Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pleno del Parlamento | Imposible el acuerdo sobre la Radiotelevisión Canaria

La Televisión Canaria rompe la unidad de voto del pacto de Gobierno

PSOE y NC no respaldan a los candidatos que propusieron y que fueron considerados idóneos por todos los partidos del Parlamento salvo Podemos

20

Pleno del Parlamento de Canarias (25/5/21) María Pisaca

La elección de los siete miembros de la Junta de Control de la Radiotelevisión Canaria rompe la unidad de voto de los partidos que sostienen al Gobierno regional. Las cuatro fuerzas políticas del pacto de las flores hicieron de su capa un sayo y cada una fue por su lado: el PSOE se abstuvo, Nueva Canarias (NC) y Podemos votaron en contra y la Agrupación Socialista Gomera (ASG) votó a favor.

Con solo tres votos favorables de los escaños del cuatripartito –los tres de los diputados de la ASG–, el nombramiento de la Junta de Control quedó ayer en el aire. La designación de los integrantes del nuevo órgano de gobierno de la RTVC exige en primera votación el apoyo de un mínimo de tres quintos de la Cámara, es decir, de 42 diputados. Si no se llega a ese número, como ocurrió ayer en el Parlamento, la ley de la RTVC establece un plazo de 24 horas para celebrar una segunda vuelta en la que bastaría con mayoría absoluta –36 votos– para designar a la Junta de Control. Así pues, la Cámara autonómica repetirá hoy la votación, en la que será necesario que parte de los diputados del pacto pase de la abstención al sí para nombrar a la Junta de Control y poner punto final a la interinidad en que la RTVC lleva años sumida.

La consulta de ayer a los 69 parlamentarios –faltó uno– concluyó con 33 votos a favor de Coalición Canaria (CC), el PP y la ASG; ocho votos en contra de Podemos y NC; 27 abstenciones del PSOE y de los dos diputados de Ciudadanos; y una papeleta en blanco. De este modo, uno de los cuatro partidos que apoyan al Gobierno de Ángel Víctor Torres –NC– votó en contra de su propia candidata a la Junta de Control, ya que los parlamentarios deben votar en bloque, esto es, deben decir sí, no o abstención a los siete profesionales, en conjunto, propuestos para el órgano de gobierno de la RTVC. Por eso la comisión de control de la Radiotelevisión Canaria se reúne antes de que la votación llegue al pleno –lo hizo el 26 de abril– para evaluar a los candidatos de los distintos partidos. En ese momento, solo Podemos votó en contra de uno de los profesionales propuestos, en concreto del periodista Francisco Pomares –el único que defiende la gestión cien por cien pública del ente–, con lo que el fin de la interinidad en los órganos de dirección y fiscalización de la RTVC parecía estar cantado.

La abstención de los socialistas obliga hoy a una segunda votación a la Junta de Control de RTVC

decoration

Sin embargo, tanto el PSOE como NC han girado a última hora e impidieron ayer la designación de la Junta de Control. El PSOE por omisión –al abstenerse y no respaldar ni a sus candidatos– y los de Román Rodríguez por acción, al votar en contra después de haber intentando hasta última hora, junto con Podemos, que la Cámara cambiara el sistema de votación. NC y los de Noemí Santana querían que se votara de forma individual a cada candidato en lugar de en bloque, lo que les habría permitido apartar a Pomares, uno de los profesionales propuestos por CC. Como no lo consiguieron, votaron en contra.

Podemos al menos se ha mantenido en la misma posición adoptada en la comisión de control, pero los nacionalistas de NC, que el 26 de abril no se mostraron en contra de ningún profesional, han acabado en el no aun cuando ello ha supuesto votar no también a su propia candidata.

No obstante, la negativa de los escaños de Podemos y NC no habría impedido el nombramiento de la Junta de Control si el PSOE se hubiera mantenido en su idea de votar a favor, lo que sí hizo la ASG de Casimiro Curbelo. El grupo parlamentario del PSOE incluso había mostrado su descontento por el empeño de los de Rodríguez y Santana en cambiar el sistema de voto, lo que obligó a retrasar la consulta –prevista para el pleno celebrado los pasados días 11 y 12– hasta la sesión plenaria de esta semana. «Nos da mucha pena; tanto nadar para ahogarse en la orilla», dijo entonces la portavoz de la bancada socialista, Nayra Alemán. ¿Qué ha pasado? Pues que el PSOE no tiene la seguridad de que el candidato a la dirección general de la RTVC, Francisco Moreno, sea nombrado al menos con el mismo apoyo que la Junta de Control. Algo que hoy, en la segunda vuelta de la votación, sí depende del PSOE, al menos siempre que no haya cambios de parecer.

La ASG de Casimiro Curbelo se mantiene firme y da su apoyo al nuevo órgano de gobierno del ente

decoration

Los parlamentarios también votaron ayer para la dirección general del ente, pero tampoco se logró la mayoría de tres quintos. Hubo 37 votos a favor de Moreno –incluidos los 36 de los diputados del pacto de gobierno, con lo que hubo una papeleta favorable de la oposición–, 31 abstenciones –entre ellas las de escaños de CC y del Partido Popular– y un misterioso voto en contra. Un resultado insuficiente para oficializar la designación de Moreno, pero también un resultado que el PSOE puede manejar en la votación de este miércoles para que el periodista no sea nombrado con menos apoyos que la Junta de Control. Si los demás partidos se mantienen en sus posiciones, basta con que un par de diputados socialistas diga sí para llegar a los 36 y que haya nueva junta en la RTVC con no más votos que Moreno.

Hay que recordar que Moreno renunció en 2015 a uno de los puestos en el entonces Consejo Rector por la politización de los nombramientos, lo que bloqueó la renovación del órgano. Y tampoco fructificó el intento de PSOE y CC, ya en 2018, por cubrir las dos vacantes que había en el consejo, ya que pese a que existía un acuerdo tácito entre partidos, el carácter secreto de la consulta hizo posible la fuga de un voto socialista.

Preguntas destacadas

¿Cuántos votos hacen falta para renovar la RTVC?

  • Los nombramientos de la Junta de Control y del director general de la Radiotelevisión Canaria (RTVC) se llevan a cabo en dos votaciones: una para elegir a los integrantes del órgano de gobierno y fiscalización del ente público autonómico y otra para designar a su responsable ejecutivo. Eso sí, ambas votaciones se repetirán si no hay los votos necesarios en el primer intento. Es necesario que las candidaturas -tanto para la Junta de Control como para la Dirección General- obtengan los votos de al menos tres quintos de los diputados. Si se consigue ese apoyo -el de 42 de los 70 escaños-, la junta y la dirección general son nombrados y se acaba el proceso. Si no es así, como ocurrió ayer, hay que ir a esa segunda votación, en la que basta con mayoría absoluta -más de la mitad de los votos, es decir, un mínimo de 36 de los 70-, para que las candidaturas salgan adelante. Esta segunda votación se celebrará hoy.

¿Quiénes son los candidatos? 

  • Para la Junta de Control, el PSOE propone a Luz Belinda Giraldo, Alfonso Campoamor y Carmen Medina, esta última en consenso con la ASG, mientras CC designa a Francisco Pomares y Cristina Vera; el Partido Popular, a Jorge Rodríguez; y NC, a Rosa Morera. Francisco Moreno es el candidato para la dirección general.

Compartir el artículo

stats