Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Preocupación por la gestión de los fondos europeos: «Están muy verdes»

Partidos, empresarios y sindicatos desconocen los proyectos para captar los recursos de la UE

Reunión de seguimiento del Plan Reactiva Canarias, ayer, en Presidencia del Gobierno, en Las Palmas de Gran Canaria. | ELVIRA URQUIJO A. /EFE

Reunión de seguimiento del Plan Reactiva Canarias, ayer, en Presidencia del Gobierno, en Las Palmas de Gran Canaria. | ELVIRA URQUIJO A. /EFE

Preocupación. La gestión de los fondos europeos Next Generation centró ayer gran parte de la reunión de la mesa de seguimiento del Plan Reactiva Canarias en donde el presidente del Gobierno, Ángel Víctor Torres, explicó a los partidos con representación en el Parlamento, empresarios, sindicatos, cabildos, ayuntamientos, cámaras de comercio y miembros del Tercer Sector, entre otros, cómo se está gestionando el Plan para la Reactivación Social y Económica de Canarias. El presidente de la CEOE de Tenerife, José Carlos Francisco, definió el sentir general: «Lo importante es que va a llegar el dinero», pero la gestión de estos fondos o a qué proyectos se van a destinar «está muy verde». Una forma irónica de describir la complicación que va a suponer para el Gobierno canario la ejecución en plazo y forma de unos recursos europeos vinculados a la transformación verde de Canarias en energías renovables, digitalización o eficiencia energética a través de proyectos privados y públicos.

La impresión, en general, incluso del Ejecutivo, es que falta información sobre el destino de estos fondos europeos, que, cuando lleguen, van a suponer una lluvia de millones que se tendrán que ejecutar sin demora porque Bruselas es exigente en las justificaciones.

Los recursos extraordinarios que vendrán a Canarias procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de los fondos Next Generation alcanzarán entre los 2.000 y 3.000 millones de euros, y del React EU - la otra pata del fondo Next Generation para ayudas directas-, 630 millones de euros. Para gestionarlos, se ha creado la Comisión de Planificación y Gobernanza de los fondos Next Generation -presidida por Ángel Víctor Torres-, y el Comité director de Planes y Programas que gestionará los fondos europeos extraordinarios, bajo la dirección del vicepresidente, Román Rodríguez. Los responsables del Ejecutivo reconocieron en la reunión de ayer “el reto que supondrá la movilización de los ingentes recursos adicionales” y expusieron que están trabajando para poder garantizar, de la manera más eficiente, la ejecución de todos estos recursos.

El Gobierno de Canarias transmitió que los programas incluidos en el Plan Reactiva Canarias para incentivar la recuperación económica de las Islas tras la crisis del coronavirus van a mover en 2021 unos 2.500 millones de euros de fondos públicos, un 66 % más de lo que se habían planificado inicialmente para este ejercicio.

El Plan Reactiva moverá este año 2.500 millones, un 66% más de lo planificado

decoration

El viceconsejero de Presidencia, Antonio Olivera, informó que en este momento, a punto de terminar el primer semestre, ya están en tramitación inversiones y ayudas en la economía canaria por valor de 1.575 millones de euros, ligeramente por encima de lo que se esperaba para el conjunto del ejercicio, 1.500 millones de euros.

El gran impulso adicional al plan en 2021 vendrá de la mano de los fondos europeos, que inyectarán en Canarias unos 1.000 millones adicionales este mismo año, una vez que Bruselas ha dado el visto bueno al plan de España para hacer frente a la recuperación.

Los portavoces de los partidos que sostienen al Ejecutivo, Nayra Alemán (PSOE) y Luis Campos (Nueva Canarias), destacaron la transparencia que perciben en la gestión del Plan Reactiva y valoraron la preocupación del Gobierno por agilizar todo lo posible la tramitación de los fondos.

El PP fue muy taxativo. Australia Navarro, presidenta del Partido Popular, la única formación que se abstuvo en el Plan Reactiva, aseveró que la reunión no pudo ser «más decepcionante» y acusó al Gobierno cuatripartito -PSOE, Podemos , NC y ASG- de «volver a vender humo y a caer en el autobombo».

«El Gobierno de Canarias no ha sido capaz de presentar ni una sola medida concreta que se haya materializado en el último año gracias al plan», criticó Navarro, que sostiene que hasta ahora el Plan Reactiva «no ha servido de nada a las empresas endeudadas hasta las cejas y que se mantienen con respiración asistida gracias a los ERTE y a los créditos ICO». También desde la oposición, la portavoz de Ciudadanos, Vidina Espino, demandó medidas de transparencia más efectivas, como dar entrada a los diferentes grupos parlamentarios en la Comisión de Planificación y Gobernanza de los fondos.

El Gobierno admite la complicación de ejecutar la lluvia de millones que vendrá de Europa

decoration

En el mismo sentido se manifestó el portavoz de CC en el Parlamento, José Miguel Barragán, quien afirmó que «el Gobierno impide que la comisión de seguimiento del Plan Reactiva participe en la cogobernanza para la que fue constituida”

“Vemos que no podemos participar en la selección de los criterios estratégicos para la definición de los proyectos que pudieran intentar acogerse a los fondos europeos”, explicó Barragán.

Los sindicatos también mostraron su preocupación para la gestión de los recursos europeos. CC 00 y UGT piden más personal para ejecutarlos de forma que no se pierda ni un solo euro. En este contexto, consideran que dado el volumen de estos fondos europeos, hay que reforzar el personal público, pero se precisa también de una gestión público-privada, aparte de las cámaras de comercio, para agilizar todo este dinero con las máxima transparencia posible.

Los empresarios celebraron el encuentro pero han pedido documentación para saber cómo se está desarrollando el Plan Reactiva Canarias. «Al menos hay dinero y un reto para gestionarlo», indica el presidente de la CEOE de Tenerife, José Carlos Francisco. Agustín Manrique de Lara, presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), subraya que están dispuestos a «sumar», pero piden un cambio de cultura en la administración pública para que sea más ágil.

Compartir el artículo

stats