Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Estado se salta el REF y limita a 12,4 millones las deducciones al cine

El Ministerio de Hacienda rechaza ahora que las bonificaciones alcancen el 80% de diferencial fiscal que fija el fuero isleño y reduce el tope en seis millones

Imagen de un rodaje cinematográfico en una de las playas del Archipiélago . | |

Imagen de un rodaje cinematográfico en una de las playas del Archipiélago . | | Andrés Gutiérrez

El Gobierno central tiene intención de fijar en 12,4 millones el tope de deducciones fiscales en el Impuesto de Sociedades (IS) para las producciones audiovisuales realizadas en Canarias, según el principio de acuerdo al que han llegado el Ministerio de Hacienda y el Gobierno regional. Esa cantidad supone incrementar en 7 millones los 5,4 de bonificación con los que cuenta la industria en la actual normativa y con ella se da un giro al diferencial negativo que sufría en el último año respecto a la deducción de hasta 10 millones reconocida para los rodajes en la Península y Baleares, pero representa al mismo tiempo un incumplimiento del artículo 94.1 del REF en el que se establece que el diferencial fiscal en el IS debe ser del 80%. Para alcanzar ese porcentaje de diferencial fiscal reconocido en el fuero isleño, las deducciones deberían ser de hasta 18 millones, cifra sobre la que el Estado no está dispuesto a discutir.

El acuerdo se plasmará en uno de los proyectos de ley de ayudas a la recuperación económica que se tramitan actualmente en el Congreso, o a través de un real decreto urgente y de aplicación inmediata, pero en todo caso antes de que las productoras tengan que presentar la liquidación del IS correspondiente a 2020 antes del 26 de julio para que puedan aplicarse el nuevo tope. Es una de las batallas que la industria audiovisual de las Islas lleva librando desde que en mayo del año pasado una reforma del Impuesto de Sociedades ampliara de forma genérica de 3,4 a 10 millones el tope de deducciones a las producciones cinematográficas, sin modificar paralelamente la parte del REF que fija en 5,4 las aplicables en Canarias.

De esa forma, el diferencial fiscal que mantenía a su favor hasta entonces el cine hecho en Canarias no solo se eliminaba, sino que se tornaba negativo, con lo que ello implica de perjuicio para los proyectos que contaban de antemano con unas deducciones de las que en realidad no se iban a beneficiar, así como para las series y películas que estaban en agenda, muchas de las cuales, o se han trasladado a la Península, o amenazaban con hacerlo en breve.

Desde la mencionada reforma del IS, el Gobierno de Canarias y las productoras isleñas que trabajan con los grandes grupos y plataformas nacionales e internacionales reclamaban la reforma puntual del REF para modificar el tope establecido en su disposición adicional decimocuarta, y apelando para ello al artículo 94,1 del mismo fuero en el que se reconoce para las inversiones en Canarias un diferencial fiscal en el IS del 80 % respecto al resto del Estado.

Las negociaciones entre el Ejecutivo central por un lado, y el Gobierno regional y las productoras isleñas por otro, no han permitido en ningún momento acariciar la posibilidad de que el tope en las deducciones alcanzara los 18 millones, pero si una cantidad que, según fuentes del sector, al menos recuperara para los rodajes en las lslas una ventaja similar a la que se tenía antes de la reforma del IS. Con esos 7 millones de incremento y la recuperación de una ventaja de 2,4 millones respecto de los rodajes en el resto del Estado «volvemos a estar en condiciones de retener y atraer producciones y de ofrecer una ventaja muy interesante para las productoras de cine y las plataformas de TV», aseguran algunos representantes del sector en las Islas. «Es una cantidad mejorable y habrá que seguir trabajando, pero es una buena noticia para las productoras», insisten los representantes de esta industria, que confían en que se apruebe de forma inmediata.

A tiempo

Desde el Gobierno de Canarias, aunque no se confirma la cantidad de bonificación a la parece que está dispuesto a llegar el Ministerio de Hacienda, se reconoce que «se recuperará un diferencial respecto a las producciones en Península y Baleares» y que se aprobará a tiempo, probablemente a través de una enmienda al proyecto de ley por el que se aprueban Medidas de Apoyo al Sector Cultural y de Carácter Tributario para hacer frente al Impacto Económico y Social del Covid-19, cuya ponencia se activará la próximas semana en el Congreso y cuya tramitación urgente concluirá a finales de junio o principios de julio. También se barajan otros proyectos de ley sobre ayudas a la recuperación económica que también devienen de decretos leyes aprobados previamente por el Consejo de Ministros, aunque no se descarta que finalmente se tenga que habilitar un decreto ley específico.

Los negociadores del Gobierno regional justifican el hecho de que no se alcancen los 18 millones de tope que representarían ese diferencial fiscal del 80 % a que se refiere el artículo 94.1 sobre las deducciones en el IS, en que el propio fuero isleño no establece para las producciones cinematográficas porcentaje de bonificación, sino una cantidad concreta, y que «la inercia del pasado hace que se interprete que deba seguir indicando una cantidad». Es así porque en 2014 se puso en la ley que el tope de deducción en Canarias se quedaba en 5,4 millones porque era el diferencial en ese momento, pero no se puntualizó que cada vez que se cambia en la Península hay que modificarlo en Canarias en un 80%. «Si no fuera así, no estaríamos hablando de esto, porque se habría tenido que modificar automáticamente para mantener ese diferencial», aseguran. Esta circunstancia marca una negociación «amplia y compleja». «Es el marco en el que nos podemos mover y tenemos que encontrar un acuerdo», señala el Ejecutivo canario.

Sin embargo, algunas fuentes sostienen que el Gobierno central, a través de la Secretaría de Estado para la Unión Europea, ha hecho una consulta a Bruselas sobre si en este tema prevalece el artículado del REF que regula el porcentaje de diferencial fiscal, y que la respuesta ha sido a favor de esa interpretación. En todo caso, el Ministerio de Hacienda ya dejó clara su posición, a través del grupo socialista en el Congreso, durante el debate de una proposición no de ley de la diputada de CC, Ana Oramas. La iniciativa reclamaba que el diferencial fiscal para los rodajes en las Islas fuera del 80 % y estableciendo un tope de 18 millones en las deducciones, pero el PSOE la enmendó para eliminar estas cifras concretas.

«Atropello escandaloso»

El diputado nacional de NC, Pedro Quevedo, avisó ayer al Gobierno de Pedro Sánchez que «no vamos a aceptar más tiempo el atropello cometido con el sector audiovisual de Canarias», y trasladó el malestar existente en el Parlamento y el Ejecutivo canario, así como en los diputados de las Islas en el Congreso. Durante el debate para la convalidación del Real Decreto Ley 11/2021 sobre Medidas Urgentes para la Defensa del Empleo, la Reactivación Económica y la Protección de los Trabajadores Autónomos, Quevedo expuso que «hemos insistido en que es necesario corregir un agravio con Canarias absolutamente escandaloso, que dura un año y un mes».

Subrayó el nacionalista que «el límite las deducciones de las producciones cinematográficas es un asunto aparentemente menor pero de una gravedad extraordinaria» porque se trata de una industria «que nos ayuda a diversificar la economía canaria, que está sufriendo mucho más que las del resto del Estado por la pandemia y su efecto sobre el turismo». Y defendió que el REF deja claro «que las deducciones en las Islas deben ser del 80 % superior a la del resto del Estado» y que ahora mismo es justo al contrario. «El mundo al revés, el diferencial fiscal no solo no es positivo para Canarias, sino que es negativo, un año y un mes sin que se rectifique», resaltó antes de avisar: «Nosotros no vamos a aceptar este atropello durante más tiempo».

Compartir el artículo

stats