Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pleno del Parlamento | Política financiera

Canarias se opone al ‘hachazo’ fiscal que Sánchez le ha prometido a Europa

Román Rodríguez ve «genérica e imprecisa» la propuesta tributaria que España ha enviado a Bruselas y rechaza la subida de impuestos: «Estamos en contra»

Román Rodríguez ve «genérica e imprecisa» la propuesta tributaria

Román Rodríguez ve «genérica e imprecisa» la propuesta tributaria María Pisaca

El Gobierno de Canarias no quiere ni oír hablar de subidas de impuestos. Ni va a aumentar la presión fiscal en la Comunidad Autónoma ni va a apoyar que lo haga el Ejecutivo de Pedro Sánchez. En un momento en el que los bolsillos de las familias y las cajas de las empresas isleñas están bajo mínimos, la Consejería de Hacienda es consciente de que las clases media y baja no pueden aportar más dinero a la hucha común. Subir los impuestos en tiempos de crisis es un arma de doble filo, ya que se corre el riesgo de sobrecastigar a los contribuyentes –lastrando así los niveles de consumo– a cambio de un incremento de la recaudación que no justifique el golpe. Por eso el vicepresidente y responsable de la Hacienda regional, Román Rodríguez, adelantó ayer la negativa del Gobierno autonómico al hachazo fiscal que Sánchez le ha prometido a Bruselas. Rodríguez avisó que se opondrá en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) a que el Estado haga lo que la Comunidad Autónoma no está dispuesta a hacer, es decir, a que los canarios paguen más impuestos.

Durante el pleno de ayer en el Parlamento de Canarias, la portavoz del PP en la Cámara, María Australia Navarro, se mostró convencida de que a las Islas, como al resto de España, se les avecina un «infierno tributario». La líder de los populares isleños le pidió al consejero de Hacienda que «actúe» y se niegue en redondo a los planes fiscales del Gobierno central. «Opóngase, defiéndanos», casi gritó Navarro desde su escaño.

Australia Navarro asegura que al Archipiélago se le avecina un «infierno tributario»

decoration

En su primer turno de respuesta, Rodríguez avanzó que el Ejecutivo del Archipiélago no tiene intención alguna ni de subir los impuestos ni de crear nuevos tributos. Es más, el vicepresidente también garantizó que los compromisos de Sánchez con Europa no tendrán «ningún impacto» en la economía canaria. Sin embargo, lo cierto es que el mayor o menor impacto de la hoja de ruta enviada por el Reino de España a Bruselas –el llamado plan de recuperación, condición sine qua non para que lleguen los fondos comunitarios contra la crisis de la covid-19– no depende de la Comunidad Autónoma. Más allá de que en Canarias no pueda haber peaje en las autopistas o de que Madrid ya haya aclarado que no piensa suprimir la modalidad de tributación conjunta en la declaración de la renta –lo que no quita para que el PSOE lleve años estudiando esta posibilidad con el pretexto de que favorecería la incorporación de más mujeres al mercado laboral–, el daño a los hogares y empresas de las Islas es un riesgo latente. No en vano, lo que está claro es el compromiso de recaudar más impuestos que España ha adquirido ante Bruselas, y ya hay ejemplos de esta nueva senda fiscal, sin ir más lejos el de la subida del impuesto sobre las primas de seguros, que le costará a cada familia una media de 30 euros más al año. Por eso Navarro insistió en que no bastan las palabras: «¿Qué piensa hacer usted?», le preguntó a Rodríguez.

El consejero de Hacienda fue esta vez un paso más allá y trató de templar los ánimos de la oposición. El vicepresidente del Gobierno de Canarias repitió que la propuesta «genérica e imprecisa» que Sánchez ha remitido a la Unión Europea «no va a tener impacto» en el Archipiélago, pero en cualquier caso, y «para que quede claro», aseguró que en el Ejecutivo regional están «en contra» de subidas impositivas y que esta será la postura que defenderá ante el CPFF llegado el caso. En este sentido, hay que recordar que empresarios y colectivos de varias comunidades autónomas, entre ellas Madrid, ya han pedido públicamente a sus respectivos Gobiernos que apelen a su autonomía fiscal para evitar el posible hachazo del Estado. No obstante, y tal como recordó Román Rodríguez, cualquier reforma o modificación tributaria se tendrá que decidir en las Cortes, «y ahí nos veremos», advirtió. Y en las Cortes, continuó el consejero, «quienes más impuestos han subido son ustedes», le reprochó a la portavoz del PP en alusión a los Gobiernos de Rajoy.

El consejero de Hacienda anuncia batalla en Madrid para proteger la industria del cine

decoration

En una comparecencia posterior, el vicepresidente y responsable de la Hacienda pública autonómica se refirió en concreto al caso del cine, una industria pujante en la región cuya continuidad se vería amenazada si Canarias pierde sus ventajas fiscales. En el horizonte está la intención de Bruselas de homogeneizar los sistemas tributarios de los Estados miembros, de modo que haya una fiscalidad europea armonizada. Por si fuera poco, el Ministerio de Hacienda sigue sin modificar el REF de las Islas para que las producciones cinematográficas soporten menos impuestos en Canarias que en la Península, el llamado diferencia fiscal. «Lo vamos a pelear, no vamos a bajar la guardia», avisó Rodríguez.

Compartir el artículo

stats