Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hacienda constata el error de Madrid que le cuesta a Canarias 840 millones

La consejería convocará una mesa de economistas y técnicos del Istac para ver el alcance de la sobrestimación del PIB y elevar sus argumentos al Estado

Paseantes por la zona comercial de Triana, en la capital grancanaria. | | JC. GUERRA

Paseantes por la zona comercial de Triana, en la capital grancanaria. | | JC. GUERRA

En la Consejería de Hacienda del Gobierno de Canarias ven «robusto», «serio» y «muy riguroso» el estudio de Domingo Jesús Lorenzo Díaz, profesor de Economía Aplicada y Métodos Cuantitativos de la Universidad de La Laguna, que revela que Madrid viene inflando el Producto Interior Bruto (PIB) del Archipiélago al sumarle más impuestos de los debidos. Una sobrevaloración de la riqueza regional que es mucho más que un mero apunte estadístico. Tanto que la Comunidad Autónoma perdió alrededor de 840 millones de euros de los fondos europeos entre 2014 y 2020 porque el Estado incluyó 1.835 millones de más en el PIB de Canarias. Es decir, porque en la información que el Estado trasladó a Bruselas las Islas aparecían como un territorio más rico de lo que en realidad son.

Como la Unión Europea da más dinero a las regiones más pobres, al Archipiélago le tocaron así menos fondos de los que debieron tocarle. En la consejería dirigida por Román Rodríguez ya están analizando el estudio de Lorenzo Díaz –en el que colaboraron los también profesores universitarios Eugenio Díaz Fariña, Juan José Díaz Hernández y Encarnación Teresa Esparza– y van a convocar una mesa de expertos para ver el alcance de la sobrestimación del PIB y elevar sus conclusiones al Comité Interterritorial de Estadística. No obstante, el viceconsejero de Hacienda, Fermín Delgado, explicó ayer que es «evidente» que Madrid viene calculando el PIB canario como el de las restantes comunidades, es decir, sin tener en cuenta que aquí los impuestos son más bajos que en el resto del país. «Es evidente que se hace [el cálculo del Producto Interior Bruto] por prorrateo, así que está inflado en la imposición indirecta», detalló.

Delgado expuso que en la consejería recibieron la investigación del profesor universitario, quien también es técnico del Instituto Canario de Estadística (Istac), antes de que este diario publicara ayer sus conclusiones. El viceconsejero está preparando un encuentro entre Lorenzo Díaz y el propio Román Rodríguez para conocer el estudio en detalle, una cita que en principio tendrá lugar en los próximos días. En cualquier caso, el número dos de la Consejería de Hacienda ya ha analizado el trabajo del experto en Economía Aplicada y de sus tres colaboradores y hay una conclusión que no admite discusión: el Instituto Nacional de Estadística prorratea los impuestos sobre la producción, esto es, los reparte de manera proporcional entre las 17 autonomías sin tener en cuenta que en Canarias se pagan menos impuestos en virtud de su Régimen Económico y Fiscal (REF).

El PIB, el indicador macroeconómico por excelencia, es la suma de lo producido en un año por las empresas y los trabajadores y de los impuestos –en concreto de los impuestos indirectos– que se aplican sobre esa producción. En el caso de la Península y Baleares, el gran impuesto indirecto es el IVA, mientras que en Canarias es el IGIC. El tipo general del IVA es el 21%, y el del IGIC es el 7%, tres veces menos. Por eso la recaudación es muy inferior en las Islas, algo que el INE pasa por alto a la hora de prorratear los impuestos en cada uno de los PIB regionales. Dicho de otro modo: hace tabla rasa y trata al Archipiélago como si aquí también se aplicara el IVA. Madrid vuelve así a ignorar el REF, que es el fuero de las Islas y el instrumento que, al amparo de Bruselas, permite a la Comunidad Autónoma disfrutar de un sistema fiscal y tributario que compensa su insularidad y, sobre todo, su lejanía del continente. «Está inflado [el PIB regional] respecto de nuestra imposición indirecta», reconoce Delgado, que puntualiza que se abre ahora un debate que «no es político, sino técnico».

El viceconsejero avanzó que Hacienda va a poner en marcha una comisión de economistas y técnicos del Istac para ver el alcance de la sobrestimación del PIB, aunar argumentos y llegar a una postura común. Luego se trasladarán las conclusiones a la Comisión Interterritorial de Estadística, que es el órgano encargado de velar por la coordinación, la cooperación y la homogeneización entre el Estado y las autonomías en materia estadística. «Se trata de generar un consenso para poder elevarlo a los organismos pertinentes y poder decir oiga, lo justo sería esto, no el prorrateo», agregó Fermín Delgado, que precisó que deben también estudiarse los posibles efectos negativos de revisar a la baja el PIB.

El PIB, la clave en ayudas, subvenciones, fondos...

El PIB no es un indicador más: es el indicador macroeconómico por antonomasia. La investigación de Domingo Jesús Lorenzo Díaz expone que si el Estado no hubiera sobredimensionado el peso de los impuestos en el PIB autonómico en 1.835 millones, Canarias habría sido considerada como región en desarrollo en el reparto de los fondos europeos para el período 2014-2020, lo que le habría reportado unos 840 millones más de los que en realidad recibió, un 70% más. Sin embargo, esos 1.835 millones elevaron de forma artificial el PIB del Archipiélago hasta el 77,7% de la media europea, con lo que las Islas fueron consideradas región en transición. Sin esos 1.835 millones, el PIB se habría quedado en el 74,6% de la media comunitaria, es decir, por debajo del 75% que separa a los territorios en desarrollo de los territorios en transición. El PIB -o el PIB per cápita, su principal derivada- son la vara de medir de la riqueza de una población y la herramienta que determina las mayores o menores ayudas, subvenciones o fondos que recibe una región, de ahí la importancia de que la estadística sea lo más fiel posible a la realidad. | M.Á.M.


Compartir el artículo

stats