UNICEF España ha reclamado este miércoles un plan de contingencia para atender a los menores inmigrantes que llegan a la frontera sur de Europa, que es España, y que lo hacen a través de Andalucía, Ceuta, Melilla y Canarias, con el fin de evitar saturar el sistema y dar una atención adecuada a los niños y niñas. Este plan, entienden, se debe enmarcar en la Estrategia Nacional para la protección e integración social de los Niños y Niñas Migrantes no Acompañados y Jóvenes Extutelados.

Así lo pone de manifiesto el informe realizado por UNICEF, 'Canarias: niños y niñas migrantes en una de las rutas más peligrosas del mundo', investigación llevada a cabo en la primera quincena de junio en las islas de Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura donde han visitado 27 centros, de los que 18 son de protección de infancia, y además se han entrevistado con responsables de ministerios, Policía Nacional, fiscalías de menores, defensorías del pueblo, Delegación del Gobierno, personal de centros, entidades de sociedad civil, así como con menores y extutelados.

Este informe se ha realizado después de la crisis migratoria que ha afectado a Canarias en la que desde 2019 han llegado unas 32.500 personas al archipiélago (alrededor de 2.600 en 2019 y 23.000 en 2020), de los que unos 7.000 han arribado a las costas canarias entre enero y junio de 2021 --entre ellos unos 713 menores--, lo que supone un aumento del 700 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.

Además, actualmente Canarias tiene 2.528 menores tutelados, 188 han abandonado y 132 han sido trasladados a otras comunidades; mientras 416 menores de 16 años han sido escolarizados en el curso 2020-2021.

Por ello, el especialista en Migraciones y miembro electo del Comité ONU de protección de los derechos de los trabajadores migratorios y sus familias para el período 2022-2025, Pablo Ceriani, ha subrayado que ante una crisis humanitaria de estas características el modelo "es insuficiente, inadecuado e ineficaz", quedando los menores "desprotegidos".

A lo que ha agregado, durante la presentación del informe, que así "no es posible que ni Canarias ni ninguna otra comunidad puede responder sola a una situación de estas características".

Es, por ello, que la especialista en Migraciones de UNICEF España y miembro del equipo de investigación, Sara Collantes, ha urgido la necesidad de activar un plan de contingencia para asegurar una respuesta planificada, oportuna y efectiva con la que dar una atención y acogida adecuada a las personas y familias con niños que llegan a España en el marco de una crisis humanitaria migratoria.

En este sentido, ha expuesto que el plan debería incluir, entre otras cosas, la habilitación y adecuación de recursos permanentes de acogida inmediata en los diferentes puntos de llegada de la frontera sur, que cumplan todos los estándares internacionales, europeos y nacionales, incluyendo lo establecido en las normativas sobre Protección Jurídica del Menor y de Protección Integral a la Infancia y Adolescencia frente a la Violencia.

Asimismo, consideran necesario la identificación previa de otros recursos adicionales de acogida, en coordinación con las diferentes autoridades para poder movilizarlos en cortos espacios de tiempo para hacer frente a grandes volúmenes de llegadas; fortalecer la coordinación entre todos los ministerios que intervienen en una contingencia migratoria para "asegurar una respuesta oportuna, coherente y complementaria", así como la inclusión de un protocolo para garantizar una atención humanitaria en los puntos de entrada con enfoque de infancia.

También solicitan que se active un principio de corresponsabilidad y un mecanismo nacional de derivación en el que se produzca una respuesta articulada entre todas las administraciones públicas garantizando los traslados a otras comunidades, ya que Collantes ha puntualizado que "sin un mecanismo de derivación y traslado hoy por hoy ninguna" de las comunidades puede dar una "respuesta adecuada" de acuerdo a los derechos de la infancia.

Asimismo consideró necesario que haya especialistas de infancia en los puntos de entrada terrestre y equipos multidisciplinares para una primera evaluación, además de dotar a la Policía Nacional y la Fiscalía de Menores, entre otros, con los recursos necesarios para desempeñar sus funciones.

Centros y acogida

Por su parte, el experto en Migraciones Pablo Ceriani ha puesto de manifiesto las diferencias existentes en los centros de acogida de menores en Canarias entre los que son de emergencias y los que no, observando en estos últimos que existen proyectos multidisciplinares, que promueven la escolarización, mientras que en los de emergencias se prolonga la estancia --más del 85 por ciento de los niños en esos centros está a la espera de la determinación de la edad--, pocos acuden a formación, se produce una convivencia más difícil "con casos de violencia" entre chicos, hacia los trabajadores o deterioro de la salud mental de niños y niñas.

A ello suma que mientras en algunos centros se han podido tramitar traslados para reunificación familiar, en centros de emergencia "no se ha logrado" eso, entre otras cuestiones.

En cuanto a la acogida familiar de menores inmigrantes, Pablo Ceriani ha indicado que en Canarias hubo más de 200 niños en acogimiento familiar en 2020 pero entre migrantes y no migrantes, aunque ha afirmado que se ha constatado un incremento de niños no acompañados a medidas de acogida, sobre todo en menores, considerando que "quizás el reto sea en mayores de 12 años".

En relación con ello, ha admitido que hay una "preocupación importantísima" en cuanto al acceso a pisos y trabajos de extutelados, algo que dijo se les ha expuesto a los representantes de las administraciones, al tiempo que destacó el "importante trabajo" que se realiza en este sentido desde las políticas municipales.

Finalmente, desde UNICEF se ha pedido el traslado urgente de niños no acompañados desde Ceuta y Canarias a la península, una vez se evalúe su interés superior, después de la llegada de más de 1.000 niños no acompañados a Ceuta en mayo, poniendo el sistema de protección de la ciudad "ante un reto inasumible".