Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vía libre a la RTVC para la prórroga del contrato de medios técnicos

El administrador del ente debe convocar un concurso público en el plazo de tres meses

El administrador único de la Radiotelevisión Canaria (RTVC), Francisco Moreno, deberá sacar a concurso público abierto la contratación de los medios técnicos necesarios para la prestación de los servicios de informativos. Pero durante un plazo de tres meses la televisión continuará funcionando con los medios –cámaras, instalaciones...– de la empresa Videoreport, cuyo contrato expira el día 30 de manera improrrogable –ya se ha prorrogado en dos ocasiones–. Transcurrido ese plazo, según el decreto aprobado por el Consejo de Gobierno, el administrador único deberá licitar el contrato de medios técnicos. Eso sí, el adjudicatario debe saber que el acuerdo estará en todo caso supeditado a lo que en el futuro decida el Parlamento sobre el modelo de gestión de la radiotelevisión pública, tal como explicó el portavoz del Ejecutivo autonómico, Julio Pérez, tras la reunión del Consejo de Gobierno. El Ejecutivo regional ha optado por prologar la interinidad en el ente público, es decir, ha tenido que prolongar las medidas adoptadas en 2018 y 2020, para resolver la situación de la RTVC a la espera de que la Cámara decida el modelo de gestión. Se trata de una norma de aplicación hasta la decisión futura que adopte el Parlamento, de ahí que el concurso público que en tres meses tiene que sacar adelante Francisco Moreno estará en todo caso subordinado a esa decisión. Esta última obligación es la mayor novedad respecto de lo estipulado en las prórrogas anteriores .

Hasta la aprobación del mandato marco en la Cámara autonómica, el decreto del Gobierno de Canarias prolonga la capacidad del administrador único para tomar decisiones para el funcionamiento del canal. Hay que recordar que se ha intentado hasta en tres ocasiones designar a los órganos de gobierno de la radiotelevisión pública sin éxito.

El portavoz del Ejecutivo de Canarias explicó ayer tras la reunión extraordinaria del Consejo que la situación que motivó esta norma en 2018 se ha mantenido en el tiempo porque el Parlamento de Canarias no ha decidido el modelo de gestión que quiere para la Televisión Canaria ni ha habido acuerdos para el nombramiento de su órgano de gobierno.

Se trata de una norma «interina», explicó Pérez, que agregó que, entre otras facultades, se permite al administrador único negociar un convenio colectivo con la plantilla, que también sigue entre las tareas pendientes de resolver en el ente autonómico.

Tras tres legislaturas en espera del mandato marco de la RTVC, desde la aprobación de la ley en 2014, el último capítulo de los intentos por nombrar a los órganos de gobierno del ente tuvo lugar el mes pasado en el Parlamento. Ocurrió que el grupo parlamentario socialista acabó por virar su posición y, ya en el pleno, no dio su apoyo a la Junta de Control –no dio apoyo, por tanto, ni a los dos profesionales propuestos por el propio PSOE– bajo la explicación de que el órgano de gobierno de la RTVC habría salido adelante con más votos que el director general, el propio Moreno, que no contaba con el sí de nacionalistas y populares. La diferencia es que la Junta de Control necesitaba los votos del PSOE para salir adelante y la dirección general no necesitaba los de Coalición Canaria y Partido Popular para hacer lo propio.

Compartir el artículo

stats