sobre la mesa pero no tienen aún el quórum necesario

Puerto de la Luz, en una imagen de archivo

Puerto de la Luz, en una imagen de archivo

La renovación de los miembros del Consejo Económico y Social de Canarias (CES), órgano asesor de la Comunidad Autónoma, y el nombramiento del nuevo presidente provoca diferencias entre el Gobierno y las organizaciones empresariales. Sobre la mesa hay dos candidatos, Carlos Sierra y Vicente Marrero, pero ninguno tiene aún el quórum suficiente para salir elegido a tenor de los apoyos con los que cuentan. La candidatura del primero está avalada por el Gobierno y UGT, sindicato al que está vinculado. Marrero es promovido por la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), que cuenta con el respaldo de la patronal tinerfeña.

El mandato del CES finalizó en diciembre y desde entonces está prorrogado a la espera de que las organizaciones que forman parte del mismo propongan a sus representantes y el Gobierno publique los nombramientos en el Boletín Oficial de Canarias (BOC). Será a partir de ese momento cuando se convocará el pleno, que es el encargado de elegir al presidente del órgano. De los 20 consejeros del CES, seis lo son en representación de las centrales sindicales, otros seis de las organizaciones empresariales, cuatro de las Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Navegación, dos de las asociaciones de consumidores y usuarios y dos expertos de reconocido prestigio en materias económicas, sociales o laborales, designados por el Gobierno de Canarias.

Por la experiencia de anteriores ocasiones, hasta que no se pacte el nombre del presidente el Ejecutivo no da el visto bueno a la renovación del órgano asesor con el fin de evitar divisiones internas entre sus miembros. Sin embargo el pasado reciente del CES ha sido algo turbulento y tanto las organizaciones empresariales como las cámaras y otros representantes del mismo temen que se pueda repetir lo sucedido durante el periodo en el que el recientemente fallecido Fernando Redondo ocupó la presidencia del CES. Redondo estuvo nada menos que casi siete años con el mandato agotado porque el Ejecutivo bloqueó la renovación de los miembros y la crisis económica pasó factura al órgano, cuyo presupuesto lo dejó prácticamente con un funcionamiento bajo mínimos.

En ese momento el Gobierno de Coalición Canaria quiso poner como presidente a José Carlos Naranjo Sintes pero las patronales se negaron y finalmente promovieron a Blas Trujillo que, aunque dirigente socialista, contaba con el visto buenos de los agentes económicos y sociales. Finalmente el Ejecutivo accedió al comprobar que Trujillo aunaba el consenso suficiente.

Trujillo entró como presidente del CES en enero de 2017 pero a mediados del año pasado tuvo que dejar el órgano al ser nombrado consejero de Sanidad del Gobierno canario por el presidente y secretario general del PSOE, Ángel Víctor Torres. Desde entonces ejerce como presidente el secretario general de la patronal de Las Palmas, José Cristóbal García, que era vicepresidente junto a Pedro Martínez, del sindicato UGT.

Propuestas

Desde que empezó el 2021 los miembros del CES están en situación de interinidad y varias de las organizaciones que forman parte del mismo ya han enviado sus propuestas al Ejecutivo. Sin embargo, en las últimas semanas se han disparado los comentarios en torno al nombre del nuevo presidente ya que a la pretensión de la parte socialista del Ejecutivo y UGT de colocar a Carlos Sierra se ha contrapuesto la alternativa de Vicente Marrero por parte de las patronales y las cámaras.

Carlos Sierra es tinerfeño y recibió en 2019 la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, con la categoría de Encomienda con Placa, a propuesta del Ministerio de Educación. Forma parte de la directiva de la Unión Española de Cooperativas de Enseñanza (UECoE) y de Colegios Echeyde. Sierra inició el proyecto de la Cooperativa de Enseñanza Echeyde hace 40 años, inaugurando el primer centro en Santa Cruz de Tenerife en el año 1982; al que seguiría Echeyde II en el barrio lagunero de Geneto en 1987 y el último, hasta la fecha, en Arona en 1993. Está vinculado al sindicato UGT.

Vicente Marrero tiene una larga trayectoria empresarial en el Puerto de la Luz en la empresa Astican, forma parte de la Cámara de Comercio de Gran Canaria, es vicepresidente primero de la patronal de Las Palmas, presidente de la patronal del metal Femepa y también ha estado al frente de la Asociación de Reparaciones Navales y del Clúster Marítimo de Canarias.En 2017 fue designado hijo predilecto de Las Palmas de Gran Canaria.

Hace unos días la junta directiva de la patronal de Las Palmas avaló a Marrero como su propuesta para presidir el CES en un intento de frenar el nombramiento de Carlos Sierra, nombre que ya estaba en boca de todos y que estaba siendo promovido por UGT y contaba con el visto bueno del Ejecutivo. Este nuevo escenario ha interrumpido el proceso de renovación del CES ya que, a día de hoy, ninguno de los dos cuenta con el apoyo de la mayoría del pleno del Consejo.

Fuentes empresariales recuerdan que la elección del presidente del Consejo Económico y Social no es una decisión del Gobierno sino del pleno en el que empresarios y sindicatos tienen la mayoría para inclinar la balanza. Es lo que ocurrió en el anterior mandato cuando los agentes económicos y sociales se opusieron a un candidato que tenía un cariz político excesivo a favor del Ejecutivo, algo que, según estas fuentes, podría suceder con Sierra. Aunque Redondo y Trujillo tuvieron trayectoria política antes de ser presidentes del CES lograron un amplio consenso para presidir el órgano. Antes que ellos también ejercieron de presidentes un catedrático de Universidad como José Luis Rivero o un empresario como Francisco Oramas.

El presidente y vicepresidentes del CES tienen derecho a un sueldo si tienen dedicación exclusiva pero hasta ahora nadie ha utilizado esta prerrogativa.

Compartir el artículo

stats