Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Carlos Francisco | presidente de la confederación de empresarios de santa cruz de tenerife (ceoe-tenerife)

«Si Madrid no cambia de postura en el REF, habrá un conflicto serio»

José Carlos Francisco.

José Carlos Francisco. ANDRÉS GUTIÉRREZ

José Carlos Francisco Díaz (Santa Cruz, 1960) preside desde 2010 la división tinerfeña de la patronal CEOE. Exconsejero de Hacienda del Ejecutivo regional, el empresario considera que los incumplimientos del REF del Gobierno de Pedro Sánchez no son fruto del desconocimiento, sino de algo más grave

¿Cuántas empresas han cerrado durante la pandemia?

No tenemos una cuantificación. Una de las cosas más difíciles que hay es matar una empresa, porque puede estar mucho tiempo como eso que ahora se llama empresa zombi, es decir, estar aparentemente viva pero condenada a morir en cuanto se le retire la respiración asistida. Claro que han cerrado muchas pymes y muchos autónomos, miles, pero cuando veremos los fallecimientos será cuando la situación se normalice. Hay que tener en cuenta que la caída del PIB en 2020 fue cuatro o cinco veces superior a la del peor año que habíamos tenido en la economía canaria, pero, sin embargo, las consecuencias todavía no son cuatro o cinco veces superiores.

Por la anestesia de las ayudas públicas.

Exacto, por las ayudas, particularmente los créditos ICO y los ERTE, que son un potente anestésico. Lo malo es que ese anestésico hay que pagarlo: los préstamos del ICO hay que devolverlos, y los ERTE se financian con deuda del Estado, que también habrá que pagar. Pero es cierto que los Gobiernos han actuado muy rápido inyectando liquidez y ayudas al sistema lo antes que han podido, y eso ha amortiguado el golpe.

¿Qué cálculos manejan en la CEOE sobre el comportamiento del PIB en 2021 y 2022?

Pensamos que la economía canaria crecerá este año entre un 5 y un 6%. Esto quiere decir que en 2021 recuperaremos una cuarta parte de lo perdido. Y las otras tres cuartas partes no se recuperarán totalmente en 2022. Creemos que la economía no llegará a niveles de 2019 hasta principios de 2023, siempre suponiendo que las nuevas variantes del virus, la brasileña la india o la que sea, no nos hagan volver a restricciones serias.

Dijo usted la semana pasada que el Gobierno central había entendido las especiales necesidades de Canarias en el reparto de los fondos para ayudas directas a empresas. También dijo que, en cambio, no entiende la importancia del Régimen Económico y Fiscal (REF).

Es algo que no sé si será curioso o no, pero es la realidad. Los 1.100 millones para ayudas directas indican que el Gobierno tuvo en cuenta el desempleo, la bajada del PIB o el número de personas en ERTE, que tuvo, en definitiva, la sensibilidad de dar más a la comunidad con la sociedad y la economía más deterioradas. Sin embargo, en los asuntos relacionados con el REF, creo que Madrid no entiende que ese es nuestro fuero, que es lo realmente diferencial que tenemos en Canarias y que viene de muy atrás. Desde los tiempos de los Reyes Católicos hemos tenido un régimen económico y fiscal diferente y favorable, sencillamente porque Canarias es un conjunto de islas alejado del continente, lo que dificulta muchísimo tener niveles de actividad y renta similares. Y ahora esto, que es algo históricamente aceptado, da la impresión de que no se entiende. Lo primero que se pidió fue ampliar en un año el plazo para la materialización de la Reserva para Inversiones en Canarias, la RIC. Esto no suponía ni cambiar el REF ni nada parecido, solo dar a los empresarios y profesionales un plazo de un año para que pudieran invertir, ya que veníamos de un momento en el que no se podía invertir. Pues bien, costó tanto que esto se entendiera, hubo tanta pelea y reunión, que se aprobó unos días antes, a punto del infarto, lo que generó desasosiego sin necesidad alguna. Y el segundo asunto, el de las bonificaciones a las producciones cinematográficas, también es algo relativamente menor. Resulta que se mejoran tanto en la Península que las condiciones son mejores que si se viene a Canarias, y entonces lo que se dice es oiga, vamos a aplicar lo que dice el REF, es decir, que tenemos un 80% más de bonificación. Pues se buscan interpretaciones para no hacerlo y al final se da una salida intermedia: no, mire, ahora vuelve usted a estar mejor. Pero no se trata de eso, no se trata de eso... ¡Que la justificación para no hacerlo es que tiene un coste fiscal de 1,8 millones!

"Madrid no entiende que tocar el REF y no tener sensibilidad con el REF es grave"

decoration

Que es la suma que dejaría de recaudar el Estado si el Gobierno de Pedro Sánchez respetara el diferencial fiscal del 80%.

Es una vez más una falta de sensibilidad con el REF. Madrid no entiende que tocar estas cosas y no tener sensibilidad con estas cosas es muy grave. Así se lo he manifestado al Gobierno en las dos ocasiones en que he tenido la oportunidad de hacerlo, tanto a la ministra de Hacienda como a la de Economía. Es nuestro fuero, y no hay nada que nos duela más que no ser sensibles con estos temas. Insisto: es como si el Gobierno no entendiera el REF.

El plazo para la materialización de la RIC, el diferencial para el cine y también aquella modificación incluida en los fallidos presupuestos estatales para 2020 que fijaba un tipo mínimo en el Impuesto de Sociedades sin tampoco tener en cuenta el REF. Cristóbal Montoro tuvo algún desliz con el fuero canario, pero el actual Ministerio de Hacienda ha dejado patente como ningún otro su desconocimiento del REF.

Fíjese que yo creo que desconocimiento, un desconocimiento del instrumento así en general, no puede ser. No puede ser porque estoy seguro de que nuestras autoridades, en las reuniones que han tenido, se lo han manifestado; no puede ser desconocimiento. Lo que hay, probablemente, es que en el fondo no están de acuerdo.

Eso sería muy grave.

Sí sí, claro... En el fondo, da la impresión de que no están de acuerdo, de que no lo consideran adecuado, no les parece justo o no les parece necesario. Debe ser una cuestión así, pero este es un tema constitucional, está en nuestro Estatuto y tiene cierto paraguas en la Constitución Europea. Parece que se reconocen más especificidades de otras Comunidades Autónomas que de la nuestra.

Pero que el Gobierno central no esté de acuerdo con el REF casa muy mal con las concesiones, sin ninguna razón particular, a otras autonomías.

Y, además, no olvide que la ley manda. Cuando estás en una Administración, a lo mejor hay cosas de una ley que te gustan más y otras que te gustan menos, pero estás en la obligación de aplicar la ley. El tema del REF es uno de los más preocupantes que tenemos, y ponerlo en duda en un momento como este... En fin, es el peor momento para ponerlo en duda.

"Es nuestro fuero, y no hay nada que nos duela más que no ser sensibles con nuestro fuero"

decoration

Hay quienes dicen que ceder es renunciar. Lo recuerdo por esa solución intermedia a la que usted aludía, eso de incrementar las ayudas al cine en las Islas pero sin llegar a respetar el 80% del diferencial.

Entiendo que el Gobierno de Canarias ha intentado negociar o actuar con la mejor voluntad, pero soy partidario de defender nuestra posición al máximo, y si no nos la dan, pues está claro que están incumpliendo. Hay fiscalistas que comentan que bueno, que si el 80% de la ayuda, que si esto, que si aquello... Pero fíjese: la deducción por inversiones era en Canarias un 25% superior a la deducción por inversiones en España, y cuando en España se eliminó, aquí se mantuvo el 25%. No hubo más historias. Si en aquel momento las autoridades españolas no hubieran respetado la letra y el espíritu del REF, a lo mejor aquí también hubieran suprimido la deducción.

Y ante las sospechas de que el Gobierno del Estado no está de acuerdo con el REF, ¿cómo puede Canarias dar un puñetazo sobre la mesa?

Creo que todavía estamos en la fase de no romper. Queda tiempo para el diálogo y queda todavía camino para poner argumentos sobre la mesa y tratar de convencer al Gobierno de lo que significa el REF para los canarios. Ahora bien, estoy seguro de que si no llegamos a un acuerdo y a un cambio de postura, normalmente esto dará a lugar a un conflicto serio, más en las circunstancias en las que estamos. Creo que políticamente es un error iniciar un conflicto con Canarias, porque no hay ninguna necesidad. Es como lo de los 1,8 millones: ¿por 1,8 millones en los presupuestos generales del Estado dice usted que no puede aceptar el 80%?; ¿por 1,8 millones pones en solfa el principal instrumento económico, histórico y estructural que tienen los canarios?

¿Se imagina a Pedro Sánchez o a María Jesús Montero discutiendo con la Generalitat catalana por 1,8 millones?

Bueno, es que no me lo imagino ni con Ceuta y Melilla, que son mas chiquititas.

Vamos, que no entendería usted otra cosa que no fuera un informe unánime y desfavorable del Parlamento de Canarias en su votación de hoy.

Estoy seguro de que el Parlamento hará un informe negativo, aunque hay que recordar que este informe es preceptivo, sí, pero no vinculante. Pero insisto: estoy convencido de que el informe va a ser negativo. Los mismos diputados del PSOE tendrán muchas dificultades para abstenerse, no digo ya para votar a favor. Tendrán muchas dificultades porque estarán un poco entre la disciplina de partido y el compromiso de defender los intereses generales de Canarias. Ante eso, muchos diputados van a tener un problema gordo de conciencia.

Es curioso: Madrid discutiendo el REF y Bruselas incrementando las ayudas de Estado.

Es que a veces en Europa conseguimos algunas sensibilidades que no tenemos en España. Pero es curioso, sí. Creo que Europa ve las cifras, y claro, cuando comprueba que la renta per cápita canaria ha pasado del 99% de la media española a principios de siglo al actual 72%...

Es un drama absoluto.

Un auténtico drama, y entonces Europa dice: o seguimos ayudando a esta gente y permitiendo condiciones especiales o no serán capaces de salir de donde están, entre otras cosas porque también es cierto que la inmigración, no solo la ilegal, sino también la legal, nos tensiona mucho, porque nos sube mucho la población, y aunque el producto suba, la ratio se reduce.

Román Rodríguez ha recuperado el debate sobre el control poblacional. ¿Está usted a favor?

Yo no lo veo bien. Es decir, creo que si nosotros tenemos el derecho a movernos y trabajar en cualquier lugar de la Unión Europea, no podemos negarles a los europeos la misma posibilidad. La respuesta está más bien en mejorar nuestra productividad, en ser más eficientes, en ir hacia actividades de mayor valor añadido. Creo que hay que ir por ahí, y no tanto por limitar la entrada, sobre todo porque una cosa son los inmigrantes ilegales y otra los legales.

¿Y respecto de la inmigración irregular?

El asunto de la inmigración ilegal hay que entenderlo y estudiarlo en términos estratégicos en las relaciones entre España y Marruecos, y tener la experiencia del pasado, cuando muchas veces Marruecos le dio a España la patada en el trasero de Canarias.

¿Tampoco ve aquí la suficiente atención y sensibilidad del Gobierno de PSOE y Podemos en Madrid?

Con el tema de la inmigración nos pasa como con el REF, que no hay una consciencia de que sea tan importante. La reacción en Ceuta y Melilla fue rápida y contundente, pero en Canarias, adonde el año pasado llegaron más de 20.000 personas, pues parece que no pasa nada. Y este año han llegado no menos de 5.000. En 2020 entraron 9.000 africanos en Europa, y solo en Canarias, insisto, más de 20.000. Y ojo, esto no es cuestión de xenofobia. ¿Cuántos pueblos de Canarias hay con más de 20.000 personas? En los años de la pandemia, de las restricciones, de las trabas y de la sustitución de los principios generales para impedir el movimiento de personas, resulta que vamos a recibir 30.000 o 35.000 inmigrantes. Este es un tema estratégico. ¿Alguien piensa que Estados Unidos abre un consulado en el antiguo Sahara español por casualidad? ¿Es casual lo de las minas de Fosbucraa, de las más importantes del mundo y donde, por cierto, trabajaron miles de canarios? ¿Es casual que los acuerdos de pesca eliminen a la flota y a la industria conservera canarias?

"La diarrea legislativa no para, la colitis es cada vez peor y cada vez legislamos más"

decoration

Está abierto el debate sobre la fiscalidad. Pero de la economía sumergida se habla menos.

Medir la economía sumergida es muy complicado. En la CEOE estamos haciendo un estudio junto con el Gobierno de Canarias para una cuantificación aproximada y ver posibles medidas para hacer aflorar buena parte de esa economía sumergida. Estudios anteriores hablan de que en Canarias es superior a las medias española y europea.

Un informe de los sindicatos incluso la cifró en casi un 30% del PIB, aunque aún en la década anterior.

Yo creo que no tanto, creo que 15-18%, que sigue siendo alta, ojo. Tenemos la tendencia a creer que no hay economía sumergida en Europa, y también la hay, seguramente entre un 12 y un 15%. En las Islas estará más hacia el 20 que superándolo, pero a ver qué dice el estudio.

¿Hay un problema de baja productividad?

Somos una economía muy de servicios, y no de servicios financiero o de seguros, sino de servicios tradicionales, donde los salarios son más bajos y la productividad es más baja, y esto nos lastra. Pero a cambio, los servicios son muy intensivos en trabajo, así que no los puedes despreciar en absoluto, porque son los que nos dan de comer y nos dan 800.000 empleos.

Aunque lo cierto es que sí se los desprecia desde un mal enfoque de la diversificación económica.

Siempre digo que nadie, absolutamente nadie, está en desacuerdo con diversificar la economía. Pero hay quienes de lo que hablan no es de diversificar, sino de quitarle un trozo de la tarta a un sector, digamos el turismo, para que se lo coma otro sector, y no, de lo que se trata es de que el trozo del turismo sea igual, o incluso mayor, y de añadir nuevos trozos a la tarta para hacerla más grande.

Hay quien justifica su desprecio al turismo por sus efectos en el medio, por ejemplo.

Vamos a ver, nuestra principal actividad económica, que supone un 35% de todo lo que producimos, ocupa un 3% del territorio. Desde un punto de vista territorial es, por lo tanto, una actividad supereficiente.

Por cierto, en el debate sobre la productividad se menciona poco la productividad en el sector público, cuyo peso en el PIB regional no es precisamente pequeño.

Tenemos un sector público que rozará el 20% de la economía, es un sector muy grande y diverso. En sanidad y educación, es decir, en la prestación de servicios públicos, la productividad no es tan baja. Cuando quitamos educación y sanidad, nos queda la burocracia, y ahí sí tenemos un gran problema de productividad. Aunque mis amigos funcionarios se enfaden, es un problema que está ahí, y no por las personas, sino por el sistema. Y cuando una licencia se retrasa por falta de medios estamos provocando un perjuicio a nuestra economía.

"Estar a finales de 2022 o principios de 2023 como en 2019 es algo que yo firmaría"

decoration

Así que tengo que preguntarle una vez más por el exceso de burocracia.

Va a peor. Dicen que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, pero ahora bien, quién conoce la ley, porque es imposible. No puedes leerte cada año 20.000 páginas del BOE y luego las 14.000 o 15.000 del BOC, es imposible. Lo que hemos llamado la diarrea legislativa no para, la colitis es cada vez peor. Es verdad que hay más consciencia del problema, pero los hechos son tozudos y van por su lado, y lo cierto es que cada vez legislamos más.

¿No hay demasiado optimismo depositado en los fondos extraordinarios europeos?

La salida de cualquier crisis tiene una fase de sostenimiento; una fase de reactivación, que esperamos llegue en septiembre y que va a ser, pese a que mucha gente habla de un boom, paulatina; y una fase de transformación, que es lo que pretende la Unión Europea con los Next Generation. Con esos fondos no se pretende ni el sostenimiento ni la reactivación, sino la transformación hacia una economía mas verde, mas electrificada, más digitalizada... Los grandes fondos no son para nuestros problemas actuales, y eso tiene que quedar muy claro, porque se hace pensar a la gente que España va a recibir 140.000 millones de ayuda. Y no. Los 1.100 millones del Estado para ayudas directas sí son para llegar vivos a la reactivación, al igual que los ERTE y los créditos ICO, pero los Next Generation son para transformar la economía. Estar a finales de 2022 o principios de 2023 como en 2019, y hablo de la economía en su conjunto, es algo que yo firmaría.

Compartir el artículo

stats