Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las dudas legales sobre el sueldo de un consejero sacuden la política de Lanzarote

CC exige al presidente Torres que aclare la remuneración de Juan Manuel Sosa desde Sanidad

Ángel Víctor Torres junto a Dolores Corujo y Ana Pastor en Teguise.

Ángel Víctor Torres junto a Dolores Corujo y Ana Pastor en Teguise.

La crisis política abierta en el Cabildo de Lanzarote tras la expulsión de Coalición Canaria (CC) de su exportavoz en la Corporación sacude no solo la política conejera sino también la autonómica. Los nacionalistas piden que se aclare la legalidad del sueldo que ha percibido Juan Manuel Sosa desde diciembre de 2019 hasta ahora de la Consejería de Sanidad, ya que el consejero renunció a la portavocía de CC en esa fecha y la formación entiende que esta remuneración es irregular porque incumple la ley de Función Pública. Asimismo, el voto de Sosa era clave para que fructificase una moción de censura de CC y PP a la presidenta socialista Dolores Corujo, por lo que esa opción queda desactivada tras su expulsión al quedar el consejero en condición de no adscrito. Sosa lleva más de un año en la órbita del grupo de gobierno con responsabilidades en materia sanitaria.

Ante la falta de explicaciones por parte de la presidenta insular y del propio consejero, que es médico del Servicio Canario de Salud, los nacionalistas en el Cabildo han decidido remitirle una carta al presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres, para que tome cartas en el asunto y verifique si Juan Manuel Sosa lleva 17 meses cobrando de la Comunidad Autónoma sin que tenga derecho a ello porque no incurre en ninguno de los casos que estipula la ley para que pueda seguir con su sueldo de funcionario, sin ser portavoz del grupo político con el que se presentó a las elecciones. «Lo que desconocemos es si éste [Juan Manuel Sosa] comunicó a Sanidad la pérdida de su condición de portavoz y por tanto el derecho a liberarse, lo cual tampoco le eximiría de responsabilidades, o si, por contra, sí que lo comunicó y entonces las responsabilidades tendrían mayor alcance», explican CC en su misiva.

Los nacionalistas en el Cabildo han decidido remitirle una carta al presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres, para que tome cartas en el asunto

decoration

El artículo 42 de la Ley de Función Pública de Canarias da derecho a los funcionarios de la Comunidad Autónoma que sean elegidos diputados, consejeros insulares o concejales a acceder a la situación de servicios especiales y continuar percibiendo sus haberes de la Administración autonómica. Para ello, en el caso de los cabildos el consejero debe ostentar la condición de portavoz de un grupo, constituido a partir de una lista electoral que haya obtenido más del 20% de los sufragios, o ser portavoz de un grupo constituido a partir de una lista electoral. También si es el único consejero electo de una lista que haya concurrido a las elecciones a los cabildos insulares.

Pero la cuestión de fondo tiene también otro cariz en el siempre convulso escenario político de Lanzarote. Tras la caída del socialista Blas Acosta en el Cabildo de Fuerteventura, tanto Lanzarote como La Palma estaban en el objetivo de los nacionalistas para recuperar las cuotas de poder perdidas en esas islas. En el caso de la Corporación conejera la suma de CC y PP da 12 consejeros, justos los necesarios para que salga adelante una censura a Dolores Corujo, por lo que la captación de Sosa por el PSOE dio al traste con esta posibilidad. Los nacionalistas han intentado que Sosa reconsidere su posición en los últimos meses pero las cosas han llegado a un punto sin retorno entre ambas partes y la expulsión del consejero del partido con el que se presentó a las elecciones deja sin efecto la intención de CC de desalojar al PSOE de la Presidencia del Cabildo. De esta forma, la presidenta insular se blinda ante cualquier censura.

En la relación de delegaciones de área del grupo de gobierno del Cabildo de Lanzarote figura Juan Manuel Sosa Rodríguez como responsable del área de sanidad y planificación sanitaria y, a su vez, figura en el grupo de CC-PNC, algo que acaba de cambiar tras la expulsión decidida por los nacionalistas. Desde CC no se tiene constancia de que haya un decreto presidencial que le haya otorgado una comisión especial de servicios que le libere de su trabajo en Sanidad pero pueda seguir cobrando su salario de la Comunidad Autónoma. Si no hay esta comisión es aplicable el artículo de la ley de Función Pública que menciona CC en su escrito. Sosa renunció por escrito a seguir con la portavocía de los nacionalistas en diciembre de 2019, seis meses después de la constitución del Cabildo tras los comicios.

«Todo es un bulo», asegura el exportavoz


La presidenta del Cabildo de Lanzarote, Dolores Corujo, ha defendido con ahínco en los últimos días a Juan Manuel Sosa de los ataques de Coalición Canaria, formación con la que Sosa se presentó a las elecciones en el puesto cinco de la lista procedente de la formación local San Borondón, con quien los nacionalistas habían llegado a un acuerdo electoral. En unas declaraciones realizadas ayer a la Cadena Ser, Sosa calificó de «bulos» las acusaciones de la formación nacionalista pero también se negó a explicar de dónde proceden sus retribuciones, aunque sí puntualizó que actúa dentro de la legalidad. «Lo desmiento completamente, no he suplantado ni sustituido a nadie -CC le acusa de seguir cobrando como portavoz de CC pese a haber renunciado-, he hecho correctamente mis funciones conforme a la normativa», añadió Sosa, que confirmó estar «liberado» pero no ha aclarado si es por Sanidad o Función Pública: «todo eso se dirá en su momento», añadió, por lo que aseguró que todo lo que se está diciendo es un «bulo». | R.A.D.

Compartir el artículo

stats