Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis migratoria | Sepultura para los fallecidos en la ‘patera fantasma’ de El Hierro

Entierros sin nombre

Tantos días como los que estuvieron perdidos en el mar han tardado en ser sepultados los cuerpos de los migrantes de la ‘patera fantasma’ de El Hierro

Operarios de la funeraria y del cementerio portan los ataúdes con los cadáveres de los migrantes. | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Operarios de la funeraria y del cementerio portan los ataúdes con los cadáveres de los migrantes. | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Los cuerpos de nueve de los 24 inmigrantes que fueron localizados muertos el 26 de abril en un cayuco a un 500 kilómetros de la isla de El Hierro tras 22 días a la deriva , fueron ayer enterrados en el cementerio de Candelaria, en Tenerife, mientras que el resto recibirá sepultura hoy en Santa Cruz, en el camposanto de Santa Lastenia. No ha sido posible identificar a ninguno de los migrantes. 

A primeras horas de la tarde de ayer tuvo lugar el entierro de los primeros nueve cadáveres de los 24 encontrados en el cayuco localizado el pasado 26 de abril a casi 500 kilómetros al suroeste de El Hierro. El acto, desarrollado en el cementerio de Igueste de Candelaria, transcurrió en el más hondo silencio y soledad. Apenas acudieron la alcaldesa del municipio, María Concepción Brito, y el concejal de Relaciones Institucionales, Paco Pinto. Los cuerpos fueron trasladados, de tres en tres, por parte de una funeraria desde el Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife hasta el cementerio en un proceso que se prolongó entre las 14:00 y las 16:30 horas.

«Nosotros consideramos que debíamos estar en el entierro de estas nueve personas, aunque no las conocíamos». «Era una obligación estar por solidaridad», apuntó el representante municipal. El Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias de Cruz Roja envió una corona de flores.

Los cuerpos permanecerán en sus respectivos nichos al menos unos cinco años. A partir de mayo del 2026, en base a la normativa que se aplica en el camposanto, los restos deberán ser exhumados y trasladados a una fosa común.

Nueve de los 24 cadáveres del cayuco se enterraron en Candelaria y 15 lo harán en Santa Cruz

decoration

Es decir, los huesos se meterán en una bolsa y se depositarán en el nicho comunitario. A ese lugar se trasladan también los restos de personas cuyas familias no renuevan el alquiler de la sepultura , ni reclaman un cambio de lugar, de quienes no tienen seres queridos o se han enterrado con cargo a los Servicios Sociales.

Este es justo el destino que la juez de Instrucción de Instrucción número 2 de Arona trató de evitar para estos cadáveres. De ahí que pospusiera la orden de enterramiento para preservar los derechos de las posibles familiares de los fallecidos a reclamarlos. Trató de retrasar lo que ya era irremediable a la espera del resultado de las pruebas de ADN que se realizaron a una persona con domicilio en el País Vasco que afirmaba que uno de los cadáveres podía ser el de su hermano.

Finalmente el Instituto Nacional de Toxicología determinó que no era posible afirmar de forma categórica que fuera así.

El cayuco con los 24 cadáveres llegó al puerto de Los Cristianos el pasado 28 de abril. Debido a esa circunstancia, en condiciones normales, los cuerpos debían haber sido enterrados en el cementerio de Arona, en el paraje de Montaña Frías. Sin embargo, en estos momentos no hay hueco.

Fue la directora general de Relaciones con la Administración de Justicia, Marta Bonnet, quien se puso en contacto con la alcaldesa de Candelaria ya que este municipio dispone de tres cementerios: uno para el casco urbano y tres núcleos poblacionales más, otro en Barranco Hondo y el de Igueste. Este último es el que tenía el mayor número de nichos libres después de que hace una década se llevara a cabo una ampliación. Ahí es donde se dio sepultura a los migrantes. «Se hizo para ayudar y para que estas personas tuvieran un entierro digno», apunta el concejal al tiempo que destaca que esta es la primera vez que este municipio asume un entierro de estas características.

No se ha podido determinar si uno de los cuerpos es el del hermano de un vecino del País Vasco

decoration

El sepelio se pudo efectuar después de que, a lo largo de la mañana, llegaran al Instituto de Medicina Legal los documentos del Juzgado de Arona que autorizaban el entierro.

Esta decisión supone un alivio para el personal del mencionado organismo del Gobierno canario, que, desde hace semanas, había solicitado celeridad al Juzgado, puesto que los cadáveres empezaban a descomponerse, no había espacio para almacenarlos y se generaba un problema de salud pública.

Está previsto que hoy sean inhumados los otros 15 cuerpos en el cementerio de Santa Lastenia, en Santa Cruz. Allí desde hace días están ya se han dispuestos los nichos que los acogerán. Igual que para los de Candelaria solo una fecha los identifica.

Compartir el artículo

stats