Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La presencia del buque ‘Rayo’ en el Mar Negro alarma a Rusia

El barco de la Armada, con base en el Arsenal de la capital grancanaria, participa en el mando de unas maniobras de la OTAN

El buque 'Rayo', durante unos ejercicios

El buque 'Rayo', durante unos ejercicios

Las aguas del Mar Negro se han convertido en los últimos meses en un punto caliente después de varios incidentes militares en los que Rusia ha hecho valer su posición de fuerza en la zona ante la presencia de barcos y aviones de otros países. El encontronazo más sonado se produjo hace dos semanas cuando un buque de bandera británica invadió supuestamente aguas territoriales rusas en la península de Crimea y, según Moscú, se vieron obligados a lanzar fuego de advertencia, algo que Londres nunca ha reconocido. Ayer la entrada del buque español Rayo –con base en el Arsenal de la capital grancanaria– en el Mar Negro por unas maniobras de la OTAN ha levantado las suspicacias de Rusia, que ha vuelto a lanzar serias advertencias por estos ejercicios de la Alianza Atlántica.

El buque de acción marítima Rayo partió de su base en la capital grancanaria el pasado 15 de junio rumbo a Cartagena, puerto donde se integró como buque de mando español de la Agrupación Naval Permanente de Medidas contra Minas de la OTAN por un periodo de seis meses. Es la primera vez que un buque de acción marítima con base en Canarias asume la misión de buque de mando de una agrupación de la OTAN, siendo el Rayo el designado para los primeros seis meses y será relevado por su ‘hermano’ Meteoro en los siguientes seis meses, también con base en el Arsenal de Las Palmas de Gran Canaria.

El Rayo, segundo buque de la clase Meteoro, fue construido por Navantia en el astillero de Puerto Real y entregado a la Armada en 2011. Se trata de un patrullero oceánico, encuadrado en el Mando de las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Canarias, caracterizado por ser un buque moderno de altas prestaciones y avanzada tecnología, eficiente y ecológico.

Maniobras mediterráneas

Estas maniobras tienen como escenario principal el Mediterráneo pero también el Mar Negro, una zona que se ha vuelto conflictiva debido a la ocupación de Crimea por Rusia pero también porque el Kremlin acusa a la OTAN de estar suministrando armamento a Ucrania, que vive en la zona fronteriza con la Federación Rusa un conflicto bélico con separatistas respaldados por el régimen de Moscú. Este miércoles el Rayo entró en aguas de Mar Negro como parte de estos ejercicios y Moscú alertó al instante de esta presencia tras los antecedentes provocados por el buque británico de hace dos semanas y otras incursiones de aviones que también han provocado una escalada de tensión militar en la zona.

Hace dos semanas las fuerzas rusas lanzaron fuego de advertencia contra un barco británico

decoration

Según las informaciones que trascendieron este miércoles sobre lo ocurrido, la Armada rusa aseguró que está siguiendo los desplazamientos del buque Rayo después de que este entrase en el Mar Negro para participar en unos ejercicios de las OTAN, según informó el Ministerio de Defensa ruso, una acción que sin embargo España desmiente. «Las fuerzas de la Flota del Mar Negro procedieron a controlar los desplazamientos del buque patrullero Rayo de la Armada española, que el 7 de julio de 2021 entró en aguas del mar Negro», indicó el Ministerio ruso en un comunicado recogido por la agencia de noticias Sputnik.

A principios de junio el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konashénkov, advirtió de que en el marco de esos ejercicios, la Alianza Atlántica suministra armas modernas a Ucrania, que luego se transferirán a las tropas y batallones nacionales que combaten a los separatistas en la región de Donbás, en el este, según recuerda Sputnik. Por su parte, la Alianza Atlántica defiende que «sus buques operan de forma rutinaria en el mar Negro, conforme con el Derecho Internacional, normalmente patrullando las aguas durante dos terceras partes el año» y que este tipo de maniobras, además de mejorar la interoperabilidad buscan «demostrar la presencia y garantizar a los aliados el compromiso marítimo de defensa colectiva».

Moscú advierte que vigila los ejercicios y la ministra Margarita Robles afirma que "no le consta"

decoration

La primera reacción del Gobierno español a este comunicado de Moscú fue de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que tras un acto público celebrada este miércoles, y tras ser cuestionada al respecto, aseguró que «no le consta» esta vigilancia por parte de Moscú al Rayo además de desmentir que se encuentra en aguas controladas por Rusia. «No me consta que esa vigilancia se esté produciendo, no me consta», respondió Robles en declaraciones a los medios tras clausurar las Jornadas de Seguridad y Defensa para las Comisiones de Defensa del Congreso y del Senado.

Las maniobras Sea Breeze comenzaron el pasado 28 de junio y se desarrollarán hasta el 10 de julio. En ellas participan una treintena de países y consisten en ejercicios de guerra anfibia, maniobras terrestres, operaciones de buceo, operaciones de bloqueo marítimo, defensa aérea, integración de operaciones especiales, guerra antisubmarina y búsqueda y rescate. Estas maniobras cuentan con participación de la OTAN desde 1997 y reúnen este año el mayor número de efectivos de su historia con más de 30 países participantes, 5.000 efectivos, 32 barcos, 40 aviones y 18 equipos de operaciones especiales y de buceo.

Rusia observa la maniobra en el Mar Negro de manera cada vez más crítica. En abril de 2021, la flota rusa del Mar Negro llevó a cabo un ejercicio militar inusualmente masivo en Crimea, en el cual, según fuentes rusas, participaron cerca de 10.000 soldados y 40 buques de guerra. Además, Moscú declaró partes del Mar de Negro ante Crimea como zona bloqueada para barcos extranjeros. Es por ello por lo que considera invasión de sus aguas la presencia de buques militares foráneos.

Preguntas destacadas

¿Cuál es la misión del ‘Rayo’ en las maniobras?

Por primera vez un buque de acción marítima con base en Canarias asume un mando en maniobras de la OTAN. Además de la versatilidad del ‘Rayo,‘ también alberga en estos ejercicios equipo adicional para medios contra minas y otro material de apoyo. El buque estará seis meses en el mando español y después será relevado por el ‘Meteoro’, su buque hermano de la Armada.


¿Por qué es conflictiva la zona del Mar Negro?

Desde la anexión de la península de Crimea por parte de Rusia, que no está reconocida por la comunidad internacional, las maniobras Sea Breeze cobraron un nuevo significado para Kiev. Con Crimea, la Marina ucraniana perdió su base y varios barcos. Desde entonces Rusia vigila las aguas del Mar Negro y no permite que barcos militares de la OTAN entren en parte de sus aguas.


¿Qué otros países participan en los ejercicios?

Además de EEUU, Ucrania y España, el ejercicio reúne a efectivos procedentes de Marruecos, Albania, Australia, Brasil, Bulgaria, Canadá, Dinamarca, Egipto, Estonia, Francia, Georgia, Grecia, Israel, Italia, Japón, Letonia, Lituania, Moldavia, Noruega, Pakistán, Polonia, Rumanía, Senegal, Corea, Suecia, Túnez, Turquía, Emiratos Árabes y Reino Unido.

Compartir el artículo

stats